Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Las profesiones que más se necesitan en el país, según el Ministerio de Educación

En nuestra región persiste el desequilibrio entre oferta académica, elecciones de los estudiantes y mercado laboral. (LA OPINION) En nuestra región persiste el desequilibrio entre oferta académica, elecciones de los estudiantes y mercado laboral. (LA OPINION)

La cartera educativa publicó el libro Áreas de Vacancia, Vinculación, Pertinencia y Planificación del Sistema Universitario. Esta edición refleja que sigue siendo una asignatura pendiente la pertinencia entre formación profesional y necesidades de la sociedad.


La Argentina es un país que tiene todo el potencial para formar profesionales que se adecuen a las características demográficas de cada provincia, respondiendo así a sus necesidades y contribuyendo al desarrollo tecnológico y productivo nacional.
Es por eso que el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación publicó días pasados el libro Areas de Vacancia, Vinculación, Pertinencia y Planificación del Sistema Universitario. Esta publicación es fruto del gran esfuerzo de los integrantes de los equipos de los Consejos de Planificación Regional de la Educación Superior (Cpres), actores fundamentales para la articulación territorial entre la oferta académica y la demanda del sistema productivo, y un trabajo que se realizó en conjunto con todas las regiones, el Ministerio de Producción de la Nación y con las áreas de desarrollo estratégico de cada jurisdicción.
Este estudio permite conocer qué perfiles profesionales necesita cada una de las regiones del país y así poder abordar de forma más efectiva la expansión de la educación superior en el territorio.

Qué hace falta en la zona
La Región Bonaerense es rica en complejos productivos como ganadero (bovino), cerealero, oleaginoso, pesquero, turismo, industria automotriz, industria petrolero-petroquímica, química básica y siderúrgica.
Para poder desarrollarlo se necesitan profesionales vinculados con estos procesos industriales (químicos y extractivos; electrónica y automatización) los campos vinculados a la industria y los servicios del transporte y de la alimentación. También relacionado con la producción y explotación agrícola y ganadera y la pesca. Se necesitan profesionales de los campos de telecomunicaciones y contenidos digitales.
El 27 por ciento del empleo privado registrado en la región se concentra en las categorías de Construcción y en la Industria. Los mayores niveles de empleo se observan en alimentos, productos químicos, automotores y otros productos de metal. Si bien la cantidad de estudiantes inscriptos en este campo es significativa, se advierte que aquellos que realizan estudios de pregrado son minoritarios.
Además, el 8 por ciento del total del empleo registrado en el sector privado se concentra en el sector de agricultura, ganadería y pesca, con complejos productivos relevantes en torno a esta actividad. Sin embargo, tan solo el 5 por ciento de los títulos superiores se concentran en este rubro. Asimismo, este resultado se replica en la cantidad de estudiantes universitarios que cursan carreras vinculadas con esta especialidad. Como se viene evidenciando en los desgloses de que hacen las universidades de sus matrículas, entre ellas la Unnoba, los inscriptos a carreras humanísticas y tradicionales, como abogacía, ciencias económicas y medicina, siguen siendo mayoritarios, a pesar de la superpoblación de profesionales de esos rubros y la consiguiente dificultad posterior, tanto para conseguir trabajo como de parte de la patronal, para conseguir mano de obra.

Centro del país
En la Región Centro los sectores con mayor salida laboral se encuentran en la industria oleaginosa (soja), cerealera (trigo, maíz y arroz), ganadera (bovino), láctea, avícola, frutícola, (citrícola), forestal, maquinaria agrícola, siderurgia, automotor y autopartes, turismo; procesos productivos, diseño y construcciones.
El 28 por ciento del empleo privado registrado se ubica en la construcción y en la industria, sectores de actividad donde también hay importantes complejos productivos en la región. Entre las ofertas del sistema formador, se observa que el porcentaje de títulos de este campo es del 9 por ciento, en tanto que la cantidad de estudiantes universitarios alcanza el 14 por ciento del total.
El 6 por ciento del total del empleo registrado privado se concentra en el sector de agricultura, ganadería y pesca, sin embargo solo el 5 por ciento de los títulos ofertados por el sistema formador se concentran en este campo, valor que se replica en la cantidad de estudiantes universitarios que cursan carreras agrupadas en esta área.

