Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La nueva Guardia transformará la atención pediátrica de urgencia en el Hospital

El espacio quedará integrado al resto de los servicios dedicados a la atención pediátrica. (LA OPINION) El espacio quedará integrado al resto de los servicios dedicados a la atención pediátrica. (LA OPINION)

Avanza a buen ritmo la obra de construcción del espacio que se enmarca en el Programa Provincial de Guardias Hospitalarias. Supone una inversión de 25 millones de pesos e importará una transformación en la relación con el paciente a partir de la instrumentación de un protocolo que rige en el mundo para la atención de emergencias.


El Hospital Interzonal General de Agudos San José experimentará una transformación en la dinámica de funcionamiento de la Guardia Pediátrica a partir de la ejecución de la obra de construcción del nuevo espacio que se encuadra en el Programa Provincial de Guardias Hospitalarias financiado por Gobernación en distintos hospitales bonaerenses, a partir de una decisión tomada por la gobernadora María Eugenia Vidal.

La obra, que está a cargo de la empresa local Lavítola y Berniell -que ganó el proceso de licitación- comenzó en el mes de agosto y tiene una fecha probable de finalización para mayo o junio de 2019. La inversión será de 25 millones de pesos solo en infraestructura, a lo que habrá que sumar lo que demande el equipamiento. “Esta es una ejecución que forma parte del plan de contingencia de guardias hospitalarias que baja directamente de Gobernación para la reforma de los espacios de atención de emergencias de los hospitales bonaerenses”, señaló a LA OPINION la doctora Cecilia De Marco, directora ejecutiva del Hospital San José.

Acompañando esta reforma, también se ejecutará la remodelación del sector de Guardia de adultos, lo que permitirá tener separado el funcionamiento de ambos espacios. “Esta remodelación fue evaluada por técnicos del área de Infraestructura del Ministerio de Salud y determinaron el lugar del Hospital donde realizar la ejecución, considerando cuestiones de accesibilidad y funcionalidad”.

Para la Guardia Pediátrica, la construcción se está haciendo en el espacio que dejó libre el Centro de Día de la Fundación Leandra Barros- que se trasladó al Centro Oncológico Pergamino-. Sobre la estructura existente y con terreno que se ganó, se está realizando la construcción. La directora ejecutiva del Hospital San José precisó que la obra está bastante avanzada: “Sabemos que estamos en muy buenas manos, ya que la empresa local que tiene a su cargo la obra es la misma que trabajó en la construcción del Centro Obstétrico”.

Es visible el grado de avance de la obra de construcción de la Guardia Pediátrica. (LA OPINION)

Una nueva dinámica

Desde el punto de vista funcional, la Guardia Pediátrica constará de tres consultorios de atención ambulatoria donde se va a implementar el triage- que es un protocolo que se implementa a nivel mundial en los servicios de emergencias y que permite clasificar al paciente de acuerdo a la patología para administrar mejor los tiempos de atención-. También tendrá una sala de espera, dependencias para médicos y personal de enfermería y diez camas de internación para la observación de pacientes. Esto último no disponible en el actual esquema de atención pediátrica.

La Guardia Pediátrica tendrá entrada independiente por calle Monteagudo y quedará integrada a otros servicios de atención de Pediatría como la Sala de Internación Pediátrica, la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y la Terapia Intensiva Neonatal, por lo que los pequeños pacientes no tendrán contacto con otros sectores del nosocomio para el acceso a la atención. Actualmente la Guardia Pediátrica atiende un promedio de 200 consultas diarias y funciona con un solo consultorio de -24 horas de atención- y la sala de internación de Pediatría, distante unos 100 metros de la Guardia, por pasillo interno.

Con la obra que está en marcha cambiará radicalmente la dinámica de funcionamiento del servicio, que ampliará en forma significativa su capacidad operativa. “Hoy ambas guardias (adultos y pediátrica) funcionan en forma compartida, sin camas de observación; en el futuro vamos a contar con una guardia exclusivamente de pediatría que tendrá mayor capacidad tanto de infraestructura como de disponibilidad de recursos humanos para su funcionamiento”.

