Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Insisten en tomar conciencia sobre el cuidado del agua potable

La mala conservación en las piletas provoca que se derrochen millones de litros por día y eso es un problema. (ARCHIVO) La mala conservación en las piletas provoca que se derrochen millones de litros por día y eso es un problema. (ARCHIVO)

Instan a los pergaminenses a utilizar en forma consciente este recurso porque el derroche genera pérdidas considerables y escasez en diferentes zonas de la ciudad. Respetar los horarios es uno de los puntos principales para que todos puedan aprovecharla sin inconvenientes. Los controles serán fundamentales durante los meses venideros.


“Llega la época de calor y los pergaminenses consumimos por día el doble de agua de la media necesaria, lo que trae evidentes consecuencias como la falta de agua de red en muchos hogares”, explicaron desde la Municipalidad en el inicio de una nueva campaña de concientización sobre el uso racional de este suministro; “es fundamental entonces que se respeten los días y horarios para regar patios y jardines, y pedimos lo mismo para lavar veredas y vehículos”, señalaron ante esta consulta formulada por LA OPINION sobre la provisión del recurso.
Sobre estos puntos en particular, se pidió a los pergaminenses que “no realicen estas actividades entre las 9:00 y las 22:00 porque son los horarios donde el consumo es muy superior a los parámetros estipulados en todo el mundo”, destacaron; “modificando pequeños hábitos cotidianos estamos cuidando a nuestros vecinos y al medio ambiente, que es también uno de los ejes de la campaña que anualmente se concreta”, dijeron en la Municipalidad apelando al compromiso ciudadano en general.

Es entre todos
De acuerdo a los informes vertidos por Provincia con respecto al cuidado del agua potable, “solo una pequeña parte sirve para el consumo humano y este porcentaje muchas veces es contaminado por las actividades del hombre”, informan en distintos organismos que vienen siguiendo con preocupación las subas constantes que se dan en la utilización innecesaria de este recurso.
El llenado de las piletas, largas duchas y exceso de riego demandan una cantidad de recursos tal que deja a muchos vecinos de la ciudad sin presión de agua; “a nivel local existen más los pozos ubicados a 100 metros de profundidad y de estas perforaciones es donde se extrae el agua de red a través de todas las bombas que están en constante funcionamiento, demandando así una gran cantidad de energía”, se resaltó cuando LA OPINION consultó sobre el tema a las autoridades municipales.
Una vez más es para resaltar entonces la labor de la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios dado que se había señalado que, durante las temporadas estivales en general, se produce por día agua para más de 200.000 habitantes “y hay veces que ni siquiera nos alcanza”, reconocieron teniendo en cuenta que hay un doble gasto por persona. Esto implica el uso de 60 millones de litros por día de este recurso no renovable.
Estos excesos implican un perjuicio para los vecinos, muchos de los cuales no cuentan con presión de agua, un gasto excesivo de dinero por parte del Estado que utiliza una gran cantidad de energía y un daño para el medio ambiente.

Siempre cuidarla
Muchas son las acciones que la población puede poner en práctica para aportar a la solución de un problema que aqueja a todos; si bien desde el Municipio se tienen que tomar recaudos y medidas necesarias para que las consecuencias de esta problemática no pasen a mayores, hay un gran porcentaje que depende de la toma de conciencia de la ciudadanía.
Pequeñas acciones permitirán ahorrar una gran cantidad de litros de agua por minuto y entre ellas se incluye la reparación de las pérdidas internas de agua, cerrar la canilla mientras se cepillan los dientes, no utilizar manguera para lavar veredas o autos, ya que el agua corre constantemente y se derrocha una cantidad extraordinaria.
Los promedios impresionan si se considera que los usos cotidianos más comunes son tirar la cadena (16 litros), lavar los platos (30 litros), ducharse (100 litros), usar el lavarropas (100 litros), lavar el auto con manguera, llenar piletas o baldear la vereda siempre supera esta última medición.
“Es necesario recalcar el cuidado de las piletas domiciliarias que en los próximos días seguramente se empezarán a armar; éstas son una de las principales causas de escasez de agua durante la época que se viene; dentro de este contexto, se recomienda llenarlas durante la noche, ya que hay un menor consumo de agua; a su vez hay que agregarle cloro para conservarla por más tiempo. Bien clorada, el agua de una pileta puede cambiarse cada 10 ó 15 días. También habrá que tapar la pileta por las noche para mantenerla limpia y cuando se cambie el agua, reutilizarla para riego.

Viaggio Espresso