Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Dulce, seguros cooperativos que dejan dormir tranquilos a los productores

La Dulce Cooperativa de Seguros Limitada se ha constituido como firma referente de cobertura de cultivos contra granizos. (ARCHIVO) La Dulce Cooperativa de Seguros Limitada se ha constituido como firma referente de cobertura de cultivos contra granizos. (ARCHIVO)

Con más de 90 años de trayectoria, la cooperativa fundada en Nicanor Olivera, Necochea, es reconocida como una de las aseguradoras más importantes del país para el siniestro de granizo. El gerente, Matías Cetolini, analizó las denuncias recibidas luego de la reciente pedrada.


Cuando se habla del Día del Seguro, inmediatamente la relación se establece con aquellos servicios relacionados con el parque automotor o los seguros de viviendas cuya contratación va en aumento, pero son pocos los que relacionan la prestación de un servicio de estas características con el agro, una industria “a cielo abierto”, con todo lo que ellos implica.
Hace casi un siglo que comenzó a implementarse la cobertura de cultivos contra granizos. Y La Dulce Cooperativa de Seguros Limitada se ha constituido como firma referente de este servicio desde su misma génesis.
Como toda cooperativa, La Dulce es dirigida por su consejo de administración (productores asociados que conocen muy bien la realidad del sector) y en la ejecución de las acciones que instruye este cuerpo colegiado está el equipo de trabajo conformado por personas capacitadas al efecto, con una estructura realmente eficiente.
“La importancia que tiene un seguro de cultivos contra granizo es fundamental en la vida de los productores, por eso año a año como compañía tratamos de que se cobre conciencia en este sentido, para que cada vez más productores usen este servicio para lograr una óptima cobertura”, aseguró Matías Cetolini, gerente general de La Dulce en un entrevista con LA OPINION.
En esta toma de conciencia juegan un rol preponderante las cada vez más frecuentes y fuertes inclemencias del tiempo, que en muchas oportunidades son previsibles pero en otras no. “El cambio climático no nos beneficia, los fenómenos son cada vez más impredecibles y hay que estar más cubiertos. A esto se suma que ya se terminó el mito de que no hay zonas puntuales de granizo sino que el fenómeno se extiende a lo largo y ancho del país”, señaló Cetolini.

Sus inicios
Haciendo alusión a los inicios de la cobertura de cultivo, el gerente indicó que “La Dulce comenzó en 1922 cuando 100 productores se congregaron para crear una cooperativa. Las primeras coberturas eran solo para granizos no había adicionales y se aseguraba trigo, alpiste y avena y en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, propiamente en la localidad de La Dulce y en un radio de 25 kilómetros. Con el tiempo fue ampliando la cartera de socios y el radio de cobertura. Así progresivamente hasta llegar 2004, cuando se echó raíces en el norte de la provincia de Buenos Aires con el auge de la soja. La Dulce Cooperativa sigue este camino de crecimiento gracias al acompañamiento de los socios: “El año pasado hemos logrado hacer el récord histórico superando el millón de hectáreas aseguradas, ubicando a La Dulce en cuarto lugar en el ranking de riesgo agropecuario y forestales considerando las demás empresas dedicadas a este tipo de seguros”, contó el entrevistado.

Cultura del aseguramiento
Los números hablan por sí mismos del afianzamiento que se viene dando en la contratación de este tipo de seguros. “Se nota en lo que llamamos la cultura del aseguramiento, de acuerdo a la superficie que se siembra después se sabe cuánta superficie se aseguró. Esto año a año tiene subidas y bajadas pero en promedio estamos en un 55 por ciento de cultura de aseguramiento. Este número varía considerando las campañas anteriores y teniendo en cuenta la caída de granizo. El año pasado fue muy bueno en cuanto a cobertura ya que las tormentas se iniciaron en septiembre, muy temprano y con daños de gravedad. Al 30 de septiembre pasado registramos una siniestralidad del 30 por ciento, que es un número muy alto considerando que recién comenzaba la campaña de cosecha fina. Este año estamos cerca de las 300.000 hectáreas aseguradas de la fina mientras que el año pasado hicimos 386.000”, explicó Cetolini. Y afirmó que las caídas de granizo son las ocasiones propicias para que La Dulce pueda demostrar su servicio, la respuesta inmediata y óptima: “Una estructura pequeña de 28 empleados, 40 tasadores que están en campo y 14 consejeros, trabajan para atender a 5.000 asociados, demostrando su transparencia y solidez”.

Matías Cetolini, gerente general de La Dulce. (LA DULCE)

Granizo que afectó
Días pasados varias localidades de la región norte bonaerense fueron azotadas por una intensa granizada. Consultado respecto de los casos reportados por productores, Cetolini recordó en primer lugar que antes de este fenómeno ya la cosa venía complicada: “Una sequía viene afectando a varias zonas productivas” y mencionó luego que, en realidad, “hubo dos granizadas, el 9 y el 12 de este mes”. Luego de la primera que afectó sobre todo a nuestra ciudad, Rojas, Chacabuco y Salto, “La Dulce recibió denuncias por 3.800 hectáreas en total de las cuales 3.600 corresponden a cosecha fina, principalmente trigo y muy poco de legumbre y 160 hectáreas de maíz que estaban en proceso de implantación”.
La tormenta generó daños de hasta el 100 por ciento en el Partido de Junín, en Salto y Pergamino, informó el gerente de la firma y explicó que “cuando el campo tiene un daño que supera el 85 por ciento La Dulce abona al productor el 50 por ciento inmediatamente y el resto en enero”.
Incluidas en estas más de 3.000 hectáreas hay muchos lotes que quedaron “diferidos”, esto significa que el cultivo está muy golpeado pero en la actualidad no se puede registrar el daño final “por lo que lo diferimos para en unos meses saber el daño real y así favorecer al socio”.
Luego de la tormenta del 12 de este mes, también la compañía registró denuncias por granizo en 8.000 hectáreas, 7.000 de fina. “La zona más afectada fue General Arenales, sobre todo Ascensión, Chacabuco, Junín, Rojas, Rafael Obligado y algo en Santa Fe que fue en el Departamento de San Martín”, comentó el productor.
En conclusión, considerando las dos caídas de granizo se recibieron denuncias por 12.000 hectáreas cultivadas.
Esto obligó a La Dulce a disponer de siete equipos de trabajadores para la generación de los informes pertinentes para luego dar paso a la cobertura.

Viaggio Espresso