Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Javier Martínez: “El presidente nos pidió que ‘pongamos el pecho’”

El intendente Javier Martínez con Mauricio Macri tras el encuentro en Olivos. (PRENSA CAMBIEMOS) El intendente Javier Martínez con Mauricio Macri tras el encuentro en Olivos. (PRENSA CAMBIEMOS)

El intendente replicó a LA OPINION lo dicho por el mandatario a los alcaldes bonaerenses de Cambiemos reunidos el viernes en la Quinta de Olivos, junto también a la gobernadora María Eugenia Vidal. “Fue un encuentro para repasar lo que venimos haciendo en nuestra gestión y hablar de nuestras fortalezas”, dijo el jefe comunal.


Luego de que el radicalismo decidiera jugar en listas separadas en Córdoba (lo que se leyó como una clara ruptura de Cambiemos), el presidente Mauricio Macri recibió el viernes al mediodía a los intendentes de Buenos Aires, alineados en la alianza gobernante. La primera oradora fue la gobernadora María Eugenia Vidal seguida por algunos intendentes de Cambiemos.

También habló el vicegobernador Daniel Salvador. Mauricio Macri cerró el almuerzo en el que les aseguró que el camino correcto es el que lleva adelante. Y destacó el apoyo recibido de líderes mundiales. Entre los presentes estuvo el alcalde de Pergamino, Javier Martínez, quien dijo a LA OPINION que “fue un encuentro para repasar lo que venimos haciendo en nuestra gestión y hablar de nuestras fortalezas”.

“El presidente nos pidió que sigamos contándole a los vecinos todo lo que estamos haciendo juntos: el Same, el gran avance que estamos generando en las guardias de los hospitales, las obras de infraestructura. Todo esto le va a quedar a la gente, nadie se lo va a sacar”, destacó Martínez y remarcó que “es una gestión que se maneja con transparencia y que habla con obras”.

El intendente de Pergamino, de todos modos, dijo ser conscientes de que “estamos atravesando una dificultad económica”, ante lo que (Mauricio Macri) “nos pidió que le ‘pongamos pecho’ y que sigamos trabajando con la convicción de que muchos argentinos confían en nosotros para sacar el país adelante, que este es el camino que tenemos que transitar”.

Dos soldados

A su turno, la gobernadora Vidal destacó que el presidente y su equipo “están haciendo lo mejor para garantizar que la Argentina termine con los atajos de más de 70 años y tenga un camino serio y profundo que le mejore la vida a todos los argentinos para siempre". Respecto de lo ocurrido con las elecciones en Córdoba, Jorge Macri expresó: "No me quedaría en la anécdota de Córdoba para describir Cambiemos”, al que calificó como “algo mucho más amplio que una discusión electoral que no tuvo el mejor final”. “Hay que seguir adelante", arengó.

Al término del encuentro, el también presidente del PRO bonaerense dijo que el presidente de la Nación les pidió hacer lo "mismo todos los días": "Trabajar con mucho compromiso, cuidar el mango, administrar lo mejor posible, generar obras que transformen realidades, tender la mano cuando podemos".

"Simplemente nos pidió que hiciéramos lo que estábamos haciendo, que es lo que nos da el valor y valoración por parte de la sociedad. Aunque sepamos que el camino es difícil, sabemos que el fin que perseguimos es el correcto, salir de la mentira, de la corrupción, del populismo, del cortoplacismo", agregó.

La mira en Buenos Aires

Como se sabe, la provincia de Buenos Aires significa el 38 por ciento del padrón, por lo que es absolutamente necesaria una contundente victoria en este territorio si se pretende retener la Presidencia. La cumbre con Olivos tuvo un objetivo claro: alinear a la tropa. Hablar cara a cara con los intendentes, remarcar que el camino es el correcto y que Cambiemos apuesta a un cambio cultural a pesar de los fracasos en materia de economía. Ese es el punto, que los 69 intendentes del oficialismo repliquen en sus comunas la apuesta al “cambio cultural”, que será el caballito de batalla de la campaña electoral.

El presidente volvió a dar una clara muestra de su juego electoral. No es tiempo para dudas, ni para internas que pongan en jaque su liderazgo como ocurrió con la interna en Córdoba. Un paso en falso puede significar una despedida en la gestión y Macri está decidido a competir. Más aun luego de la puja entre intendentes radicales y macristas en torno a quién será el nuevo candidato a vicegobernador bonaerense.

Desde el equipo presidencial se aconsejó a Macri que se muestre cerca de la “madre de todas las batallas” (la provincia) a lo largo de todo el año. El mismo presidente se lo confesó a los legisladores y remarcó que de todas las provincias le hubiera gustado acompañar más a Buenos Aires en sus primeros años de gestión. Por ello, se comprometió a realizarlo este año electoral.

Viaggio Espresso