Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Habrá una junta de expertos para determinar la calidad del agua

Carlos Villafuerte Ruzo, juez federal a cargo de la causa. (INFOJUSTICIA) Carlos Villafuerte Ruzo, juez federal a cargo de la causa. (INFOJUSTICIA)

El juez Carlos Villafuerte Ruzo convocará a técnicos y científicos que dieron sus conclusiones sobre las muestras de los barrios Villa Alicia y La Guarida, para que debatan y eventualmente se pongan de acuerdo sobre si el agua es apta o no para consumo humano. Será el 3 de mayo en el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional.


El Juzgado Federal Nº 2 de San Nicolás, a cargo del doctor Carlos Villafuerte Ruzo, tiene en sus manos el tema más sensible del momento para los pergaminenses: si el agua de los barrios Villa Alicia y La Guarida, supuestamente afectada por productos fitosanitarios utilizados para la fumigación de campos aledaños, son aptas para consumo humano Y en virtud de las resoluciones emitidas hasta el momento, la causa posee más incertidumbres que certezas.

Mientras tanto el Juzgado ordenó medidas precautorias, basándose en análisis de agua y suelo realizado por organismos nacionales como Inta y Conicet que dan cuenta de una contaminación del agua en niveles altos y en consecuencia no apta para consumo. Otros estudios, en este caso de la Autoridad de Agua (ADA) de la Provincia de Buenos Aires, hablan de niveles tolerables según la legislación nacional y por lo tanto concluyen en que la misma agua es apta para uso humano.

Surge entonces, como punto de debate y discusión científica, la real aptitud del agua para consumo humano en el intento de determinar y arribar a una conclusión que arroje mayor certeza acerca de la condición, calidad y salubridad del agua que se suministra a la sociedad en general. En tal sentido, el Juzgado estableció el agotamiento de todas las instancias administrativas y judiciales para desarrollar la cantidad de estudios necesarios para la determinación de un mayor rigor científico, en la utilización y consumo de ese elemento esencial. Considera que es el camino científico el que permitirá establecer los parámetros adecuados en beneficio de la salud pública y sin compromiso a las condiciones de la misma.

También -sostiene el Juzgado según fuentes consultadas por LA OPINION- debe repararse que los parámetros señalados por el Inta Balcarce, el Intec perteneciente al Conicet y el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional, junto con la declaración testimonial del doctor Damián Marino, no son similares a los que da cuenta el informe de la ADA, efectuándose distintas interpretaciones en cuanto a la determinación de la aptitud o no del agua para el consumo humano. No obstante las distintas voces, para el Juzgado no se ha configurado un panorama científico incierto ya que son válidos por sus argumentos y el respeto a las normas procesales los informes de las entidades nacionales, por lo que se impone la profundización de la discusión entre expertos con el fin de lograr la armonización de los métodos utilizados en cada uno de los estudios analizados, y una conclusión luego de los debates.

Por ello, el Juzgado Federal Nº 2 de San Nicolás dispuso la realización de una Junta de Expertos, a celebrarse el 3 de mayo con los científicos que el tribunal convocará oportunamente, en la sede del Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional, detallándose previamente los puntos de discusión a elucidar en el curso de la misma.

En ese cónclave el juez buscará las certezas que hoy le faltan. Los diferentes técnicos y científicos que dieron sus dictámenes con respecto a la condición del agua analizada expondrán sus argumentos y la expectativa de máxima es que haya un acuerdo en los criterios para determinar los parámetros por los cuales se considera que una muestra de agua es o no apta para consumo humano.

Mientras tanto

Con todo, mientras no haya conclusiones contundentes, es deber velar por la salud de la población y en tal sentido se expidió el Juzgado en su última resolución, emitida el pasado miércoles. “No existe ausencia de información, en tanto se encuentran agregados los informes de organismos nacionales y provinciales cuyas conclusiones provocarán un debate científico que logrará finalmente clarificar aspectos que hasta el momento no están del todo definidos, todo lo cual no puede utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en beneficio de la salud pública”, sostuvo la fuente judicial.

Con relación a las medidas de protección que le fueron ordenadas al Municipio, el Juzgado dice que si bien pretenden afrontar en su integridad la situación del faltante de agua, requieren para su instrumentación un tiempo prudencial de realización y que en ese periodo, además de haber asignado agua en la Escuela Nº 52 y el Jardín de Infantes del barrio Villa Alicia, no se ha abastecido a algunos sectores de los barrios en cuestión el agua potable requerida. Por eso en su última resolución le solicita al Departamento Ejecutivo –con carácter de urgente y a la mayor brevedad- le suministre agua potable a los residentes de los barrios afectados, con especial consideración de aquellas personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad que a la fecha no reciban suministro de agua de red.

El intendente Javier Martínez, el mismo miércoles en que se conoció la resolución del Juzgado, confirmó que se estaban cumpliendo los puntos exigidos, con excepción de la llegada de la red de agua a un sector puntual, pero que cuyas obras estaban en vías de licitación.

Viaggio Espresso