Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Javier Martínez: “La presa es la obra más importante de la historia para la ciudad”

En mayo de 2017 la gobernadora Vidal había anunciado el plan de obras en Pergamino.  (ARCHIVO LA OPINION) En mayo de 2017 la gobernadora Vidal había anunciado el plan de obras en Pergamino. (ARCHIVO LA OPINION)

El intendente no dudó en afirmarlo durante una entrevista a LA OPINION, después de conocerse la publicación del llamado a licitación que hizo el Ministerio de Infraestructura para llevar a cabo la intervención. La convocatoria se extiende hasta el 1º de agosto y ese mismo día se procederá a la apertura de sobres para conocer a las empresas interesadas.


El intendente Javier Martínez recibió a LA OPINION exultante, tras conocerse el viernes, mediante la debida publicación en medios nacionales, que daba comienzo formalmente el proceso de licitación para la construcción de la presa de regulación de agua en el Arroyo. “Es la más importante de la historia de la ciudad”, aseguró durante el comienzo de la entrevista con LA OPINION.
Más allá de que la crisis y las pautas del FMI para el achique del déficit fiscal (de Nación pero por correlato también de las provincias) hizo pensar por momentos que no se realizaría esta obra, el Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires cumplió con lo anunciado en abril luego de una reunión que se hizo en Pergamino con presencia de funcionarios bonaerenses, autoridades locales y vecinos en general que conocieron acabadamente el programa de trabajos que estipuló Hidráulica. En aquella oportunidad se ratificó tanto la planificación como que se comenzaría este año. Pero luego llegó mayo y el panorama para el país en general y para la obra pública en particular, se tornó sombrío.
“Drenaje para el Control de Inundaciones es el nombre técnico que tiene esta iniciativa financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, indicaron en la Provincia con respecto a este plan integral que se incorporará a otras intervenciones tales como terraplenes, dragado de afluentes al Río Arrecifes y las estaciones de bombeo.
“Si tenemos en cuenta el programa de obras llevadas a cabo durante la actual gestión, ésta es sin lugar a dudas la de mayor impacto”, dijo el intendente Javier Martínez y aseguró que representará “algo histórico para nuestros vecinos y la ciudad en general”.
- Finalmente, el proyecto de la presa de regulación va tomando forma de realidad…
- Es una alegría muy grande, es la coronación del trabajo que hizo mucha gente y en especial nuestra gobernadora María Eugenia Vidal; hay que reconocer el trabajos de los responsables de Hidráulica que se abocaron al tema. Quiero remarcar nuestra gratitud a los vecinos que confiaron en nosotros porque sabían que este tema era una de las prioridades que habíamos asumido. Nos angustia ver las calles con agua, con la gente evacuada, las pérdidas que se generan en las inundaciones y por tal motivo, nos llena de satisfacción conocer que la obra más importante en la historia de esta ciudad la comenzaremos en nuestra gestión.
- Con los recientes acontecimientos económicos, particularmente la decisión de achicar el gasto público, no fueron pocos los que creyeron que la obra se archivaría para otro momento…
- En mayo de 2017 se lanzó el plan provincial para la prevención de inundaciones y eso se hizo en Pergamino, con la gobernadora Vidal recorriendo distintos lugares e incluso hablando sobre el puente de avenida Rocha. Y en ese contexto había distintas intervenciones pautadas para nuestra ciudad, aunque todos coincidíamos en que la presa de regulación era el punto central de los proyectos que la Gobernación anunciaba. La gente había perdido la confianza, muchos suponían que no se llegaba con el proyecto y con este anuncio confirmado podemos cumplir con el compromiso porque queremos seguir acompañando en hacer los esfuerzos necesarios para nuestra gente, es una alegría para todo el equipo.
- Se estará frente a un proceso internacional, con características quizás distintas a las que se conozcan en la historia de Pergamino…
- Exactamente; habrá veedores en forma permanente porque tiene alcance internacional; no se podrá presentar cualquier empresa teniendo en cuenta las exigencias y dado que hay garantías diferentes a las que estamos acostumbrados a conocer. Será una obra multiplicadora en la economía de Pergamino por el movimiento que se generará con el personal abocado a los trabajos, las estadías, los transportes y todo lo que significará un proyecto que demandará 42 meses de ejecución.


El imaginario colectivo versus la obra pautada
Muchos pergaminenses piensan en esta presa de regulación asociada a un nuevo espejo de agua para la ciudad, con fines de esparcimiento. La razón es que existió en Pergamino un proyecto de estas características, pergeñado por el ingeniero Alejandro Muriel. Luego, en su campaña para intendente, Lisandro Bormioli también se refirió a una obra de este tipo, que incluso ilustró con un render que incluía costa y la posibilidad de practicar deportes acuáticos.
No es de este tenor la obra que propusieron los especialistas de Hidráulica de la Provincia –y que avalaron los técnicos del BID- para dar solución al desborde del arroyo Pergamino sino otra, que vendrá a regular el paso del agua según la capacidad de transporte que presente el cauce en su camino al río Arrecifes.
La obra consiste en una presa de materiales sueltos, de embalse no permanente, ubicada aproximadamente a 3,5 kilómetros aguas arriba del casco urbano, regulando tanto los caudales provenientes de los arroyos Pergamino y La Botija.
Como se informó el sábado, la licitación pública estipula un plazo de ejecución de 42 meses (tres años y medio) y un presupuesto de casi mil trescientos veinte millones de pesos. “Estamos frente a un plan de trabajos que beneficiará a 91 mil habitantes de la región”, se informó en la Provincia.
La presa será 100 por ciento funcional, es decir que no tendrá otra finalidad de tipo turístico, y se planificó para asegurar que los niveles de Arroyo permitan el funcionamiento eficiente de la red urbana de desagües pluviales aun cuando produzcan lluvias de importancia en las cuencas. Además se hará un alteo de la ruta nacional N° 178 y el reemplazo del puente existente sobre La Botija”.