Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Llamado a la solidaridad: Dana necesita una silla postural

Dana tiene en la actualidad poco más de cuatro años y sus movimientos están limitados por un daño neurológico.  (YANINA MONTENEGRO) Dana tiene en la actualidad poco más de cuatro años y sus movimientos están limitados por un daño neurológico. (YANINA MONTENEGRO)

La pequeña de cuatro años padece un daño neurológico que limita sus movimientos por lo que requiere de un elemento de estas características para mantenerse erguida.


Dana Milagros Díaz es una pequeña de poco más de cuatro años que, desde su nacimiento, padece un importante daño cerebral que limita sus movimientos. Además es epiléptica. Consecuentemente para permanecer erguida necesita una silla postural. En la actualidad Dana no posee obra social ya que, a causa de la pandemia, su mamá no pudo realizar las tramitaciones correspondientes. Por ello es que la familia de Dana apela a la solidaridad de los ciudadanos a fin de que la niña pueda contar pronto con su silla.
Quienes puedan donar una silla postural (que debe ser acorde a su edad) puede comunicarse con el siguiente número telefónico: 02477-15383086 (Yanina, mamá de Dana).

La palabra de su mamá
En contacto con LA OPINION, Yanina Montenegro, mamá de Dana contó que “hace algunos años que recibimos la donación de una silla postural que estaba en buenas condiciones”. No obstante, el paso del tiempo y el uso constante hicieron que la silla sufra una rotura en la parte que sostiene la cabeza.
Dana nació con un severo grado de asfixia que generó un daño neurológico irreversible por lo que tiene pocos movimientos y no camina, por eso requiere de una silla de ruedas postural. Explicando la diferencia entre una silla de ruedas convencional y una postural, Yanina manifestó: “Con la silla postural Dana puede mantenerse sentada de manera erguida incluso la cabeza, sin la ayuda de esa silla se desvanece. La silla es el único lugar en donde la nena puede estar cómoda ya que sino debe estar a upa pero no es cómodo para ella”.

Sin obra social
Dana no cuenta por el momento con obra social según lo expuesto por su mamá que contó que “a principios de este año pude renovar el Certificado de Discapacidad y reinicié el trámite para que cuente con Ioma pero con la pandemia no pude avanzar porque muchos organismos cerraron”. Además resaltó la importancia de que Dana cuente con obra social habida cuenta que no solo requiere de la silla postural sino también necesita rehabilitación. También agregó que “Dana se alimenta por un botón gástrico y usa pañales, necesita varios elementos en la vida cotidiana”.