En Cuyo
En la Región Nuevo Cuyo los principales complejos productivos se vinculan a la vitivinícola, frutícola y olivícola, donde se concentra el 6 por ciento de los títulos ofertados por el sistema formador, pero solo el 4 por ciento de los estudiantes universitarios cursan carreras de este tipo. También se destacan la minería, la industria manufacturera y el turismo.
El 30 por ciento del empleo privado registrado de la región se ubica en los sectores Industria y Construcción. El 10 por ciento de las ofertas de títulos corresponden a esta área, en tanto que el 16 por ciento de los estudiantes estudia carreras de este tipo. El 11 % del total del empleo registrado privado se concentra en Agricultura, Ganadería y Pesca.

En el Noroeste
En la Región Noroeste los principales complejos productivos son las producciones azucarera, tabacalera, vitivinícola y cárnica (bovina); turismo, minería, petróleo y refinación. Además un 23 por ciento del empleo privado registrado de la región se concentra en la industria automotriz, metalmecánica y textil. El 9 por ciento de la oferta de títulos se concentra en este campo, en tanto que el 14 por ciento de los estudiantes universitarios de la región cursan carreras de esta área.
El 16 por ciento del total del empleo registrado privado se concentra en el sector de agricultura, ganadería y pesca. Sin embargo, solo el 6 por ciento de las ofertas de títulos del sistema formador se concentran en este campo, que convoca al 5 por ciento de los estudiantes universitarios.

En el Noreste
En la Región Noreste los principales complejos productivos son el yerbatero, tealero, cítrico, ganadero (bovino), forestal y papel, petróleo y gas y turismo.
El 26 por ciento del empleo privado registrado se distribuye entre los sectores de Industria y Construcción, donde se concentra el 7 por ciento de las ofertas de títulos. En tanto que el 11% por ciento de los estudiantes universitarios cursan carreras de este tipo.
El 11 por ciento del total del empleo registrado en el sector privado se concentra en el sector de Agricultura, Ganadería y Pesca. Además, algunas de las principales cadenas productivas de la región son actividades primarias. Tan solo el 6 por ciento de los títulos ofertados por el sistema formador se concentran en este rubro y el 6 por ciento de los estudiantes universitarios cursan carreras de este tipo.
Las actividades vinculadas a la hotelería y la gestión de emprendimientos gastronómicos ocupan el 9 por ciento del empleo registrado en la región, pero solo el 2 por ciento de los títulos del sistema formador pertenecen a este campo de formación y el 1 por ciento de los estudiantes universitarios cursan carreras de este tipo.

En el sur
En la Región Sur los principales complejos productivos se vinculan a la frutícola (manzanas, peras y frutas finas), vitivinícola, ganadero (ovino y bovino), industria textil, industria del aluminio y turismo.
La zona cuenta con pocos profesionales calificados para la producción, transporte y distribución de energía (petróleo, gas, minería y energías alternativas), por eso se alienta al cursado de carreras como la tecnicatura en Recursos Renovables. Actualmente el 3 por ciento de las ofertas de títulos corresponden a esta área, y el 3 por ciento de los estudiantes universitarios cursan carreras de este tipo.
El 31 por ciento del empleo privado registrado de la Región Sur se distribuye en los sectores Industria, Minería y Petróleo, y Construcción. Además, algunos de los principales complejos están conformados por las industrias energética, del aluminio y textil. Actualmente el 13 por ciento de las ofertas de títulos y el 13 por ciento de los estudiantes universitarios corresponden a disciplinas de esta área.
Por otro lado, el 10 por ciento del total del empleo privado registrado se concentra en el sector de agricultura, ganadería y pesca, sin embargo solo reúne el 4 por ciento de los títulos ofertados por el sistema formador, en tanto que convoca al 4 por ciento de los estudiantes universitarios.
En cuanto al turismo, los servicios de hotelería y restaurantes concentran el 14 por ciento del empleo privado registrado en el sector terciario.

Viaggio Espresso