Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Javier Martínez: “Quisimos hacer una obra distinta porque la calle Sarmiento tiene mucha historia”

El corte de cintas coronó un programa de trabajos que modificó totalmente este tramo de Sarmiento. (LA OPINION) El corte de cintas coronó un programa de trabajos que modificó totalmente este tramo de Sarmiento. (LA OPINION)

“Cuando encaramos esta obra queríamos darles una solución a los vecinos, pero a la vez mantener las condiciones que históricamente tuvo el lugar, mantener la presencia de un material emblemático como el adoquín, asociado a la historia del ferrocarril que es parte del barrio Acevedo", dijo el jefe comunal.


Después de los reiterados pedidos formulados por los vecinos del sector, y atento a que la anterior remodelación había mostrado dificultades en toda su extensión, el domingo a la tarde un tramo de Sarmiento mostró sus renovados cambios en la intersección con las vías del Nuevo Central Argentino.
Quienes viven cerca o bien pasaban por allí reclamaban desde hace tiempo una restructuración ya que el tránsito era “muy difícil”. Su nuevo aspecto no solo conserva su encantadora mística pergaminense, gracias a la visibilidad de los adoquines, sino que también satisface el pedido de los transeúntes y de una mejor accesibilidad al entrañable barrio Acevedo. También se presentó e inauguró el “Paseo del Arte”, un espacio para que artistas y artesanos puedan aprovechar ese lugar y con sus obras le den vida a la Plazoleta de los Ferroviarios, allí donde la estatua de Atahualpa Yupanqui es un silencioso testigo.
La inauguración de la obra integral de Sarmiento reunió vecinos, al Cuerpo de Danzas Municipal, bandas de música locales, al poeta pergaminense y vecino del barrio, Adolfo “Vasco” Zabalza, que leyó una poesía de su autoría, y algunos de los automóviles de la Asociación Autoclásica Pergamino, quienes fueron los primeros en acceder al nuevo camino de Sarmiento al ritmo de sus bocinas, con sonido de antaño y de los aplausos de quienes abanderaban la calle de ambos lados.

Una modificación total
“Cuando encaramos esta obra queríamos darles una solución a los vecinos, pero a la vez mantener las condiciones que históricamente tuvo el lugar, mantener la presencia de un material emblemático como el adoquín, asociado a la historia del ferrocarril que es parte del barrio Acevedo. Por eso surgió esta fusión entre el asfalto y el adoquín, de manera tal que la presencia del adoquín está y permanece en el barrio, y aparece y surge de abajo del asfalto mostrándose como una parte de la tradición y de la identidad del barrio Acevedo. El pedido del intendente Javier Martínez fue igualar el nivel de la Plaza los Ferroviarios con el de la calle y poner los separadores para resguardar al peatón y separarlo del vehículo. Con la Plaza y la calle unidas logramos un hermoso efecto que transforma lo que era un espacio en un lugar, porque son los espacios particulares los que le dan a la ciudad un condimento gratificante”, expresó José Salauati, secretario de Desarrollo Urbano.

Autos clásicos y vecinos fueron parte de la ceremonia. (LA OPINION)

Cariño con el barrio
Rodeado de sus secretarios, el intendente Martínez, comentó: “Los que tenemos un vínculo de unión con este barrio sabemos que transitar por este lugar no era lo más adecuado. Quisimos hacer una obra distinta, porque Sarmiento tiene mucha historia, acá veníamos con nuestros padres al Ferrocarril. Por eso pensamos en integrar la calle, para tener un espacio propio. También está terminado el sistema de vereda e iluminación, para que la gente que camina lo disfrute. Hagamos propio este espacio público, tenemos el derecho de utilizarlo de la mejor manera posible y tenemos la obligación de cuidarlo, porque es para nosotros y para quienes nos siguen”, manifestó el jefe comunal antes del tradicional corte de cintas.