Más recursos humanos

En lo que respecta a los recursos humanos, la doctora Cecilia De Marco señaló que “en el presente no tenemos el plantel completo, ya que necesitamos contar con dos médicos de 24 horas todos los días”. “En este momento tenemos 11 cargos de médicos pediatras y cuando finalice la residencia ya tenemos un cargo disponible para un pediatra más”, precisó. Y reconoció: “No estamos tan lejos del objetivo que es tener 14 médicos”.

Sobre el personal de enfermería mencionó que actualmente se trabaja con los enfermeros que prestan servicio en la Guardia general, pero remarcó que en el transcurso del primer semestre del año 2019 se podría contar con 15 cargos de enfermería que ya han sido solicitados al Ministerio de Salud y la jefa del Departamento de Enfermería deberá distribuirlos en los servicios.

En este punto reconoció Di Marco que, tal como sucede a nivel nacional, existe un déficit de personal de enfermería: “Este recurso es escaso, necesitamos personal que esté bien formado, preparado para la atención de Guardia, para el tratamiento en triage, para internación y para el trabajo en áreas críticas”.

El trabajo en triage exigirá tener en la Guardia Pediátrica personal de enfermería con formación específica y respecto de ello, la doctora De Marco resaltó que “esto requerirá de un entrenamiento especial para cumplir con ciertas pautas”.

A la par mencionó que también habrá personal de admisión durante las 24 horas -en una estrategia que el nosocomio ya puso en marcha a modo de prueba- para asegurar el correcto funcionamiento de la Guardia. “Hoy está funcionando con alguna deficiencia todavía, pero vamos mejorando algunas cuestiones operativas. Necesitamos incorporar más personal, algo que posiblemente podamos hacer en el transcurso del año próximo porque queremos que cuando la nueva guardia se ponga en funcionamiento la admisión de 24 horas esté funcionando a pleno y aceitada en su dinámica”.

En este sentido, recordó que la Guardia Pediátrica es un espacio de alta demanda de atención por cuanto es la única de la ciudad que funciona en forma activa las 24 horas durante los 365 días del año. “En el sector privado la guardia pediátrica activa no existe y en las clínicas tampoco hay internación pediátrica, esto supone para nosotros atender una importante demanda”, detalló la directora ejecutiva del Hospital San José recordando que además el nosocomio recibe pacientes derivados de los localidades vecinas.

Cómo funciona el triage

La aplicación de normas para el funcionamiento de la Guardia hospitalaria en mejores condiciones de infraestructura y dotación de recursos humanos implicará un uso “diferente” por parte de los pacientes por cuanto la clasificación de la urgencia a partir de un protocolo específico supondrá tiempos de espera diferenciales según cada situación particular. Lo cierto es que en el presente los servicios de Guardia se emplean muchas veces para cuestiones que pueden resolverse en una consulta ambulatoria por consultorio externo e incluso en la red de atención primaria porque son afectaciones que no revisten gravedad. Modificar estos usos tiene que ver con una mejor educación de la población y con el cambio de una cultura que hace que hoy, por una indigestión o por un dolor de cabeza de varios días, se recurra a los servicios de Guardia, incluso esperando el horario en que funciona en exclusivo, para eludir la vía convencional de atención que suele ser más lenta, justamente por no tratarse de urgencias.

“El traige funciona con códigos de clasificación según la severidad del caso. Está tabulado incluso el tiempo de espera que debe tener la atención de cada patología. La gente va a tener que acostumbrarse a algunos cambios. Esto siempre genera dificultades, pero se deberá aprender que una persona que venga a la Guardia por algo que no es urgente va a tener su tiempo de espera. Que hay patologías que requieren de una atención urgente porque ponen en riesgo la vida y esto se respetará”.

“Cuando se trabaja con un sistema de triage está descripto quiénes no pueden esperar, quiénes sí pueden hacerlo e incluso quiénes pueden ser derivados por un turno a consultorios externos”, aclaró la directora del Hospital y resaltó que este cambio que será fundamental en la dinámica redundará en un mejor uso del servicio de Guardia, en una atención más eficiente de los pacientes tanto pediátricos como adultos.

Viaggio Espresso