Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La devaluación complica las paritarias estatales: reuniones en stand by

El Gobierno y los gremios en una lucha de nunca acabar. (ARCHIVO LA OPINION) El Gobierno y los gremios en una lucha de nunca acabar. (ARCHIVO LA OPINION)

El primer síntoma de la escalada del dólar fue la suspensión de una reunión que el Gobierno debía mantener con los gremios estatales, con quienes negocia una ampliación de la paritaria cerrada en el 15% a principios de año.


La fuerte devaluación producida esta semana complicó aún más la ya de por sí conflictiva negociación salarial de la Provincia con los gremios estatales, obligando a los sectores a "recalcular" sus pretensiones y ofertas para adecuarlas al nuevo escenario económico.
El primer síntoma concreto de la escalada del dólar fue la suspensión, esta semana, de una reunión que el Gobierno debía mantener con los gremios estatales, con quienes negocia una ampliación de la paritaria cerrada en el 15 por ciento a principios de año. En tanto, los gremios docentes comenzaron a recalibrar sus pretensiones salariales, y ya piden una suba del 40 por ciento con cláusula gatillo.
El titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, aseguró que los gremios docentes buscan consensuar una nueva cifra para llevar a la próxima negociación, que aún no tiene fecha. "El 30 por ciento que reclamábamos ya quedó chico", señaló el dirigente gremial, quien indicó que la paritaria deberá "readecuarse con la inflación" que, según vaticinó, no será "inferior al 40 por ciento".
No obstante, Baradel dejó abierta la puerta para una negociación menor, pero siempre y cuando se establezca la "cláusula gatillo", el mecanismo por el cual el Gobierno se compromete a activar un incremento mayor en caso de que la inflación supere el porcentaje de aumento acordado.
El conflicto docente actual es el más prolongado desde que se instauraron las paritarias, y la suba del dólar no hizo más que sumarle incertidumbre: si hasta ahora las pretensiones de los gremios y la oferta oficial estaban lejos, los cambios en el mercado cambiario las tornan casi irreconciliables.
"Estamos cada vez más lejos del número al que aspiramos, porque ese número se va corriendo. La pérdida del poder adquisitivo es ofensiva", sostuvo la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini.
Ese gremio votó la continuidad del plan de lucha, que incluye nuevas medidas de fuerza, movilizaciones y acciones provinciales y distritales.
Petrocini explicó que “seguimos viviendo con salarios de diciembre de 2017, porque ninguno de los anticipos que pagó compulsiva y unilateralmente el Gobierno conforman salario. Ahora vamos a percibir un nuevo anticipo, pero ya no se consideran los anteriores; entonces el salario no tiene variaciones en los últimos nueve meses.
“El Gobierno no asume la responsabilidad que le corresponde en este conflicto. Hoy los padres se han sumado también al reclamo por infraestructura porque la vida de sus chicos corre peligro. No queremos lamentar más muertes, como las de Sandra y Rubén”, sostuvo la líder sindical en las últimas horas.

Stand by
En el caso de los estatales, fue el propio Gobierno el que decidió poner en suspenso el acercamiento a los gremios. Fuentes sindicales sostuvieron que en un encuentro reservado, funcionarios bonaerenses pidieron esperar a que se acomode la situación macroeconómica para hablar de números.
Los gremios habían cerrado a principios de año un aumento del 15 por ciento en tres cuotas. Como primera medida, el Ejecutivo adelantó la última cuota del 4 por ciento a julio, acompasando a la inflación del primer semestre, pero todos los guarismos indican que el acumulado a agosto será del 23 por ciento.

Jubilados docentes
El Suteba salió a denunciar que los maestros jubilados no cobraron este mes los aumentos a cuenta de futuros acuerdos salariales.
El gremio señaló a través de un comunicado que los docentes jubilados cobraron en agosto "lo mismo que en diciembre de 2017" porque el Instituto de Previsión Social (IPS) "no recibió en tiempo y forma la orden de pago" de los incrementos definidos de manera unilateral por el gobierno de María Eugenia Vidal.
"En consecuencia, los jubilados de la provincia de Buenos Aires se encontraron con que, en promedio, les depositaron entre 2.000 y 2.600 pesos menos que el mes pasado", detalló el Suteba.
"A pesar de las mentiras de Vidal, ésta es la realidad. Se les cae el relato: no hay un aumento real en el salario de docentes y jubilados", consideró Baradel.

El Ioma y aumentos
“Una vez más el gobierno de María Eugenia Vidal, a través de las autoridades del Ioma, saquea el bolsillo de las y los trabajadores, inventando en la consulta odontológica un copago denominado ICI (Indice de Costo de Insumos)”, comienza diciendo el comunicado de prensa del Frente de Unidad Docente.
“Al aumento del 110 por ciento del valor del bono odontológico, se le suma ahora este copago de 250 pesos que hasta ahora no existía. Nuevamente la vocal Paula Espiño, representante de toda la docencia de la provincia de Buenos Aires, manifestó que en los nuevos expedientes se procede a crear un nuevo ‘coseguro’ a cargo del afiliado y afiliada, sin ningún elemento que lo justifique, motivo por el cual rechazó con su voto dicho aumento.
“Desde el Fudb volvemos a manifestar que resulta inaceptable un nuevo aumento a cargo de las y los afiliados para financiar las actualizaciones de los honorarios profesionales. Es sumamente injusto que, con los salarios congelados desde diciembre de 2017, intenten precarizar cada vez más el salario de los y las trabajadoras. ¡No vamos a permitir que se mercantilice una Obra Social concebida con un carácter solidario y que debiera ser de excelencia, como nos merecemos los yrabajadores y yrabajadoras de la educación!”, indicaron desde la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Asociación de Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet), Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba).