Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Hoy se celebra en el país el Día del Kinesiólogo

Un grupo de profesionales de diferentes ciudades del Distrito participaron de una capacitación en San Nicolás.  (COLEGIO DE KINESIOLOGOS) Un grupo de profesionales de diferentes ciudades del Distrito participaron de una capacitación en San Nicolás. (COLEGIO DE KINESIOLOGOS)

Carina Asmit abordó la impronta que las nuevas autoridades le darán al trabajo gremial que desarrolla el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires para mejorar la situación de los 550 matriculados adheridos.


Hoy, como en cada 13 de abril, se celebra en nuestro país el Día del Kinesiólogo.
La efeméride fue instaurada contemplando que el 13 de abril de 1937 se creó la primera escuela de Kinesiología en el ámbito universitario. Por medio del decreto Nº 8.648, en 1950 se decidió agregar esta fecha en honor a los profesionales de la Kinesiología.

Estudio del movimiento
La palabra Kinesiología según su definición etimológica se refiere al estudio del movimiento. Más precisamente se trata del estudio científico del movimiento humano. El kinesiólogo es especialista en el mantenimiento de la capacidad fisiológica del individuo y la prevención de sus alteraciones, interviene en la recuperación y rehabilitación, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos de naturaleza física. La aplicación de sus conocimientos puede tener un uso terapéutico, preventivo, o de alto rendimiento.
Su accionar hoy en día abarca muchas especialidades, por ejemplo, Kinesiología Deportiva, Psicomotricidad y Neurodesarrollo, Kinesiología Intensivista, Geriatría, Auditoría Kinésica, Traumatología y Ortopedia, Kinesiología Pediátrica, Cardiopulmonar, vestibular y otras.

Delegación VI
En Pergamino y la zona los profesionales son representados por la delegación regional VI del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires, ubicada en Moreno 316 que, por su carácter de regional, incluye a Arrecifes, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Chacabuco, Colón, General Arenales, Junín, Lincoln, Leandro N. Alem, Pergamino, Ramallo, Rojas, Salto, San Nicolás y San Pedro.
Desde enero las nuevas autoridades del Distrito VI son la licenciada Carina Asmit (delegada regional), el licenciado Javier Gómez (Junín) y la licenciada María Belén Linguido (revisora de cuentas).
En diálogo con LA OPINION, Carina Asmit contó sobre la impronta que las nuevas autoridades le darán al trabajo gremial que desarrolla el Colegio para mejorar la situación de los 550 matriculados adheridos.

Más matriculados
En primer término, Asmit hizo referencia al significativo crecimiento en número de matriculados que se registran. “La cantidad de profesionales ha aumentado notablemente en toda la provincia de Buenos Aires y se espera una camada importante en los próximos dos años ya que contamos con referentes en las universidades que nos anotician sobre la significativa cantidad de jóvenes que están eligiendo esta profesión”, afirmó Asmit.

“Año de cambios”
Varias son las cuestiones que los delegados actuales buscan impulsar con el fin de mejorar la situación de los profesionales. Afirmando que “será un año de cambios”, Asmit, que asumió como delegada en enero explicó que “el año pasado hubo cambios de autoridades en la sede central de La Plata y en todas las delegaciones bonaerenses. Hay un línea nueva de trabajo que incluye la formación a los colegas, controlar el intrusismo ya que sabemos que hay muchos institutos que dan cursos, con entrega de certificados, prometiendo rápida salida laboral en un terreno que es absoluta potestad del kinesiólogo. También estamos abocados a formar al profesional y a mejorar sus aranceles”.

Competencia desleal
Profundizando sobre las cuestiones a trabajar, se destacó el profesionalismo del kinesiólogo por sobre la formación de los masajistas, lo que constituye una competencia desleal sobre la que los nuevos delegados trabajarán, en primer término, brindando información a la población a fin de que “comprendan que el masaje es una técnica que es prioridad del kinesiólogo que está capacitado para saber de qué manera hacerlo y sobre qué estructura hacerlo. El masaje es una herramienta terapéutica que tiene el profesional, que apareja defectos fisiológicos sobre el cuerpo y hay que ser muy consciente para aplicarlo porque el masaje mal realizado tenderá a perjudicar al paciente. Por ello es fundamental que los ciudadanos acudan a un profesional”.

Formación más cerca
La Kinesiología al igual que las demás profesiones y oficios debe estar dotada de la permanente capacitación. En este sentido, también se trabajará desde la nueva comisión directiva a fin de que “la formación sea constante y permanente para todos los profesionales”. En este marco la labor estará orientada a acercar las capacitaciones a los matriculados en sus ciudades de orígen.
“En muchas oportunidades los profesionales estamos complicados para viajar a Buenos Aires para participar de los cursos, por eso es prioridad de esta gestión trabajar a fin de que las capacitaciones puedan hacerse en las ciudades del interior para que los kinesiólogos no tengan que trasladarse muchos kilómetros”, explicó Asmit.

Amplitud
“La Kinesiología es una carrera relativamente nueva, que de a poco y considerando la demanda se está abriendo a nuevas especialidades. La idea es que cada profesional vaya apuntando y capacitándose para ello en las diferentes áreas”, afirmó la profesional.
En el imaginario colectivo de las personas antes se acudía al kinesiólogo por una lesión determinada, pero hoy se ha tornado habitual el requerimiento de la prestación kinésica.
En la actualidad la kinesiología abarca a muchas patologías en sí mismas, pero también se hace hincapié en la prevención, en la reeducación postural. Esto fue producto de la confianza que ha adquirido el médico para con la prestación que ofrecen los kinesiólogos.

Aranceles bajos
La cuestión arancelaria es un reclamo antiguo que sostienen los kinesiólogos para con las prepagas y obras sociales. Al respecto Asmit señaló que “hace mucho que venimos arrastrando esta problemática ya que los aranceles para las prestaciones kinésicas están muy bajos. Estamos todo el tiempo mejorando nuestra prestación ya que la labor de los profesionales se da en un mano a mano con el paciente. Por todo ello necesitamos que los aranceles sean lógicos para poder dedicarle el tiempo necesario al paciente”.
El Colegio de Kinesiólogos cuenta con una importante cantidad de convenios que abarcan a numerosas prepagas y obras sociales. “Tenemos convenio con muchas prepagas y obras sociales lo que le permite al paciente acceder a la terapia mientras que el profesional tiene más acceso al trabajo. Lo que resulta difícil es congeniar con las obras sociales lo que ellos están dispuestos a pagar con lo que realmente debe ganar el profesional por la prestación que ofrece”, indicó la delegada.

Lo emocional
La Kinesiología puede definirse como un conjunto de técnicas de amplio alcance centradas en la mente y las emociones. Y esto es notable en el vínculo estrecho que se genera entre el kinesiólogo y el paciente. “Nosotros estamos mucho tiempo con el paciente y nos convertimos un poco en psicólogos ya que entendemos que la sintomatología del paciente se verá afectada por cuestiones emocionales”, señaló Asmit.

Arte de las manos
Definiendo al kinesiólogo, Asmit refirió que “el kinesiólogo es un profesional de la salud que con su trabajo manual puede mejorar la calidad de vida del paciente”.
El arte de la correcta utilización de las manos se da con el transcurso del tiempo ya que “aprendemos a palpar el tejido, a saber de dónde viene la tensión, cuánto hay de físico y cuánto de emocional. La percepción manual es algo que se adquiere con el paso del tiempo y la experiencia, se trata de entrenar los receptores de la mano para brindar una óptima prestación al paciente”.

Viaggio Espresso