Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Llegaron las boletas: la suba de las tasas es gravitante y los vecinos se quejan

Desde que se distribuyó la primera boleta de 2020 de las tasas municipales, el significativo aumento es “el” tema del momento en Pergamino. (LA OPINION) Desde que se distribuyó la primera boleta de 2020 de las tasas municipales, el significativo aumento es “el” tema del momento en Pergamino. (LA OPINION)

Lo estipulado por el Ejecutivo y aprobado por el Concejo Deliberante se hizo carne en el papel de los impuestos municipales 1/2020. Algunos no se habían anoticiado que vendría el aumento y se sorprenden, otros estaban preparados y varios se encontraron con que el incremento superó el promedio anunciado. La queja es generalizada y se sustenta en que en nuestra ciudad el costo de los servicios fue indexado por encima de la inflación. La palabra del Ejecutivo y de los concejales de la oposición sobre este debate candente.


Las tasas municipales comenzaron a llegar a los hogares de los pergaminenses y reina el malestar por los incrementos (que van del 60 al 210 por ciento) que registran y que golpean directamente al bolsillo de los contribuyentes.
Si bien era sabido desde fines del año pasado, luego de la aprobación del Presupuesto municipal en el ámbito legislativo, que las tasas de Limpieza y Conservación, Alumbrado Público y Servicios Sanitarios se incrementarían en un alto porcentaje, la suba efectivizada en las boletas 01/2020 hizo enojar a más de uno ya que si bien en el caso del Alumbrado Público la suba promedio fue del 60 por ciento, si se considera la zonificación de la ciudad en algunos barrios los porcentuales duplican ese porcentaje y son numerosos los ciudadanos que pusieron “el grito en el cielo”. Hasta fue motivo de inspiración para el reconocido escritor pergaminense, el “Vasco” Zabalza que considerando la suba de las tasas creó de puño y letra un poema dirigido al Concejo Deliberante y al intendente Javier Martínez.

Derrotero asegurado
El Ejecutivo trabajó durante las últimas semanas de 2019 para adecuar el Presupuesto 2020, con la premisa de que las cuentas no solo den para los compromisos a cubrir sino que además compensen del efecto inflacionario. En este contexto, el aumento de tasas era irremediable. Su alcance, más bien la herramienta toda fue tratada en el cuerpo deliberativo, con votos en su contra de parte de la oposición pero al ser el oficialismo mayoritario no hubo posibilidad para la negociación. A ello se sumó que luego de la aprobación de la Ordenanza Fiscal e Impositiva y el Presupuesto de Gastos 2020 en el recinto deliberativo, el Presupuesto (2.200 millones de pesos) fue avalado en la Asamblea de Mayores Contribuyentes y así el Ejecutivo pudo hacer operativa la herramienta desde el primer día del nuevo año.

Porcentuales varios
En este orden, desde el 1º de enero, se aplican aumentos en la tasa de Alumbrado Público del orden del 126 por ciento en algunos sectores de la ciudad, del 123 por ciento en otros, de 121 en las localidades del Partido, de 115 y de 73 por ciento en la zonas más céntricas.
Es importante aclarar, en torno a la aplicación de la suba de este servicio que Pergamino se divide en siete zonas, además de las localidades del Partido. Por ejemplo, en la Zona 7, que comprende los barrios Kennedy e Itatí, entre otros, el incremento alcanza el 126 por ciento. También en la Zona 6, integrada por Manuel Belgrano, Martín de Güemes y José Hernández, la suba es del 123 por ciento.
El Presupuesto elevado por el intendente Javier Martínez también oficializó una suba de tasas del 73 por ciento en Servicios Sanitarios. Siempre hablando de promedios, porque como se puede apreciar en una de las fotos, hubo casos en que el aumento aplicado fue del 210 por ciento; cabe aclara que este caso corresponde a una vivienda de Centenario, sin pileta. Otros impuestos como Seguridad e Higiene, Limpieza y Conservación de la Vía Pública o Red Vial crecen un 60 por ciento.

Sin sintonía
El Gobierno provincial no tiene injerencia en cuestiones impositivas ya que cada uno de los municipios tiene autonomía para la fijación de tasas. No obstante, el accionar del Ejecutivo, según los concejales de la oposición local que fueron consultados por el Diario, dista y mucho del accionar del Ejecutivo bonaerense que dispuso incrementos segmentados e incluso el congelamiento de algunos impuestos de servicios como la tarifa eléctrica.

¿Qué pasa en la zona?
Par ubicar comparativamente a Pergamino, las ciudades de referencia por geografía y demografía son Junín y San Nicolás. LA OPINION constató el comportamiento de sendos municipios en relación a los aumentos de tasas. En el caso de San Nicolás, el equivalente a nuestro Servicio Sanitario registra un aumento promedio de entre el 50 y el 60 por ciento, mientras que en de Limpieza se cambió la fórmula de cálculo: antes se computaba por metros de frente y a partir de este período se calculará según valuación fiscal. En función de esta modificación, que está sujeta al revalúo que haga la Provincia, aún los vecinos no han recibido la boleta. No obstante, el Concejo Deliberante estableció que luego de realizados estos cálculos, el incremento a aplica no podrá superar el 100 por ciento.
En la vecina ciudad de Junín, se aprobó un incremento promedio de las tasas municipales del 49 por ciento, con resistencia de los ediles opositores quienes señalaron que el incremento debía darse de manera escalonada. Ante ello, los concejales de Juntos por el Cambio defendieron el proyecto aduciendo que el aumento es menor que la inflación prevista para este año y que la actualización es necesaria para no desfinanciar al Municipio.

