Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Lamentablemente no cesan los daños y robos de los señalizadores viales

La señalización dañada en la ciudad se genera en distintos puntos y debe ser repuesta por el Municipio. (LA OPINION) La señalización dañada en la ciudad se genera en distintos puntos y debe ser repuesta por el Municipio. (LA OPINION)

Advierten que este tipo de situaciones se generan en toda la ciudad y reconocen que hay zonas donde los vecinos cuidan los elementos que están siendo colocados. Hay casos donde directamente roban los carteles de demarcación y se generan problemas por sus ausencias. Provincia también reclama más  cuidado en las rutas.


Con gran preocupación se notan los ataques vandálicos que se registran en la ciudad, aunque hay momentos en los que los daños resultan permanentes en la señalización vial que está en la ciudad; “todas las semanas tenemos problemas recurrentes que van desde el robo de un nomenclador hasta la destrucción de un indicador de velocidad máxima o bien la advertencia de radares de control”, explicaron fuentes consultadas por LA OPINION.
Las roturas se dan en cualquier sector siendo el radio céntrico uno de los puntos donde “con mayor frecuencia tenemos que trabajar”, señalaron e indicaron además que “en muchos barrios periféricos notamos una responsabilidad por parte de los vecinos que cuidan las cosas que colocamos, aunque la realidad es distinta en inmediaciones de los accesos”.
Sabido es que desde hace algunos meses está en marcha este programa integral de señalización en la ciudad y los pueblos, pero muchas veces los carteles que se colocan son dañados por “manos anónimas” durante la noche; “obviamente que nos preocupa ya que es mucho el esfuerzo que hace el Municipio para mejorar este tipo de cuestiones que favorecen al tránsito”, agregaron.
La rotura en los nomencladores o bien la señalización atacada con aerosoles es una de las malas costumbres que pueden detectarse en la vía pública, y es esto algo que se nota con mayor fluidez en algunos barrios periféricos.

Hacer las denuncias
Muchas veces los mismos vecinos del lugar donde se produce el ataque llaman a través del 147 o bien se acercan a alguna dependencia municipal cercana para contar lo que pasó, pero en general es el personal el que procede a notificar lo sucedido dado que están todos los días trabajando con este programa de demarcación. Y más allá de lo que pueda pasar con los carteles, “también vemos la manera en que se infringen las leyes colocando los autos en zonas prohibidas, parando sobre las veredas o bien se tapan las rampas para personas con discapacidad”, advirtieron y pidieron que “es importante la denuncia en el momento en que se observan estos tipos de sucesos porque es probable que las fuerzas de seguridad puedan acudir inmediatamente para intervenir”, resaltaron.

En toda la provincia
El Gobierno bonaerense alertó sobre el robo de señales de tránsito en las rutas de la provincia y pidió a los automovilistas que denuncien al 911 si observan este tipo de hechos. En relación a esto se precisó que el robo y daño de las señales de tránsito en rutas y calles de la provincia de Buenos Aires aumentó “considerablemente” y se agregó que si bien para el gobierno “es prioridad” dar una mayor seguridad en el tránsito eso requiere “la colaboración de los usuarios”.
Los carteles robados “son utilizados como elementos decorativos en habitaciones, jardines, parques y también para la venta”, mientras que cada reposición le cuesta unos 1.800 pesos a la Dirección de Vialidad bonaerense. El robo y destrucción de señales “amenaza la seguridad vial” remarcando que “se está haciendo un esfuerzo enorme para señalización horizontal y vertical” en la provincia.
La denuncia de los conductores ante este tipo de delito es esencial para revertir la situación y “evitar así cualquier tipo de accidente.
“Para el conductor que mantiene una determinada velocidad en una recta, la señal de curva es vital para evitar un accidente”, advirtieron y resaltaron que “cada una de las dependencias zonales de Vialidad comunican diariamente el faltante de señales de tránsito”, explicaron en un informe que recibió LA OPINION.
En el ranking de los daños están “la práctica de tiro al blanco y la sustracción de carteles para el uso en automotores, casas, corrales de animales y mobiliario”, reconocieron en el comunicado provincial.
También “es habitual el robo de carteles que indican velocidades máximas en zonas de radares, porque luego este faltante es utilizado como argumento para solicitar la nulidad de multas labradas por exceso de velocidad”, apuntaron en el ente vial bonaerense.

Viaggio Espresso