Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Hace más de tres meses que no hay alumbrado público en un sector de la zona sur

El sector de la ruta Nº 8 entre Ernesto Illia y Barrancas del Paraná, sin alumbrado desde diciembre. (LA OPINION) El sector de la ruta Nº 8 entre Ernesto Illia y Barrancas del Paraná, sin alumbrado desde diciembre. (LA OPINION)

Por el vecino Juan Mirón 


Hola vecinos, acá estoy de nuevo después de un tiempo de ausencia, escribiendo algunas líneas para los amigos de LA OPINION que, muy generosamente, me brindan un espacio para que pueda contarles lo que voy viendo a mi paso por la ciudad. Y no es que ande todo el día de acá para allá, pero con lo que recorro por mis actividades me alcanza y sobra para encontrar “perlitas” para narrárselas a los lectores.
En las últimas semanas, por ejemplo, anduve mucho por la zona sur y me encontré con la desagradable sorpresa de que un amplio sector se encuentra sin alumbrado público. Concretamente observé este problema en el tramo de la ruta Nº 8 entre avenida Ernesto Illia y Barrancas del Paraná. Primero pensé que era un inconveniente momentáneo, pero pasaban las noches y andar por ahí era como entrar a la boca de un lobo.
Por eso me puse a hacer algunas averiguaciones entre gente del lugar que observa a diario el desarrollo de la zona, y mientras ponderaban los avances en las obras de la avenida Liniers me aseguraban que la falta de iluminación en esa zona de la ruta Nº 8 data desde la tormenta de viento del 22 de diciembre. En aquella oportunidad, como se recordará, hubo un viento terrible que derribó árboles robustos, postes del tendido eléctrico y hasta provocó voladura de techos. Además el fenómeno fue tan dañino que hizo salir de servicio a muchos pozos de bombeo por lo que prácticamente toda la ciudad estuvo sin agua durante varias horas.
Claramente que era imposible restablecer todos los servicios en un día; ni siquiera una semana, o extendámonos hasta un mes, o dos meses. Pero ya se cumplieron tres meses y el alumbrado en ese sector, si se me permite la licencia, brilla por su ausencia.
Por eso algunos habitúes del bar de la estación de servicio que está en la zona, con los que suelo departir un cortado a media mañana, ponen el grito en el cielo al recordar que por las noches ese sector de la ciudad está totalmente a oscuras.
“Tres meses hermano, tres meses hace que no tenemos alumbrado en la ruta”, se quejó un comerciante del lugar cuando le pregunté cuánto hacía que estaban con ese problema. Y apuntó, con ironía, contra la Cooperativa Eléctrica: “A lo mejor los muchachos de la Cooperativa no están ganando bien y no se motivan para venir a arreglarnos este problema”, dijo.
Ahí vi que la cosa venía con bronca y traté de ponerle paños fríos, pero el hombre estaba convencido de que la Cooperativa tiene abandonado a ese sector. “Además de este problema del alumbrado, tenemos el inconveniente de que cada vez que cae una gota o se levanta un poco de viento se corta la luz. No creo que eso suceda en otros lugares de la ciudad. Acá parece que somos de segunda, pero la boleta bien que llega a tiempo”, se quejó el hombre.
En fin, hay motivos para que los vecinos de los barrios Mariano Moreno, Malvinas Argentinas, Santa Julia y los complejos Luis Sandrini, 104 Viviendas, Procrear y el nuevo de las 148 Viviendas, se quejen por la falta de alumbrado desde hace más de tres meses en el sector de la ruta Nº 8 por el cual se ingresa a esos barrios.
Esperemos unos días más para ver si, al fin, le solucionan este problema a la gente de la zona sur. Yo hago votos para que así sea, y prometo darlo a conocer apenas suceda.