Quejas por servicios
Como muestra gráfica del malestar que genera la suba en los servicios en general, esta semana la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires expuso su estadística de reclamos en la que se informa que los realizados por los cortes en el suministro, el aumento de tarifas y la calidad de las prestaciones, hicieron que los servicios públicos se ubicaran al tope del ranking de quejas recibidas por la Defensoría del Pueblo bonaerense durante 2019.
El organismo que conduce Guido Lorenzino recibió durante el año pasado 59.617 reclamos, y los servicios públicos representaron el 35 por ciento del total, seguido por las quejas relacionadas al sistema de salud (33 por ciento) y las que tienen que ver a los asuntos viales (15 por ciento). Más atrás aparecen las referidas al trabajo y la seguridad social (10 por ciento), y los de consumo (8 por ciento).
Al analizar los reclamos por los servicios públicos, los relacionados al servicio eléctrico fueron los que más impacto tuvieron, con un 63 por ciento. Le siguieron las quejas por el servicio de agua, con el 20 por ciento, y los del servicio de gas, con el 17 por ciento.
Es dable destacar que para la realización de este informe se tuvieron en cuenta los reclamos que recibieron las diferentes delegaciones entre las que se encuentra Pergamino.

Ciudadanos responsables
La modificación impositiva se ha convertido en una ingrata sorpresa para los pergaminenses ya que impacta notablemente en los comercios locales, en todos los sectores económicos y, también, en la ciudadanía, que pide un alivio fiscal ante al alicaído poder adquisitivo. Pero, a pesar de los reniegues habrá que analizar durante el año en curso el nivel de tolerancia de los contribuyentes ante este nuevo y considerable aumento. Es dable destacar que el comportamiento de los pergaminenses es muy responsable con el pago de sus impuestos municipales y cada vez es menor el nivel de morosidad en este sentido; el año pasado se superaron las expectativas de los funcionarios municipales en cuanto a recaudación.

La voz de la oposición
La Ordenanza Fiscal e Impositiva 2020 y el Presupuesto de Gastos correspondiente fueron tratados en el Concejo Deliberante el 17 de diciembre pasado. En una jornada intensa, concejales de las distintas bancadas políticas debatieron sobre el tema que hoy está en boca de todos: el incremento de los impuestos municipales.
Desde el bloque del Frente de Todos se realizó oportunamente una exposición en la que se argumentó por qué no acompañaban, con sus votos, esas ordenanzas. Así lo explicó el concejal Alvaro Reynoso en contacto con LA OPINION.
En primer lugar, el oficialismo de Juntos por el Cambio explicó que se proyectaba un aumento de tasas del 60 por ciento para 2020. Y justificando esa respuesta, los ediles del oficialismo “hicieron un análisis de los últimos años comparando aumento de tasas con inflación”, sostuvo Reynoso. Tras ese ejercicio la bancada opositora entiende que “en los últimos cuatro años la recaudación municipal fue siempre mayor a la proyectada, el aumento de tasas le ganó a la inflación considerando ese rango de tiempo y siempre fue superavitaria (mayor recaudación que gastos)”. Por ello, para el bloque que integra Reynoso “no existía la necesidad de un aumento tan grande en las tasas, insistimos, mayor al 100 por ciento en algunos casos”. De todos modos, la mayoría de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante, con 12 concejales propios, le permitió aprobar el incremento de los derechos y tasas y el Presupuesto de Gastos. “Desde Frente de Todos nos opusimos responsablemente con todos los argumentos necesarios”, agregó el edil.

