Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Gala del Centenario y acto de colación en la sede Pergamino de la Unnoba

La Unnoba realizó la entrega de diplomas a egresados. (LA OPINION) La Unnoba realizó la entrega de diplomas a egresados. (LA OPINION)

Se concretó la celebración de los 100 años de la Reforma Universitaria. Egresados de distintas carreras recibieron su diploma y hubo un concierto a cargo del Cuarteto de Cuerdas de la casa de estudios y músicos invitados.


El pasado viernes, en el auditorio “Atahualpa Yupanqui” de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (Unnoba), se concretó la Gala del Centenario de la Reforma Universitaria y el acto académico de colación de grado en el que egresados de distintas carreras recibieron su diploma.
La actividad se inició con la actuación del Cuarteto de Cuerdas de la universidad, que con músicos invitados, interpretó las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi, en un espectáculo que captó la atención de los presentes.
Luego del concierto, los discursos estuvieron a cargo de Jorge Elustondo, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires, y Guillermo Tamarit, rector de la Unnoba.
En sus consideraciones, el ministro Elustondo se refirió al Centenario de la Reforma Universitaria y señaló que fue un acontecimiento que marcó la historia de la educación superior en Argentina. También hizo hincapié en el rol de las universidades y resaltó la articulación con el sistema científico-tecnológico.
En referencia a la casa de altos estudios resaltó la vinculación con la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la Provincia de Buenos Aires y alentó el desarrollo de líneas de trabajo que cooperen con los procesos de desarrollo regional, a partir de fortalecer la alianza existente entre educación, ciencia y tecnología en beneficio de la sociedad.
“Estamos participando de este acto a 100 años de la Reforma Universitaria, un acontecimiento del que tenemos que nutrirnos”, señaló Elustondo. Y prosiguió: “Seguramente aquellos jóvenes de 1918 eran producto de sueños que tienen que ver con nuestra realidad, con nuestro pasado, nuestro futuro y con la educación en la universidad pública”.
En sus reflexiones, el funcionario hizo mención a la relación de la ciencia y la política y sostuvo que “producto de aquel sueño reformista y del legado de quienes lo continuaron, hubo un momento del país en el que se comprendió que la ciencia no podía estar disociada de la política, porque son los decisores políticos los responsables de asignar los recursos, observar las demandas, las carencias y dar respuesta y para eso deben nutrirse del saber y el conocimiento”.
En el mismo sentido y con la mirada en el presente reflexionó: “En un momento tan complejo como el que estamos viviendo tenemos que inspirarnos en los 100 años de la Reforma Universitaria porque quienes generaron ese movimiento pudieron ver más allá y hoy somos nosotros y las generaciones que siguen quienes debemos continuar en ese camino”.
“La Unnoba es testimonio de la continuidad de las mejores tradiciones de la universidad reformista y hoy es orgullo de los habitantes de la región. Me consta que todos los intendentes del noroeste de la provincia de Buenos Aires reconocen en esta zona a esta universidad como un faro”, manifestó Elustondo.

La Reforma, un legado
En la continuidad del acto, el rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit, consideró que el Centenario de la Reforma Universitaria tiene “una dimensión de compromiso” y convoca a una reflexión sobre “tradiciones que se han construido en la universidad pública argentina, pero no solo para observarlas sino fundamentalmente para proyectarlas e identificar cuáles son los desafíos”.
“Los reformistas de 1918 plantearon incorporar el sentido democrático al propio proceso universitario y romper el dogma dando lugar a que la Universidad fuera el ámbito de la ciencia”, describió Tamarit y opinó que en estos dos aspectos la Reforma tiene una actualidad que se debe honrar y profundizar.
En este sentido destacó la riqueza del debate que se está dando hacia el interior de las universidades.
En otro tramo de su discurso planteó tres dimensiones sobre las cuales los universitarios deben reflexionar como agentes del cambio social: “En primer lugar, la pobreza, convivimos con niveles de pobreza que son una vergüenza para cualquier sociedad que se precie de tener un sistema básico de solidaridad. Por eso nuestros esfuerzos deben ponerse al servicio de resolver esta cuestión. En segundo lugar, las cuestiones de género y diversidad sobre las cuales tenemos que asumir un compromiso mayor porque siguen generándose situaciones de discriminación. La tercera cuestión es el trabajo y cómo su rol va cambiando. Seguramente quienes tengan mejores posibilidades de acceder a estudios, van a tener mejores posibilidades laborales, pero el trabajo no solo tiene que ver con el ingreso, sino que quienes efectivamente quieran participar en la sociedad van a tener en el binomio educación- trabajo, la posibilidad cierta de poder hacerlo”.
Sobre el final de su mensaje agradeció a los familiares de los graduados de la Unnoba a los que calificó como “socios en una tarea que renueva en cada uno el compromiso con la educación, porque sin ella y sus valores, difícilmente el conjunto de los argentinos pueda participar de los desafíos que vienen”.

Entrega de diplomas
Luego de los discursos, el rector de la Unnoba tomó juramento a los graduados que recibieron su título universitario de mano de autoridades. En esta oportunidad recibieron sus diplomas graduados de distintas carreras que dicta la Unnoba en cada una de sus unidades académicas.
La nómina de graduados la conformaron: Mariana Celli de Pergamino (contadora pública); Lucía Ana Curti de Pergamino (licenciada en Genética); Daniela Giammaría de San Nicolás (licenciado en Diseño de Indumentaria y Textil); Giorgia Ferrari (contadora pública); Anabella Verónica Martínez de Pergamino (contadora pública); Demis Cristian Pacioni de Colón (licenciado en Administración); Mariano Rolando Prieto de Pergamino (licenciado en Lengua y Literatura-ciclo de licenciatura); Marina Lullían Rodríguez de Trenque Lauquen (analista de sistemas); Carina Aluztiza de Colón (licenciado en Lengua y Literatura-ciclo de licenciatura); Evelina Luján Aquilano de Pergamino (contadora pública); Iván Bulubasich de Pergamino (contador público); María Romina Cavaleri de Pergamino (contadora pública), Julián Augusto Larrañaga de Pergamino (ingeniero agrónomo); María Soledad Pelonara de Coronel Suárez (contadora pública); Gonzalo Quiroz de Santa Fe (contador público), Lucía Scaramuzza de Pergamino (licenciada en Administración); Marlene Thomas de Pergamino (técnica en Diseño de Indumentaria y Textil); Ivone Bamonde de Arrecifes (contadora pública y técnica universitaria en Gestión de Pymes); Agustina Nicoleno de Junín (contadora pública) y Mariela Leticia Suárez de Córdoba (ingeniera agrónoma).