Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

La venta de autos se fue por un tobogán y se espera la reactivación

Tras la significativa caída de las ventas de los autos 0 kilómetros, las agencias esperan por la reactivación. (ARCHIVO LA OPINION) Tras la significativa caída de las ventas de los autos 0 kilómetros, las agencias esperan por la reactivación. (ARCHIVO LA OPINION)

A nivel país la baja de unidades 0 kilómetros fue del 45 por ciento y ese índice se correlaciona con lo sucedido en Pergamino. Ni siquiera se pudo compensar la merma con la comercialización de usados, ya que al no haber demanda de los salidos de fábrica se retrajo el mercado de los de segunda mano. Los vendedores esperan mejoras.


Las ventas de autos cerraron 2019 con una baja de 45 por ciento con respecto al año anterior. El agravamiento de la situación en septiembre se debe al impacto en los precios como consecuencia de la devaluación, sumado al levantamiento del plan de subsidios que dispuso el Gobierno entre junio y agosto pasado, el nivel de ventas se fueron por un tobogán. A nivel país el mercado de 2019 cerró en alrededor de 430.000 unidades. Muy lejos de las 800.000 vendidas un año atrás.

Con matices, esos porcentajes de reflejaron en todo el país. Pergamino no fue la excepción. La fuerte suba de la cotización del dólar que tuvo desde abril de 2018 hasta la actualidad -se multiplicó por tres- sumado a que los salarios perdieron alrededor de 20 puntos porcentuales respecto de la inflación en dos años y a que desapareció el financiamiento, acceder a la compra de un auto 0 kilómetro se volvió una posibilidad para pocos. Las ventas cayeron de forma estrepitosa y no hay perspectivas de mejora en 2020, al menos para el primer trimestre. De todos modos hay vendedores que se esperanzan con que pronto comiencen a reactivarse las ventas.

Aunque a mediados de diciembre en la industria avizoraban un panorama algo más alentador porque la brecha del dólar oficial con el paralelo suele impulsar mayores ventas para el que tiene los dólares -los vende en el blue y luego compra el vehículo cuyo valor se fija al dólar oficial-, la suba del impuesto interno para los vehículos con precios de salida de fábrica a partir de 1,3 millones de pesos volvió a desanimar a los empresarios.

De todas maneras, los vehículos más vendidos se ubican por debajo de ese valor, aunque ya ninguno se ubica por debajo de los 600.000 pesos. El principal problema, aseguran vendedores consultados por LA OPINION, es la falta de financiamiento. Y ese inconveniente aplica también para el mercado de los usados, que si bien se viene moviendo mejor que el de los 0 kilómetros, no es para nada satisfactorio en este tiempo.

El mercado del usado de algún modo permitió respirar a agencias y concesionarias. Sin embargo en los registros del automotor en Pergamino, que es donde se inscriben los 0 kilómetros y se registran las transferencias de usados, en promedio, durante 2019, la merma fue de casi el 50 por ciento con relación a los años anteriores. “Históricamente el 50 por ciento de los autos de fábrica se inscribe con una prenda, y eso en 2019 casi no lo vimos, porque desapareció el crédito. Quiere decir que el sector de clase media que compraba autos 0 kilómetros financiados dejó de hacerlo, y eso se notó” explicaron a LA OPINION desde uno de los Registros del Automotor.

Naturalmente, la situación podrá ser revertida a partir de la reactivación del sistema crediticio formal, fundamentalmente a través de bancos o bien desde las mismas terminales o concesionarias. Pero si bien la esperanza está empezando a latir a parti de medidas que podrían lanzar el nuevo Gobierno, aún no hay demasiadas certezas para el corto plazo, de modo que quienes se dedican a la comercialización de autos siguen sumergidos en la incertidumbre y buscan, ya casi sin variantes, alternativas para seguir subsistiendo.

“Al no haber venta de 0 kilómetros por el poco crédito que hay, las ventas de usados merma básicamente porque no abundan, ya que al no ingresar a la plaza nuevas unidades, se achica el mercado de los usados”, explicó Guillermo Iñarra, referente de Ugarte Automotores. “Está todo muy complicado, tienen que bajar las tasas de interés porque todavía están muy altas”, remarcó.

También resaltó que “las perspectivas no son las mejores al menos para el coto plazo, porque debe pasar algún tiempo para que se reacomode el sistema de ventas”. Iñarra señaló que “lo poco que se viene moviendo el mercado es en el segmento que tiene un tope en los 300 mil pesos. De allí para arriba se complica por la falta de crédito o por las tasas de interés muy elevadas”.

Ejemplificó que para comprar una unidad de 500 mil pesos, una persona podría tener la mitad del dinero y el resto hoy sería imposible financiarlo porque pagaría una fortuna en intereses. Por eso las operaciones se manejan mayormente en el rango de los 250 a 300 mil pesos. “Tratamos de ser ingeniosos para seguir manteniendo la estructura, porque la verdad es que hoy no es un buen negocio. Pero estamos esperando que las cosas puedan mejorar para volver a recuperar paulatinamente el ritmo de ventas”, dijo el agente de ventas.

Por su parte Bernardo Remy, responsable de ventas de Alra S.A. la concesionaria local de Volkswagen señaló que el año pasado “hubo una recesión muy notoria en la venta de automotores, al caer considerablemente las ventas, y ahora tenemos muchas esperanzas en que se recupere el mercado a partir de las políticas de mayor consumo que propone el nuevo Gobierno”.

En tal sentido destacó que “ya vemos que se ha comenzado a reactivar, fundamentalmente traccionado por el sector del campo que en esta zona es el que mayormente dinamiza la economía”. Por eso resaltó que Alra posee una gran demanda de la pick-up Amarok, por la zona agrícola en que estamos establecidos y por los beneficios impositivos que significa adquirir un vehículo tipo utilitario. Remy también destacó que “tenemos una gran demanda de usados tanto de nuestros clientes como de los puntos de venta que abastecemos, porque al caerse la venta de 0 kilómetros no hay demasiados usados para cumplir con la demanda”.

Con relación a los tiempos que vienen, el vendedor dijo que “tenemos muchas expectativas, esperamos que a partir de marzo de reactiven las ventas. Por lo pronto ya tenemos grandes beneficios para dar, por ejemplo para la Amarok tenemos tasa cero por ciento para 500 mil pesos a 18 meses, cuando en noviembre la tasa era del 42 por ciento. La tasa está bajando y eso es muy bueno para reactivar el consumo, no solo de autos sino para el resto de los rubros”.

Por último Remy señaló que “estamos todos ilusionados en que tengamos algo mejor de lo que fue 2019. Si logramos superar un 15 por ciento de lo que fue el año pasado, no estaría nada mal”.

Viaggio Espresso