Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Nueva Perla solicitó asistencia al Municipio para seguir funcionando

Concejales y los dueños de La Nueva Perla se reunieron para abordar la problemática que atraviesa el sector. (LA OPINION) Concejales y los dueños de La Nueva Perla se reunieron para abordar la problemática que atraviesa el sector. (LA OPINION)

La paralización de actividades, la prohibición de circulación interurbana y ahora al paro de transporte público han puesto a las empresas en una situación límite. En este contexto la concesionaria local pidió una ayuda económica “de urgencia” al Ejecutivo. 


Los problemas vienen de antes; con la emergencia sanitaria y sus restricciones se complicó aun más la situación. Más recientemente, el paro de choferes de la UTA, que reclaman por sus haberes ante empresarios que aducen no recibir en tiempo y forma a la asistencia del Estado provincial y haber sido denegados para la ayuda del Estado Nacional, ha llevado la situación a un punto límite. Pero no fueron éstos sino los problemas que está ocasionando el paro de transporte a la población que utiliza los colectivos para movilizarse a sus trabajos o por cuestiones personales lo que hizo que los concejales que conforman la comisión de Tránsito y Transporte llevaran a cabo una reunión con los dueños de la empresa concesionaria del servicio público “La Nueva Perla”. La intención era escuchar de ellos cuál es el estado de situación en la que se encuentran y los fundamentos por los cuales se está llevando a cabo el paro nacional del gremio Unión Tranviaria Automotor (UTA).
De acuerdo a lo que pudo saber LA OPINION, los titulares de la compañía manifestaron su preocupación por la situación que atraviesan, agravada por la cuarentena obligatoria y entregaron un detallado informe, el cual fue también remitido ayer al Ejecutivo local, mediante el cual solicitan una asistencia económica para poder seguir prestando el servicio reconociendo que el momento es sumamente complejo.

Los argumentos
La empresa presentó una serie de condiciones que se han dado y que –manifiestan- los ponen en un estadío de inviabilidad para funcionar.
Entre los argumentos esgrimidos, los más importantes fueron una notable disminución de pasajeros transportados; aumento en todos los costos que tienen para llevar adelante el mantenimiento de los vehículos; demora en el pago de uno de los subsidios que reciben por parte de la Provincia; y rechazo de la solicitud de un subsidio a empresas con riesgos financieros.
Por tal motivo se acordó con los distintos bloques políticos del Concejo Deliberante seguir en contacto permanente y buscar los canales de diálogo posibles, tanto con el Municipio como con Provincia y Nación para tratar de encontrar alguna solución a la situación planteada.

¿Hasta cuándo?
El conflicto mantiene paralizado el transporte urbano de pasajeros en casi todo el país, a excepción del área metropolitana de Buenos Aires, San Juan, Salta Capital, y cinco localidades de la provincia de Buenos Aires.
La medida de fuerza, que comenzó el martes 12 de este mes, es por el reclamo salarial del gremio, luego de que las empresas abonaran solo el 50 por ciento del sueldo de abril, con el argumento de no contar con el dinero suficiente debido a la drástica caída de la recaudación por la cuarentena nacional por el coronavirus.
En este sentido desde la UTA volvieron a indicar que “el panorama es complejo y preocupante” y explicaron que “la solución desde el Estado nacional demora en llegar y los trabajadores están sin su sustento”, reconociendo que esta situación complica a miles de trabajadores que están a la espera de una resolución.

No llegan los recursos
Desde el gremio pusieron de relieve que “el tema de fondo es que tiene que llegar de manera urgente el dinero. Mientras tanto, la situación será muy caótica en el transporte urbano, dado que los trabajadores recién cobraron una parte de sus sueldos”, señalaron en un informe que recibió el Diario ayer al mediodía.
Cabe recordar que el miércoles se iba a realizar un encuentro que finalmente se postergó para el jueves “pero pasadas las 17:30 de ayer (por el jueves) se confirmó que no hubo acuerdo y el conflicto sigue sin resolverse. Continúa el paro”, manifestaron en un tramo de la nota que enviaron respecto a esta medida de fuerza por tiempo indeterminado y el conflicto se endureció ayer tras la advertencia de suspensiones y despidos que efectuará la Cámara que representa a los empresarios del interior, quienes reclaman que el Estado cumpla con el envío de subsidios.