Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La feligresía renovó su devoción por la Virgen de la Merced

La Virgen de la Merced unió en procesión la Parroquia San Vicente con la Iglesia Principal donde fue recibida por fieles. (LA OPINION) La Virgen de la Merced unió en procesión la Parroquia San Vicente con la Iglesia Principal donde fue recibida por fieles. (LA OPINION)

Numerosos ciudadanos participaron de la procesión, que unió la Parroquia San Vicente con la Iglesia principal, y luego de la celebración de la Eucaristía que fue oficiada por monseñor Hugo Santiago. Durante la solemne peregrinación, los fieles veneraron a María con cantos de alabanzas y salutaciones.


Ayer la ciudad se vistió de fiesta ya que se celebró el Día de Nuestra Señora de la Merced, patrona de la ciudad y del Partido de Pergamino.
Por este motivo los pergaminenses se congregaron en torno al templo para expresar a María la devoción y el amor que ella despierta en los feligreses.
La culminación de la novena efectuada a la Virgen se dio el lunes con una marcha de antorchas desde San Nicolás y Avenida de Mayo hasta el templo a la medianoche, momento en que la Virgen salió a saludar a los feligreses al son del repiqueteo de campanas.
El cronograma de actividades ayer comenzó desde temprano ya que a las 8:00 se ofreció la primera Misa.
A las 16:00, se llevó a cabo la solemne procesión con la sagrada imagen de la Virgen por la ciudad. Como hace algunos años y con el objetivo de que las comunidades religiosas de los templos de la ciudad participen activamente en la fiesta de la patrona, la caminata partió desde la Parroquia San Vicente de Paul, de Francia al 900, para llegar a la Iglesia Principal. Allí, en el altar el obispo de la Diócesis de San Nicolás, monseñor Hugo Santiago, acompañado del párroco de la Merced, Carlos Miri, ofició la misa concelebrada por los sacerdotes de la ciudad.
Por otra parte, a las 19:30, se desarrolló la última celebración de la eucaristía.

La imagen ubicada en un altar especial al cuidado de las fuerzas de seguridad. (AL OPINION)

Protectora de la ciudad
Cientos de fieles y de devotos de distintos puntos de la ciudad de Pergamino se congregaron ayer en las puertas del la Parroquia San Vicente, que también atraviesa el tiempo de preparación de cara a la festividad de su patrono que será el viernes, para participar de la procesión a la Patrona de Pergamino. Minutos después de las 16:00, la imagen de la Merced, trasladada en una camioneta de Bomberos Voluntarios, encabezó la peregrinación. En ese momento la feligresía empezó a saludar a la Santa Protectora de la ciudad. Agitando sus pañuelos y al compás de cánticos evangélicos, los cristianos expresaron su devoción y amor a María.
La procesión fue presidida por un grupo de monaguillos. Junto a ellos peregrinaban los párrocos de las distintas Iglesias. La imagen de la Virgen fue acompañada por los fieles de la ciudad quienes emprendieron la caminata por Florida hasta llegar al templo.
Durante la procesión los fieles presentaron a la Virgen cuantiosas intenciones, también se expusieron reflexiones y entonaron diversos cantos en homenaje a la Madre del Salvador.

Numerosos fieles participaron de la misa central que tuvo lugar en horas de la tarde. (LA OPINION)

Santa Misa
Luego de la recorrida la Virgen fue entronizada en un altar preparado especialmente para la ocasión en el Templo, sitio en el cual se ubicaron los elementos para concretar la celebración de la Eucaristía.
La llegada de la Virgen a las escalinatas fue uno de los momentos más emotivos ya que los ciudadanos agitaron sus pañuelos reverenciando a la protectora de nuestro medio, gesto que acompañaron al compás de cantos de alabanza.
Las grandes dimensiones del templo fueron copadas por los fieles dispuestos a participar del encuentro eucarístico. La misa fue presidida por el obispo diocesano Hugo Santiago y concelebrada por los sacerdotes de las parroquias de la ciudad.
Posterior a las lecturas de los escritos bíblicos correspondientes a la fecha, el prelado expresó palabras alusivas a la jornada religiosa en honor a la Virgen.
Luego de la celebración de la Misa los fieles emprendieron el regreso, llevando en sus corazones la felicidad que María supo imponer en ellos.

Protección de la Madre
Luego de escuchar las lecturas y el Evangelio correspondientes al día de la fecha, el obispo diocesano, Hugo Santiago, se dirigió a los presentes remarcando algunas de las peticiones más importantes que los argentinos debemos hacer a la Virgen. “Podríamos preguntarnos en este momento, de qué necesitamos ser rescatados los argentinos. Observando el panorama un tanto incierto en que vivimos, me viene a la mente un fragmento de la oración por la Patria que dice ‘estamos heridos y agobiados’”. Y en este marco el obispo señaló que “hay tres cosas, a mi criterio, que debemos pedirle a la Virgen: que los argentinos trabajemos sobre la equidad, para formar en el verdadero amor y para respetar la vida”.

