Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Clínica Pergamino conmemoró el 82º aniversario de su fundación

El miércoles directivos, profesionales de la salud y personal de la Clínica Pergamino celebraron el 82º aniversario de la institución médica. (LA OPINION) El miércoles directivos, profesionales de la salud y personal de la Clínica Pergamino celebraron el 82º aniversario de la institución médica. (LA OPINION)

Con un acto en el auditorio, trabajadores y directivos, celebraron un nuevo año de la institución. Se desarrolló una celebración religiosa, luego el gerente Diego Parra leyó un discurso. Por otra parte, se reconoció a los profesionales con 30 años de labor, a los de asistencia perfecta y a los médicos que se jubilaron.


En la tarde noche del miércoles, directivos, profesionales de la salud y personal de la Clínica Pergamino, celebraron el 82º aniversario de la institución médica.
Con un sencillo pero emotivo acto, desarrollado en el auditorio de Avenida de Mayo y Rivadavia, el padre Carlos Rocha, párroco de Nuestra Señora de Lourdes, presidió una breve celebración religiosa en la que destacó la labor de los médicos y auxiliares de la salud.
El gerente general Diego Parra, dio paso al acto formal; en primer lugar se leyeron los saludos recibidos y luego Parra, en nombre de los integrantes del directorio, dirigió palabras alusivas a la fecha.
Más tarde llegó la hora de los reconocimientos, primero a los profesionales que cumplieron 30 años de labor ininterrumpida dentro de la institución, y luego a los médicos que se jubilaron.
Vale destacar que días pasados, la Clínica también reconoció a los que cumplieron asistencia perfecta en el último año.

“Gran esfuerzo”
Diego Parra hizo referencia a la celebración de la Clínica, “que se encuentra transitando sus ininterrumpidos 82 años de vida con la misión constante de cuidar la salud de las personas. Esta tarea que se lleva a cabo día a día con el fin de brindar un servicio basado en estándares de calidad, demanda un gran esfuerzo no solo desde el punto de vista económico sino también el de todo el accionar mancomunado de diversos actores necesarios para que ese objetivo sea posible. Esta labor supone sin lugar a dudas el trabajo en equipo, continuo y coordinado, siendo el respeto entre sus miembros un pilar fundamental que agrega valor a toda la organización”.

Durante la celebración el gerente general, Diego Parra, leyó su discurso en representación de quienes integran la comisión directiva. (LA OPINION)

En tiempos adversos
Haciendo referencia a la labor de brindar un servicio de salud, Parra refirió que ello implica en muchas oportunidades “trabajar en condiciones adversas y bajo presiones de diferente índole, sea por las demandas de pacientes y familiares, el complicado escenario social en el que vivimos, o la potencial litigiosidad que conlleva nuestra accionar. Sumado a ello, los recursos para brindar el servicio muchas veces son limitados, dependiendo históricamente de las autorizaciones de los financiadores, la presión tributaria, la prolongada espera para percibir la remuneración por los servicios prestados, el impacto inflacionario, etcétera. En estas condiciones “es cuando más creemos que se hace indispensable fortalecer el equipo de trabajo. Cada uno de los miembros que componen esta institución es importante por el valor que se le asigna como persona más allá de su rol o la disciplina que desarrolla. Sabemos que solamente hay una sola forma de hacer las cosas y es hacerlas bien desde la primera vez”.

Cuidar al paciente
En otro párrafo del discurso, Parra señaló que “cuidar los derechos del paciente es respetarlos, como lo hacemos desde hace años a través de la implementación continua de normas y procedimientos que aseguren una mejora continua en la atención, la formación académica del personal, y el trato cordial basado no solo en la calidad sino en la calidez del servicio y el respeto mutuo entre los que compartimos la actividad dentro de esta querida casa”.

Involucramiento
Afirmando que “solo podremos seguir creciendo si focalizamos nuestros intereses en pos de las necesidades de la institución”, el gerente manifestó que “creemos que nuestra responsabilidad debe canalizarse a través del aporte de propuestas e ideas que enriquezcan y denoten involucramiento y colaboración activa. Por lo tanto, aprovechando la ocasión, simplemente invito a reflexionar sobre la importancia de estos temas y rememorar aquellos hechos invalorables que nos han permitido sentir la mística de nuestra organización: Cómo no recordar la sonrisa y el agradecimiento de un paciente, el llanto de un bebé recién nacido, la finalización de un procedimiento exitoso, las lágrimas de emoción de un padre, y muchas otras situaciones que nos llenan el alma”.

Cultura del servicio
Por lo dicho se preguntó: “¿No merece la Clínica devolverle algo de todo lo que nos brinda día a día?, más aun, cuando muchos de nosotros hemos podido no solo desarrollarnos y crecer profesionalmente afirmando nuestra vocación, sino también permitiendo muchas veces ver cumplidos los sueños personales?”, y respondió que “el cambio que estamos llevando a cabo a través de mejoras estructurales, edilicias y de equipamientos, debe ir acompañado inevitablemente por un cambio cultural que se adapte a los nuevos tiempos. Solamente podremos alcanzar nuestros objetivos internalizando cada vez más la cultura del servicio entre quienes formamos parte del equipo de trabajo para así poder brindarnos mejor a nuestros pacientes”. Para ello, afirmó Parra que “seguimos trabajando con ahínco y planificando estratégicamente nuestro futuro entendiendo que los nombrados son algunos de los aspectos imprescindibles a tener en cuenta si queremos continuar siendo la clínica de referencia en la zona. En esa tarea estamos”.
Por último pidió a las nuevas generaciones “que piensen en que muy pronto deberán sucedernos y que se preparen para enfrentar los desafíos con el mismo ímpetu y cariño como ha sido durante estos 82 años.
“Agradecemos finalmente a nuestros profesionales, personal, proveedores, pacientes y amigos por el apoyo y acompañamiento a lo largo de ‘toda la vida’”.

Distinciones
La segunda parte del acto estuvo signada por el reconocimiento que se otorgó a algunos profesionales.
En primer lugar, entregaron una medalla a quienes cumplieron 30 años de labor ininterrumpida: la doctora Sandra Schrauf (médica de guardia) y Fabián González (trabaja en el Servicio de Laboratorio).
También se entregó un caduceo por acogerse a la jubilación a los doctores Norberto Bianchi y Horacio Martínez Couto.