Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Iglesia Católica celebra la fiesta de Corpus Christi

En algunos templos pergaminenses hoy habrá celebraciones especiales en torno al Santísimo Sacramento.  (EL DIA) En algunos templos pergaminenses hoy habrá celebraciones especiales en torno al Santísimo Sacramento. (EL DIA)

En esta solemnidad la Iglesia tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración. La festividad diocesana se desarrolló ayer en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de calle Italia y Solís. Hoy habrá misa y procesión en la Parroquia de la Merced.


Entre ayer y hoy, los fieles católicos celebrarán una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico: Corpus Christi o Cuerpo y Sangre del Señor. En esta solemnidad se tributa a la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, gratitud y amor.
La festividad organizada por el obispado, que para esta fecha siempre elige un punto de la Diócesis en el que concentra las actividades y convoca a toda la grey diocesanam se desarrolló ayer en nuestra ciudad, con la presencia de monseñor Santiago, en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de calle Italia y Solis. Allí, en las primeras horas de la tarde se ofreció una charla, dirigida específicamente a los ministros de Eucaristía y a los integrantes de la Pastoral de Salud. Luego el obispo celebró misa. Al finalizar la ceremonia se efectuó la procesión presidida por el Santísimo Sacramento.

Otras celebraciones
Por otra parte, hoy en la Parroquia Nuestra Señora del Luján (Bolivia 250), el padre Mariano Díaz celebrará la misa a las 11:00, luego será la procesión y habrá altares para la adoración, preparados por los grupos de catequesis y jóvenes de la Parroquia.
En horas de la tarde, en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, a las 16:00 el padre Carlos Miri celebrará la misa bajo el lema: “Vale toda vida”. A posteriori se efectuará la procesión alrededor de la Plaza Merced portando en alto el Santísimo Sacramento.

Cuestiones a saber
Jesús instituyó la Eucaristía: Jesús reunido con sus apóstoles en la última cena instituyó el sacramento de la Eucaristía: “Tomen y coman; esto es mi cuerpo…” (Mateo, 26, 26-28). De esta manera hizo partícipes de su sacerdocio a los apóstoles y les mandó que hicieran lo mismo en memoria suya.
Acción de gracias: la palabra Eucaristía, derivada del griego ε?χαριστ?α (eucharistía), significa “Acción de gracias” y se aplica a este sacramento porque Jesús dio gracias a su Padre cuando la instituyó.
Sacramento del Altar: el Concilio de Trento (Siglo XVI) define claramente: “En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, juntamente con su alma y divinidad. En realidad Cristo íntegramente”.
Cuerpo y sangre: en la Santa Misa, los obispos y sacerdotes convierten realmente el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo durante la consagración; el proceso es llamado transubstanciación. La solemnidad del Corpus Christi es una de las cinco ocasiones en el año en que un obispo no puede estar fuera de su diócesis, salvo por una urgente y grave razón.

Recibir la Eucaristía: la comunión es recibir a Jesucristo sacramentado en la Eucaristía. La Iglesia manda comulgar al menos una vez al año, en estado de gracia, y recomienda la comunión frecuente.
Confesión: el ayuno eucarístico consiste en abstenerse de tomar cualquier alimento o bebida, al menos desde una hora antes de la sagrada comunión, a excepción del agua y las medicinas. Los enfermos y sus asistentes pueden comulgar aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior. El que comulga en pecado mortal comete un grave pecado llamado sacrilegio. El que desea comulgar y está en pecado mortal no puede recibir la comunión sin haber acudido antes al sacramento de la penitencia, pues no basta el acto de contrición que se reza en la misa.
Asistir a misa: frecuentar la Santa Misa es un acto de amor a Dios que debe brotar naturalmente de cada cristiano. Es también obligatorio asistir los domingos y feriados religiosos de precepto, a menos que se esté impedido por una causa grave.
Alimento espiritual: la Eucaristía en el sagrario es un signo por el cual Jesús está constantemente presente en medio de su pueblo y es alimento espiritual para enfermos y moribundos. Se le debe agradecimiento, adoración y devoción a la real presencia de Cristo reservado en el Santísimo Sacramento.
Celebración: la solemnidad del Corpus Christi fue establecida en 1246 por el obispo Roberto de Thorete y a sugerencia de Santa Juliana de Mont Cornillon. Después del milagro eucarístico de Bolsena, a mediados del Siglo XIII, el Papa Urbano IV expandió esta celebración a toda la Iglesia Universal en 1264 con la bula “Transiturus”, fijándola para el jueves posterior al domingo de la Santísima Trinidad. El Pontífice encomendó a Santo Tomás de Aquino que compusiera un oficio litúrgico propio e himnos que se entonan hasta nuestros días.