El obispo de San Nicolás, Hugo Santiago, presidió la misa. (LA OPINION)

Inequidad
Afirmando que “debemos ser rescatados de la inequidad y vivir la bienaventuranza que dice ‘felices los que tienen hambre y sed de justicia’”. A modo de ejemplo contó que “leí una noticia en la que se indicaba que un senador argentino gana diez veces más que uno español. Lo cierto es que un senador argentino gana 317.000 pesos por mes sin considerar los viáticos. Me tomé el trabajo de preguntarle a un jubilado sobre su salario y me dijo que era de 11.000 pesos por mes; un senador gana 26 veces más que un jubilado, gana entre 10 y 15 veces más que un docente. Contemplando ello sería importante desjerarquizar la política, no desconocemos la importancia de la función de un senador y deberían ganar cinco veces más que un docente o siete veces más que un jubilado pero no 26. Esto nos genera un interrogante ¿Quieren asumir esos puestos porque realmente quieren trabajar por el bien común del pueblo o por el dinero que van a ganar?”.
Haciendo alusión a las palabras de San Juan Pablo II dijo: “Si quieres la paz trabaja por la justicia”, el prelado dio otro ejemplo de lo que genera la inequidad: “Un padre de familia, por ejemplo, que no llega a fin de mes y no le puede dar de comer a sus hijos, es muy probable que salga a robar. Y el delinquir es violento. La injusticia genera violencia por eso tenemos un país violento”. En este marco “debemos pedir a la Virgen de la Merced que nos rescate de la injusticia y la inequidad”.

Formar en el amor
La otra realidad preocupante que mencionó el obispo diocesano tiene que ver con la educación sexual integral con la que, según Santiago “nos está corrompiendo a los niños”. A modo de ejemplo, el prelado contó que “en Córdoba padres de niños tomaron un Jardín de Infantes porque a sus niños les estaban enseñando a tocarse para ver lo que sentían, si sentían atracción entre nenes, nenas o nenes y nenas. ¿Dónde está el pudor? ¿Quién dijo que hay que educar así? Eso es corrupción de menores. Por ello debemos pedirle a la Virgen que nos rescate del sensualismo que corrompe a nuestros menores”. Y agregó que “respetamos la pluralidad y los católicos preferimos poner el instinto al servicio del amor, eso es educar en el amor verdadero, el interpersonal, el amor familiar, el amor profundo”.

Defender la vida
Por último abordó la defensa de la vida en todos sus estadios. Respecto a ello afirmó que “estamos introduciendo la cultura de la muerte en Argentina”. Y contó sobre las raíces de ello: “Hay gente que maneja el mundo que está preocupada por la superpoblación, dicen que en 2050 vamos a ser muchos habitantes para los recursos con que cuenta el planeta. Esos poderosos bajan protocolos, firmados por los gobiernos, distribuyen dinero para implementar ciertas políticas, entre las que se encuentra el matar a personas para que no exista la superpoblación”.
Prosiguiendo con su alocución, el obispo sostuvo que “dicen que legalizar el aborto es una política de salud, pero la labor de los médicos es sanar, no matar. No estamos de acuerdo porque el aborto es una cuestión humanitaria no de religiones”. Después de esta política “sobrevendrá la eutanasia”. Ante ello es que “debemos defender toda vida, no solo la naciente sino la vida en todos sus estadios”.

Curato
El domingo se celebraron los 115 de la Revista La Semana, el medio de comunicación más antiguo de Pergamino mientras que mañana tendrá lugar la celebración por los 240 años del curato. En este marco es que mañana, a las 19:30, habrá una misa de acción de gracias por los 240 años de la Fundación de la Parroquia.
El 26 de septiembre de 1779 fue la fecha del decreto de la fundación de tres curatos, el de San Pedro, San Nicolás y el de Pergamino. En esa época todos ellos pertenecían a Buenos Aires. “Con la creación del curato se dio paso a la fundación de la Parroquia Merced que desde ese momento pasó a tener un cura párroco, es decir propio, que es el pastor de la comunidad. Por lo tanto se cumplen 240 años del curato”, contó Carlos Miri, párroco de la Merced.

Otras actividades
En tanto que para culminar el mes de María, el sábado, a las 18:30, se desarrollará una adoración eucarística en la que participarán los integrantes del grupo radial Bienaventurados. Luego será la celebración de la misa.
Por su parte el domingo, a las 19:30, será la misa y el traslado de la imagen de la Merced a su camarín.

Viaggio Espresso