Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La garrafa social de 10 kilos costará 267,70 pesos desde el viernes

Los comerciantes de Pergamino en algunos casos tomaron con sorpresa el aumento de las garrafas sociales de 10 kilos. (LA OPINION) Los comerciantes de Pergamino en algunos casos tomaron con sorpresa el aumento de las garrafas sociales de 10 kilos. (LA OPINION)

De acuerdo a las consultas formuladas por LA OPINION, la resolución llegaría en las próximas horas, aunque los distribuidores conocen el aumento del 24 por ciento para esos cilindros. Si bien en esta época del año no existen faltantes, los vendedores consideran que habrá reclamos de la gente.


Los comercios locales que venden garrafas sociales fueron advertidos ya sobre los cambios que se generarán en los precios teniendo en cuenta que el Gobierno nacional dispuso un nuevo aumento que impactará de lleno en el bolsillo de quienes utilizan este producto en sus hogares. En esta ocasión, resolvió una suba del 24 por ciento en el precio del cilindro social de gas de 10 kilogramos a partir del viernes.
De este modo, a través de la resolución Nº 15/2019 de la Secretaría de Energía, estas garrafas que ahora cuestan 216 pesos pasarán a valer 267,70; “nos enteramos por los medios nacionales, estábamos esperando la comunicación oficial porque en esta época del año el consumo es bajo y la demanda se satisface sin ningún problema”, explicaron a LA OPINION desde una de las bocas de expendio que trabaja con este programa del Estado nacional.
Este sistema, que rige desde 2015, está destinado como un subsidio a las familias de recursos bajos ya que la reglamentación determina que la Secretaría de Energía considera a un grupo familiar de carácter humilde cuando los ingresos totales no superan dos salarios mínimos; a su vez se fijó un criterio especial para quienes cuenten con Certificado Unico de Discapacidad para algún integrante del hogar.
Si se tienen en cuenta los cambios en los valores, la garrafa de 10 kilos tendrá un precio de 160,28 pesos para el fraccionador; de 240,97 pesos para el distribuidor y de 267,70 para el público que accede a este beneficio. Asimismo, se determinó que el precio máximo de referencia en planta del productor para el gas butano en 9.15 pesos por cada tonelada y en lo que hace al propano en 9.042 pesos.

Resolución oficial
“En la modificación de los precios máximos de referencia deberá tenerse en cuenta la protección de los sectores sociales residenciales de escasos recursos, para lo cual resulta aconsejable continuar aplicando un criterio de gradualidad en la implementación de las actualizaciones de dichos valores, como así también mantener un esquema de subsidio a la demanda compatible con esos fines”, señala la resolución.
Sobre este punto en particular los distribuidores locales coincidieron en que “el tema de las garrafas sociales tiene un fuerte impacto cuando tenemos temperaturas bajas pero los que utilizan el combustible para la cocina tienen que comprarla todo el año, aunque es cierto que hay una reducción considerable en las ventas y nunca tuvimos faltantes para estos períodos de calor.
“La semana próxima seguramente nos encontraremos con los comentarios de la gente que vendrá a buscar el producto, algunos seguramente conocerán el aumento y otros se enterarán al momento de pagarlas”, agregó otro de los vendedores que habló ayer con LA OPINION.

Sobreprecios en la venta
Los problemas son recurrentes cuando se acerca el frío dado que se repiten situaciones con el gas envasado y la suba desmedida en el precio de las garrafas, inconveniente que solo contempla subsidios para familias vulnerables, los cuales muchas veces quedan desactualizados según donde adquieran el producto. “En verano los valores no cambian mucho porque hay stock en todas las bocas de expendio, es decir que quienes quieren la garrafa social la pueden llevar sin problemas de los distribuidores oficiales”, señalaron.
Pero todos coinciden en que se tiene que controlar en comercios minoristas los precios de ventas al público de garrafas de gas porque siempre se reciben las consultas de los consumidores acerca de que los cilindros se ofrecen en distintos establecimientos a precios superiores a los establecidos por la Secretaría de Energía de la Nación.
De acuerdo a lo indicado, a raíz de esta situación se seguirán los operativos de control en distintos puntos de Buenos Aires que continuarían en conjunto con la propia Secretaría nacional y las comunas. De todos modos se recordó que ante cualquier situación anómala, los consumidores pueden realizar las consultas y reclamos a la línea gratuita de Defensa del Consumidor de la Provincia 0800-222-9042 (de 9:00 a 18:00) o a las distintas Oficinas de Información al Consumidor que funcionan en los municipios.

Viaggio Espresso