Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Inspección General incorporó al personal de Gendarmería para los operativos de tránsito

En estos últimos cuatro días fueron retenidas alrededor de 120 motocicletas gracias a la labor conjunta que se despliega en las calles de Pergamino. Los uniformados trabajan de manera permanente para evitar infracciones como así también para detectar rodados que puedan llegar a tener pedido de captura. Las intervenciones se mantendrán durante un tiempo importante. 

DE LA REDACCION. “Llevamos secuestradas alrededor de 120 motocicletas en estos últimos días destacando el acompañamiento de Gendarmería lo que permitió lograr detenciones que generalmente evaden los operativos”, manifestó el titular de Inspección General del Municipio, Miguel Artero; “seguiremos con este tipo de intervenciones dado que poder contar con la incorporación de esta fuerza de seguridad es positivo porque muchas veces solamente con la Policía se nos complica poder actuar en las calles de Pergamino”, añadió el funcionario durante la entrevista con LA OPINION.

- ¿De qué manera se ponen en práctica los controles para lograr estos resultados en muy poco tiempo?

- La manera de realizar las actuaciones es similar a lo que hacemos a diario, pero con la presencia de Gendarmería la situación cambia rotundamente porque cuentan con todas las facultades para proceder inmediatamente. El personal acompaña a los agentes en el momento de detener al motociclista y en caso de querer evadir el puesto, directamente se suben a sus motos de altas cilindradas para realizar la persecución utilizando las sirenas reglamentarias. 

- ¿Es una cantidad de retenciones elevada para tan pocos días de presencia en las calles de la ciudad?

- Es que se pararon todos los casos, desde aquellos que no llevaban el casco protector reglamentario hasta los conductores que no respetan las normativas tales como no circular a alta velocidad en las avenidas. Asimismo cuando se detecta una moto que carece de los elementos originales de fabricación es inmediata la actuación de Gendarmería porque ese tipo de circunstancias nos permiten secuestrar rodados que pueden ser robados o bien que carecen de papeles. 

 

En el depósito

Dados los recientes secuestros que se generaron por los nuevos operativos, el depósito de calle Tucumán está prácticamente desbordado de motos que esperan por sus dueños; “es cierto que aguardamos por los propietarios una vez que abonen las infracciones, pero la realidad indica que muchos de estos rodados quizás permanezcan por meses porque no pueden acreditar la titularidad”, reconoció Artero.

 “Si las cosas se hicieran de la manera correcta, las devoluciones serían prácticamente inmediatas aunque todos sabemos que en el Municipio existen motos secuestradas desde hace años, sin contar aquellas que se compactaron meses atrás”, indicó el funcionario. 

“Tenemos comunicación periódica con áreas de Inspección de localidades vecinas y la realidad es idéntica, toman una moto por falta de documentación y la misma termina arrumbada en los depósitos judiciales porque sus dueños no pasan a retirarla; y no hablamos de motocicletas chicas, sino que tenemos casos de rodados de cilindradas altas. 

“Necesitamos apelar a la conciencia de los automovilistas en general, no es normal ir en contramano o pasar un semáforo en rojo porque ponemos en riesgo la vida de muchos. Los padres que van a buscar a sus hijos a la escuela y cargan más de un chico no pueden hacerlo, no hay que multar para que entren en razón sino que pasa por entender el peligro que genera para la vida de esa criatura”, advirtió el responsable de Inspección. 

 

Inspectores en las calles

Miguel Artero resaltó también que “trabajamos con los operativos grandes en todas las zonas de mayor circulación de vehículos; se repetirán los controles en distintas áreas alternadas ya que no queremos sorprender a nadie con este tipo de intervenciones.

“Venimos alertando a la población de que estos operativos iban a ir creciendo en estos meses del año; el objetivo es que se cumplan las legislaciones en forma constante para disminuir los accidentes y las causas de siniestros en la zona urbana”, destacó el funcionario subrayando también que “en estas últimas horas secuestramos muchos rodados como detallábamos anteriormente y la presencia de los gendarmes modifica notablemente la disposición de los conductores de motos.

Con relación a este último punto el titular del área de Seguridad Vial recalcó: “Incluimos barrios periféricos viendo la obligación de que todos cumplan las leyes, de que no haya escapes libres en las zonas alejadas al Centro porque este tipo de reclamos los vecinos lo hacen con razón dado que muchas veces por evitar problemas en el radio céntrico perjudicamos al resto de la comunidad que debe soportar ruidos molestos en las inmediaciones de sus casas”.