Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Asociación Médica repudia el episodio de violencia hacia un colega

Los doctores Labaronnie, Laguía y Angles, lamentaron que “los hechos de violencia se naturalicen”. (LA OPINION) Los doctores Labaronnie, Laguía y Angles, lamentaron que “los hechos de violencia se naturalicen”. (LA OPINION)

La organización junto a la Asociación de Profesionales de la Clínica Centro, en la persona del doctor Luciano Angles, se mostró preocupada por el hecho acaecido días pasados. Dijeron que “este tipo de situaciones debe ser un llamado de atención para todos”.


Ayer en horas de la mañana, en la Asociación Médica de Pergamino, su presidente, el doctor Carlos Laguía, acompañado de un integrante del consejo directivo, Carlos Labaronnie y del presidente de la Asociación de Profesionales de la Clínica Centro, doctor Luciano Angles, hizo público el repudio al lamentable hecho acaecido el fin de semana en la Clínica Centro en el que un médico fue agredido por los familiares de un paciente.

Violencia naturalizada
En rueda de prensa, los doctores expresaron su pesar y preocupación por las actitudes de las personas que son responsables de episodios violentos.
El primero en tomar la palabra fue el doctor Carlos Laguía en carácter de médico y presidente de la Asociación Médica de Pergamino: “Repudiamos enérgicamente una vez más los hechos de violencia que hemos sufrido en una institución de salud en Pergamino. Y digo una vez más porque este tipo de hechos se han repetido en otras instituciones de salud como el Hospital San José”.
Refiriendo que “vivimos en una sociedad donde reina la inseguridad”, el doctor Laguía lamentó “que los hechos de violencia se naturalicen”. En este marco es que sostuvo que “existe un proyecto de ley en las cámaras legislativas provinciales que fue presentado por la Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (Femeba), que solicita que los hechos de violencia en los ámbitos de salud y de educación, tengan penas distintas a otros hechos de estas características”.

Llamado de atención
Por otro lado afirmó que “este tipo de situaciones tiene que ser un llamado de atención para todos, para políticos porque los que deben ser pilares y políticas de Estado, como salud y educación, en la construcción de una sociedad, son tapados por cuestiones económicas u otras situaciones coyunturales. También debe constituirse como un llamado de atención para todos los ciudadanos. La sociedad debe tomar conciencia y sancionar este tipo de actitudes. Lamentablemente muchas veces hasta en el consultorio se rompe el vínculo médico-paciente”.
Por otro lado “bregamos para que la Justicia actúe con la celeridad que corresponde y que aplique penas ejemplificadoras para que los hechos de violencia no se vuelvan a suscitar”, y añadió que estos problemas de violencia “no se solucionan ni poniendo personal de seguridad, ni agregando policías ni haciendo valer el poder de la fuerza sino con un cambio de actitud que debe asumir cada persona, cada ciudadano. Estas conductas se cambian con educación”.

Lo que sucedió
Sías pasados, un médico de la Clínica Centro fue agredido tras dar la noticia del fallecimiento de una persona a sus familiares.
Mientras desarrollaba su tarea en el área de la Guardia, el joven profesional fue el encargado de atender a una persona que había ingresado con un cuadro de gravedad. Luego de asistirlo por más de una hora, el paciente falleció. Cuando el médico se acercó a sus familiares a anoticiarlos sobre el deceso, algunos de ellos, lo agredieron.
Consultado sobre el avance de la causa, Laguía dijo que “creemos que estamos atravesando la etapa de investigación ya que se efectuó una denuncia”.

Shock emocional
Por su parte el secretario gremial de la Asociación Médica de Pergamino, Carlos Labaronnie, contó que “el día en que fuimos informados sobre este hecho, entramos en contacto con el profesional agredido, registramos que tenía lesiones leves pero estaba muy shockeado emocionalmente. Si bien él no hizo la denuncia, la institución de salud sí” y aclaró que “la Guardia de cualquier institución de salud es la trinchera, donde los médicos están más expuestos y se distorsiona la relación médico-paciente”.

“Falta de educación”
Por último, Luciano Angles, como responsable de la Asociación de Profesionales de la Clínica Centro expresó el repudio al hecho de violencia y destacó que “este hecho fue una muestra de lo que es nuestra sociedad, la falta de educación de las personas y la falta de respeto hacia las instituciones”.
Por otro lado indicó que “muchas veces los pacientes o sus familiares piden soluciones mágicas a los médicos sin considerar que es la persona quien primero debe cuidar su salud y no creer que nosotros somos dioses milagrosos”.
Por último dijo que año a año “crecen este tipo de actos agresivos hacia los profesionales de la salud, cada vez son más intensos los actos y más difíciles de contener. Los médicos nos sentimos apremiados con este tipo de cosas porque en la misma institución de salud ya se habían registrado episodios violentos pero no habían traspasado hacia lo físico”.