Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Cooperadora del Hospital lleva el nombre de Ildara Moy de Muriel

Profesionales de la salud, autoridades del Hospital, miembros de la Cooperadora y familiares de Ildara estuvieron presentes. (LA OPINION) Profesionales de la salud, autoridades del Hospital, miembros de la Cooperadora y familiares de Ildara estuvieron presentes. (LA OPINION)

Los integrantes de la comisión directiva de la Asociación Cooperadora decidieron que así sea a modo de reconocimiento a quien fuera presidenta y trabajadora incansable de esa organización. En un acto los presentes destacaron la honestidad y la bondad de Ildara. Sus hijos estuvieron y subrayaron la ejemplaridad de su madre.


Con emoción y alegría, ayer fue impuesto el nombre de “Ildara Moy de Muriel”, a la Asociación Cooperadora del Hospital San José.
En un sencillo acto del que participaron integrantes de la comisión directiva de la Cooperadora, profesionales de la salud, miembros de las Damas Rosadas y familiares de Ildara Moy, se ubicó el cartel y se recordó a esta trabajadora y a sus nobles cualidades sobre todo con la labor voluntaria, solidaria y desinteresada para con los más vulnerables.

“Vieja luchadora”
En primer lugar, quien se dirigió a los presentes fue el doctor Sebastián Caldentey, presidente de la Cooperadora, que manifestó: “Cuando uno recorre este Hospital ve algunas placas que hacen alusión a colegas que dejaron su trayectoria en este nosocomio. En esta jornada hemos decidido colocar el nombre de Ildara Moy de Muriel a la Cooperadora del Hospital San José” y reconoció que “Ildara fue una vieja luchadora y trabajadora de este espacio. Tanto ella como todos los compañeros de la Cooperadora han demostrado un gran compromiso ya que cada día vienen y trabajan en pos de hacer crecer este espacio”, y nombró especialmente a María, Nora y Pedro.
Por último agradeció no solo a los hijos de Ildara por estar presentes, a las Damas Rosadas por estar siempre al lado de la homenajeada sino también a las autoridades del Hospital San José representadas en la figura del director asociado, Leonardo Vicente.

Su historia de vida
Por su parte el doctor Daniel Caldentey, quien fuera médico de cabecera de Ildara, repasó la historia de Ildara y contó: “Nació en Pergamino, fue docente casi toda su vida hasta que se jubiló, empezando su carrera profesional en una escuela rural, la Nº 46, en cercanías de Arroyo del Medio, después ejerció la docencia en una escuela en Campo de Urquiza hasta donde llegaba en sulky. Finalmente fue en la Escuela Nº 50 del barrio General San Martín donde hizo gran parte de su carrera docente, fue directora, fue inspectora regional, cargo con el que se jubiló. A partir de ese momento toma trascendencia pública por una serie de virtudes.
“Ya jubilada, Ildara comenzó a tener activa participación en diferentes organizaciones comenzando en Las Damas Rosadas del Hospital San José y en simultáneo en la Cooperadora del Hospital, de la que se hace cargo en 2002 y permanece en la presidencia durante tres años. “Desde 2005 hasta 2015 la nombramos vicepresidenta honoraria ya que en 2008 empezó a tener problemas de salud. Finalmente Ildara falleció en agosto de 2017”, contó Caldentey. Y agregó que “Ildara se casó en 1950, tuvo dos hijos: Alejandro y Enrique, ambos ingenieros civiles. El esposo de Ildara fue una persona destacada de Pergamino, el primero que hizo un proyecto de la represa que se busca construir para evitar las inundaciones en Pergamino, proyecto que fue cajoneado”.
En 2004 la Cooperadora adquirió una casa en calle Sabino a pocos metros del nosocomio. “La llamábamos casa de descanso y la finalidad era alojar familiares de pacientes hospitalizados en terapia intensiva y en neonatología. La casa era muy cómoda pero con el tiempo se hizo dificultoso su mantenimiento, además algunas personas que hacían uso de la vivienda no la cuidaban. Cuando ese lugar dejó de ser lo que Ildara soñaba, se decidió venderla el año pasado, con ese dinero se pudieron comprar tres equipamientos de gastroenterología además de suplir otras necesidades planteadas por la Dirección del Hospital”.

Honestidad y compromiso
Por último el doctor, visiblemente emocionado, leyó unas palabras en memoria de Ildara: “Ildara muchísimas gracias por tu seriedad, honestidad, responsabilidad, consejos y enseñanzas que nos transmitiste. Tu amor al prójimo fue gigante. Por tu capacidad, honradez, dedicación al ámbito hospitalario y por todo lo que nos enseñaste muchas gracias”.
Una de las integrantes de la comisión directiva de la Cooperadora, Nora Tessadro con los ojos empañados por las lágrimas expresó: “Ildara nos dejó su honestidad, transparencia y cooperación”.

Ejemplaridad
Uno de los hijos de Ildara, Alejandro afirmó: “No tengo mucho más para agregar a tan lindas palabras que se dijeron sobre mi madre pero quiero destacar sus enseñanzas. Ildara siempre fue, fundamentalmente, una docente. Ella siempre quiso transmitir sus enseñanzas a través del principio de ejemplaridad. El maestro debía ser tanto externa como internamente ejemplar para que quienes estuvieran a su lado recibieran las enseñanzas a través de los hechos y no de las palabras”.

Apoyar a la Cooperadora
En representación de las autoridades del Hospital San José, Leonardo Vicente señaló que “no he tenido el gusto de conocer a Ildara pero las referencias que ellos han dado son suficientes para darnos cuenta de su compromiso. Con esa enseñanza que nos legó insto a los ciudadanos a seguir apoyando a la Cooperadora ya que el trabajo de esta organización es más que meritorio y estamos muy agradecidos por ello”.

Viaggio Espresso