Porcentuales mayores
Durante la sesión en que se debatieron las ordenanzas que dieron impulso a los posteriores aumentos, la oposición explicó, teniendo en cuenta datos propios que el incremento de las tasas no era del 60 por ciento sino mayor en muchos casos.”Justamente, eso es lo que están viendo los vecinos a medida que les van llegando las facturas de las tasas a sus hogares en estos días”, asevera Reynoso.
Lo primero que se remarcó fue “el tremendo aumento” en la tasa de alumbrado público para el que la ciudad se divide en siete zonas diferenciadas, cada una con un porcentual de aumento determinado. “En algunos barrios (los de mayor vulnerabilidad socioeconómica) ese aumento con respecto a enero de 2019 llegaba al 126 por ciento (vale aclarar que allí los montos fijos de la tasa son menores habida cuenta que el servicio tiene una contraprestación diferente en algunos casos a la de la zona céntrica por ejemplo). También se detectó que en la mayor parte de la ciudad y los pueblos de campaña el incremento sería por encima del 100 por ciento y en la zona céntrica, que es donde menos aumentaba, lo hacían en un 73 por ciento. Advertimos, que muchos vecinos pagarían en su boleta de luz más de alumbrado público que del propio consumo eléctrico dentro del hogar”, dijo Reynoso.
Desde la oposición se consideró pertinente que el aumento debía ser el mismo para todas las zonas, sobre todo en Alumbrado Público que es una de las tasas, después de Seguridad e Higiene que más cobrabilidad tiene porque viene incluida en la boleta de luz. “También remarcamos que el mínimo en Servicios Sanitarios y su coeficiente de actualización aumentaba en un 72 por ciento, por lo que probablemente a la mayoría de los vecinos esta tasa le aumentaría por encima del 60 por ciento. Muchos vecinos, en estos días nos han transmitido aumentos mayores al 60 por ciento, no solo en los Servicios Sanitarios, sino también en la Tasa de Limpieza y Conservación de la Vía Pública”, afirmó Reynoso.
Se tiende a pensar por lógica que cuanto más aumentan los impuestos y teniendo en cuenta la baja en el poder adquisitivo de los ciudadanos se podría generar un nivel superior de morosidad. No obstante esta conducta no se replica en los pergaminenses ya que, según lo expuesto por Reynoso –y así lo refrendan los números oficiales- “el contribuyente de Pergamino es muy responsable con sus pagos”. En este sentido declaró: “Pensamos que en 2019 en el contexto de la crisis iba a aumentar el nivel de morosidad pero analizamos que el año pasado se recaudó lo que estaba previsto con las tasas municipales, y en algunos casos por encima de las expectativas en un 13 por ciento lo que significó alrededor de 40 millones de pesos más”.

Incomparable con la Provincia
El incremento de las tasas viene a darse en un contexto en que el gobernador Axel Kicillof ha anunciado el congelamiento de la tarifa eléctrica por seis meses. Por esta razón considera Reynoso que el aumento en la tasa de Alumbrado “está totalmente injustificado”. “En Pergamino el incremento fue mayor en los barrios más humildes cuando en la Provincia el incremento fue más segmentado: aquellos que tienen mayor capacidad adquisitiva o mayor poder económico que absorben el mayor impacto en la suba de tributos como en el Inmobiliario Rural, donde los propietarios de más de 2.000 hectáreas absorbieron el aumento del 75 por ciento por sobre los aplicados en los propietarios más chicos”, señaló Reynoso y agregó: “Cuando Juntos por el Cambio se opuso a la actualización impositiva del gobernador notamos cierta hipocresía en el relato. Mientras que la reforma propuesta por Kicillof, era segmentada la que estableció el intendente de Pergamino afecta a todos por igual; incluso en los barrios más carenciados es donde más aumenta el alumbrado público”.

“Injusto”
Por todo lo expuesto, desde la oposición se considera que “los incrementos establecidos debieron tender a proteger la economía de los vecinos, muy afligida por el aumento de los servicios y el costo de vida de los últimos años”. En este marco se afirmó que “el aumento de tasas es escandaloso, injusto y totalmente fuera de contexto”.

Herramientas legislativas
En contacto con los vecinos, los ediles de la oposición han presentado sus reclamos acerca del incremento de las tasas: “Sabemos que muchos de ellos tal vez no puedan absorberlos, por eso estamos analizando qué posibilidades tenemos desde el ámbito legislativo local para presentar una propuesta que pueda atenuar el impacto de estos aumentos”, aseguró Reynoso y anticipó que “algún pedido de informe vamos a pedir al Ejecutivo respecto de dudas que nos surgieron sobre la facturación. También estamos viendo lo que plantea la Ley Orgánica de las Municipalidades para ver qué posibilidades hay de elaborar un proyecto respecto de esto”.
Finalmente, el concejal entrevistado aclaró que la intención del bloque no es desfinanciar al Municipio pero sostienen que “era innecesario un incremento tan significativo, debía ser con moderación y más segmentado porque entendemos que fiscalmente las cuentas municipales están equilibradas. Era preciso otro tipo de diseño impositivo que no agobiara tanto a los pergaminenses”.

Un aumento poético

Como se mencionara al principio de la nota, azorado por los significativos incrementos, el reconocido artista Adolfo “Vasco” Zabalza, de nuestra ciudad, creó un poema en respuesta a los ajustes efectuados en los impuestos municipales. A continuación el escrito:

Concejo Deliberante,
intendente Don Martínez,
déjnme que me persigne
por este aumento insultante,
porcentajes agraviantes
estoy viendo en las facturas,
me parece una locura
y lo digo con respeto
ni siquiera el más honesto
aplaude vuestra postura.

Las calles no brillan tanto
ni se poda con criterio,
por eso no veo serio
este aumento, les soy franco,
las luces son un espanto,
mortecinas y amarillas,
alumbran como colillas
de cigarro que se apaga,
y el agua en verano amaga
salir de alguna canilla.

No respondo a palo alguno
políticamente hablando,
ni me interesa quú bando,
es más fuerte que ninguno,
grito solo pues presumo
que a muchos no les importa,
ser bocado de una torta
que no pueden saborear,
ni tampoco degustar
pues la come el que la corta.

Viaggio Espresso