Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La Parroquia Santa Teresa de Jesús, monumento histórico de Acevedo

Cada 15 de octubre se desarrolla la fiesta patronal. (LA OPINION) Cada 15 de octubre se desarrolla la fiesta patronal. (LA OPINION)

La Iglesia de la localidad, ubicada en el corazón del pueblo, fue inaugurada en 1899. La imponente iglesia refleja cabalmente el espíritu religioso de sus primitivos vecinos y quedan en la localidad los testimonios de aquellos primeros habitantes que contribuyeron a su construcción.


Cada 15 de octubre la localidad se viste de fiesta para celebrar el día de su patrona Santa Teresa de Jesús. La Iglesia de la localidad, ubicada en el corazón de la misma, fue inaugurada en 1899. La actividad religiosa de la localidad comenzó en los albores mismos del pueblo. La imponente iglesia refleja cabalmente el espíritu religioso de sus primitivos vecinos y quedan en la localidad los testimonios de aquellos primeros habitantes que contribuyeron a su construcción.
Desde hace seis años, el padre Emilio Becerra es el encargado de administrar la Parroquia que, por su antigüedad, se ha constituido en un monumento histórico.
En contacto con LA OPINION, el sacerdote contó que son numerosos los niños que asisten a catequesis (Iniciación, comunión y confirmación) en el templo.
Cuatro son los días en la semana en que se celebra misa. Así los miércoles, viernes y sábados la celebración de la Eucaristía se desarrolla a las 19:00 mientras que los domingos la misa se celebra a las 11:00.
Respecto a la festividad de la patrona: Santa Teresa de Jesús, el sacerdote destacó el compromiso de la comunidad que año a año participa activamente.
Por último Becerra instó a los fieles a “amar a Dios” y ser perseverantes.
Una de las frases más reconocidas de esta santa, la primera doctora mujer de la Iglesia católica es: “Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda; la paciencia todo lo alcanza; quien a Dios tiene nada le falta: solo Dios basta”.