Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La industria del vestido espera respuestas para revertir el difícil momento

Desde el Sutiv mostraron su preocupación por la falta de respuestas a los pedidos gremiales. (LA OPINION) Desde el Sutiv mostraron su preocupación por la falta de respuestas a los pedidos gremiales. (LA OPINION)

En los últimos años hubo una notable reducción en la fabricación de prendas de vestir en la región. Esto motivó que más de 600 personas pierdan su fuente de ingreso. Para los referentes del gremio las políticas económicas y la libertad de importación resultaron fundamentales para que se genere este inconveniente. Aguardan cambios urgentes.


Una de las industrias que siguen esperando la reactivación del sector es la fabricación de indumentaria, una actividad referente para la economía de la ciudad y la región dado que muchos son los puntos de elaboración de prendas que aun aguardan cambios en la política que favorezcan el consumo; “en estos dos últimos años calculamos que se perdieron más de 600 puestos laborales en Pergamino y localidades cercanas, que es la jurisdicción que tiene a su cargo la regional del Sindicato Unico de Trabajadores de la Industria del Vestido (Sutiv)”, explicó Martín Benavídez, titular del gremio e integrante de la conducción nacional del sector.
Asimismo ratificaron que uno de los motivos principales es “la puesta en marcha de una descontrolada libertad de importaciones que se instrumentó en el último tiempo generando en la industria nacional un déficit marcado”, resaltó el gremialista en la charla con LA OPINION.
“Somos una de las cadenas de trabajo que sintió con fuerza la caída en las ventas porque la gente dejó de comprar indumentaria, todos los gastos corrientes de una familia se fueron direccionando hacia otras necesidades y los propios comerciantes del rubro pueden dar fe de esto”, agregó Benavídez.
En esta misma línea resaltó las dificultades por las que pasan los propietarios de talleres: “Por un lado nos encontramos con confeccionistas que tuvieron un descenso imposible de sostener en la producción de ropa, pero también hay gente que sigue adelante con las fabricación y esto se debe principalmente a que las marcas se ‘amoldaron’ a esta difícil realidad del país, es decir que la actualización de sus precios está acorde con lo que puede pagar el cliente”.

Un año complicado
Martín Benavídez reconoció que el “año es incierto y pinta para ser complicado” en este sector productivo del país; “es necesario controlar el ingreso de las prendas de vestir fomentando a la industria Argentina para nosotros sería fundamental, lo mismo que haya un fuerte respaldo a los empresarios de la costura o bien que el Gobierno llegue con herramientas concretas para favorecer a que la situación se modifique cuanto antes son cuestiones a implementar para lograr un cambio”, reconoció el secretario general del Sutiv como posibles alternativas.
“Siempre estamos atentos a las negociaciones salariales porque los porcentajes de aumento que se logran quedan desfasados, ni siquiera los pagos extras que se puedan acordar llegan a paliar la situación económica de los trabajadores de la costura. Y no es que no entendamos la realidad del sector empresarial, sino que los obreros del vestido no pueden directamente hacer frente a responsabilidades comunes como el pago de las tarifas de gas, luz o bien los alquileres; estamos complicados hasta con las prestaciones básicas brindadas mediante la obra social”, explicó Benavídez.

Esfuerzo conjunto
En el tramo final de la entrevista Benavídez indicó que “hay un esfuerzo conjunto con empresarios que comprenden la realidad y mantienen a su gente; tenemos casos donde el trabajador hace años que está detrás de una máquina produciendo por lo que se logra mantener la fuente laboral. Pero hay situaciones difícil de entender porque la variable del ajusto es el operario y ante la primer inestabilidad lo suspenden o despiden”, dijo el gremialista de Pergamino asegurando que el martes volverán a conversar con sectores industriales.
- ¿Seguirán este año con las negociaciones en general?
- Diariamente tenemos consultas de los compañeros que se acercan a la sede gremial y en ese contexto es que vamos trabajando con las necesidades de la gente; asimismo se coordina con la gente de los demás sindicatos posturas conjuntas porque de una u otra forma a todos los sectores de la producción se les complica poder desarrollar las actividades que efectúan.

Viaggio Espresso