Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Las obras para repavimentar Juan Manuel de Rosas costarán 3.7 millones de pesos

Ayer se llevaron a cabo trabajos con el nuevo asfalto en caliente en una zona de avenida Juan Manuel Rosas. (LA OPINION) Ayer se llevaron a cabo trabajos con el nuevo asfalto en caliente en una zona de avenida Juan Manuel Rosas. (LA OPINION)

Habrá cambios significativos con una carpeta asfáltica nueva, señalización vertical, cartelería horizontal e iluminación LED aportada por la Comuna. Desarrollo Urbano brindó detalles sobre los trabajos que se llevan a cabo en este acceso a la ciudad por el sector norte.


Comenzaron los trabajos para la repavimentación de avenida Juan Manuel de Rosas, una obra muy demandada por los vecinos que utilizan este sector de la ciudad ya que es uno de los accesos directos que tiene la ruta provincial Nº 32. “Las intervenciones implican la pavimentación del ingreso por esta arteria dado que no estaba en condiciones, aunque hay un segmento que se encontraba bien y es por eso que no se tocará el tramo donde el asfalto se presenta sin problemas para el tránsito de vehículos”, dijo el secretario de Desarrollo Urbano, José Salauati, luego de recorrer la zona.
La remodelación, que es financiada con recursos municipales, contempla la continuidad de avenida Ameghino desde la intersección con Champagnat hasta la ruta Nº 32; “fue licitada en este año y la empresa constructora adjudicataria es Iarsa S.A. con un monto presupuestado de 3.777.000 pesos”, señaló el funcionario mientras se llevaban a cabo las intervenciones con maquinaria pesada.

¿Qué se está haciendo?
En el tramo donde se encuentran en marcha los trabajos se produce la extracción de toda la carpeta asfáltica y la realización de la nueva superficie de siete centímetros, “se harán unos badenes necesarios para desagües pluviales, y se agregan unos 50 metros lineales de cordón cuneta”, detalló el secretario de Desarrollo Urbano.
Explicó que “la obra consiste en llevar el mismo ancho que tiene Ameghino en todo el frente del Colegio Maristas, hasta llegar a la calle Raies; allí se producirá una disminución del ancho de la calzada hasta alcanzar los nueve metros para terminar en los ocho metros que tiene el ingreso a Pergamino desde Rosario.
“Esto muchas veces se refaccionó pero ahora tendrá una solución definitiva”, agregó el funcionario y confirmó que luego el Municipio realizará tareas de demarcación y en esta zona se instalarán luces LED”.
Cabe destacar que la obra se enmarca dentro del Programa Integral de Refacción del sector norte de la ciudad que lleva a cabo el Municipio a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano

Muchos trabajos hechos
“No es casual que en esta zona se haya dado la conjunción de muchas obras; durante años los ciudadanos estuvieron demandando una intervención y por distintos motivos no se pudo hacer. De esta manera el sector quedará con una refacción íntegra”, señaló el funcionario y adelantó que la obra finalizará en 60 días aproximadamente.
“Es una obra trascendental, porque se trata de una de las arterias que entra a la ciudad de norte a sur; asimismo el segmento que se intervendrá hace mucho tiempo que viene con problemas en su carpeta asfáltica y en su base. Fue reparado durante distintos momentos pero la vida útil llego a su fin y ante la eventualidad de un nuevo arreglo, pensamos en una remodelación integral para ponerlo acorde a la continuación que tiene con Ameghino”, indicaron a LA OPINION.
Desde la Municipalidad pidieron a la población que circula por la zona donde se hacen las tareas que tengan cuidado dado que es mucha la maquinaria que está trabajando; “se colocan los carteles indicadores unos metros antes de las obras para que los transeúntes estén atentos porque además de las herramientas hay obreros que vienen y van durante toda la jornada laboral”, indicaron en la nota con LA OPINION.

Cordones en los barrios
“Este tipo de tareas, que están encuadradas dentro del Plan Estratégico de Pergamino, constituyen una prioridad como obras de infraestructura en los distintos lugares de la ciudad. La extensión del cordón cuneta, como también se hará en unas zonas del barrio Otero, es el paso previo a la pavimentación de las calles en los lugares donde se ejecutan los trabajos”. En todos los casos se trata de obras requeridas por los vecinos e intervenciones que dan respuesta a demandas puntuales teniendo en cuenta que es uno de los objetivos trazados para este año.
El cordón cuneta es una de las tareas que dan lugar al ordenamiento de los barrios porque pone límites entre las calles y las veredas. Una vez que se hacen estos trabajos después las arterias quedan en prioritarias para la futura pavimentación y en los puntos de Pergamino donde se hicieron cordones los vecinos “podrán dar fe que llegamos también con el asfalto”, destacaron desde el área municipal.