Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Dirección de Adicciones y su labor para prevenirlas con un plan territorial

En  el barrio Jorge Newbery, los martes a las 15:00, se concreta un taller de Murga, para mayores de 10 años. (MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO) En el barrio Jorge Newbery, los martes a las 15:00, se concreta un taller de Murga, para mayores de 10 años. (MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO)

Atendiendo a la demanda de la sociedad continúa extendiendo su labor a los diferentes barrios, ofreciendo un espacio donde captar tanto al paciente o usuario de salud que ya consume como al que no, abordando así también la prevención.


Bajo un paradigma de expansión hacia el territorio, la Dirección de Adicciones desarrolla un programa que acerca los servicios a los posibles usuarios de salud mental y adicciones al barrio en el cual viven. De esta manera, se ofrecen distintas actividades en los barrios Atepam, Güemes, John Kennedy y Jorge Newbery buscando generar lazos y empoderamiento.
Atendiendo a la demanda de la sociedad, la Dirección de Adicciones continúa con su labor en el Centro Integral para la Prevención y Tratamiento de las Adicciones “Padre Galli” y a su vez ha incrementado la consultoría externa brindando gratuitamente un espacio donde captar tanto al paciente o usuario de salud que ya consume como al que no, abordando así también la prevención.

Atención
Así, con un equipo profesional que ofrece acompañamiento psicológico, psiquiátrico y de terapia ocupacional, la Dirección invita a todo aquel preocupado por el consumo personal, de un amigo o familiar a acercarse, de 14:00 a 18:00: los lunes al Centro de Atención Primaria de la Salud (Caps) Ramón Carrillo, ubicado en Costa Rica y Deán Funes; los martes al Caps Lanternier, Chacabuco y Mandarino; los miércoles al Caps Virgen del Luján, Pinto y Anolles y los jueves al Caps del barrio John Kennedy, Guiraldes s/n.

Trabajo comunitario
En esta misma línea, la Dirección de Adicciones presentó un programa territorial basado en un trabajo social comunitario que busca acercar los servicios a los posibles usuarios de salud mental y adicciones al barrio en el cual viven. De esta manera, como explicó la socióloga y encargada del programa, Aurelia Colombo, desarrollaron distintas herramientas de prevención inespecífica de acuerdo a diagnósticos construidos en base a sondeos realizados en el mes de septiembre, “con el objetivo de analizar cómo nos insertamos en cada territorio y en base a ello definir las actividades a desarrollar en cada lugar”.
Con más de 600 participantes, las actividades que la Dirección ofrece de manera gratuita, destinadas a toda la comunidad, son: barrio Güemes: Caps Ramón Carrillo, lunes a las 15:00, feria de ropa “Locxs por las pilchas” y taller de Cocina.
Barrio Jorge Newbery: Caps Julio Lanternier, martes a las 15:00, taller de Murga. Para mayores de 10 años.
Barrio Atepam: Caps Virgen de Luján, miércoles a las 16:00, clases de Zumba.
Barrio John Kennedy: CEC Nº 801, Güiraldes 2059, jueves a las 17:00, clases de Zumba.

Labor interdisciplinaria
En territorio trabaja una psicóloga, dos operadoras, una socióloga y una terapista ocupacional. “Hay una razón por la cual uno acude a una sustancia que actúa directo sobre la esfera emocional, por eso el dispositivo está compuesto por profesionales”, señaló el director de Adicciones, Marcos Carini, y agregó: “No estamos yendo a entretener, sino a generar lazos y a buscar el empoderamiento de la sociedad”.
Este servicio se desarrolla dentro del marco de los múltiples dispositivos que se fueron armando desde Padre Galli, un modelo único en la provincia de Buenos Aires reconocido por la Cámara de Diputados de la Nación, la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones y la Sedronar (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina).

Convocatoria
Como explicó Carini con respecto al funcionamiento y la razón de ser de estos dispositivos, no se trata de crear más centros sino de ser capaces de convocar a quienes puedan llegar a tener un problema de este tipo. “Pasamos de esperar que el paciente venga a nosotros, a ir puerta por puerta en los barrios para ver qué necesitan y contactarnos con la subjetividad de esas familias y la realidad social en general”, afirmó el funcionario.

Viaggio Espresso