Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Los carritos de comidas recibieron nuevos permisos para trabajar

Los carritos ubicados a la vera de las plazas seguirán despachando comidas rápidas y serán inspeccionados de manera continua por Bromatología. (LA OPINION) Los carritos ubicados a la vera de las plazas seguirán despachando comidas rápidas y serán inspeccionados de manera continua por Bromatología. (LA OPINION)

La Secretaría de Gobierno notificó a cuatro de los cinco propietarios que cuentan con la anuencia para funcionar en los espacios públicos donde hoy están. El puesto restante tiene que pendiente concretar algunas adecuaciones, no obstante puede operar debido a que se encuentra vigente en el período concedido para hacer las modificaciones.


Después de tantas idas y vueltas, de opiniones cruzadas y de los reclamos por parte de los comerciantes, ayer terminaron de entregarse los permisos para que funcionen “oficialmente” los carritos de comidas rápidas en los lugares que el Municipio les asignó por avenida Rocha y también para quien funciona periódicamente en calle Azcuénaga, a metros de Avenida de Mayo. “Tenemos cuatro notificaciones suministradas pero son cinco los puestos”, explicó Juan Manuel Rico Zini, secretario de Gobierno municipal, a LA OPINION.
Previo a esta instancia de reconocimiento formal de la actividad, los prestadores gastronómicos debieron realizar las modificaciones en los carros para que queden cumplimentadas las exigencias bromatológicas y de seguridad estipuladas en la ordenanza, tales como las instalaciones de luz y gas, la cadena de frío y el desagote de sustancias. Solo cuando estas adecuaciones (para quienes no estuviera ya cumpliendo los requisitos) estuvieron hechos y fueron inspeccionadas, se les emitió el permiso. Resta que el propietario de un puesto realice unas mínimas modificaciones más.
“Hablamos del tema con la gente de Bromatología e informamos al propietario para que realice los trabajos que se le pidieron, y tenemos entendido que la semana que viene lo estará haciendo para poder quedar en igualdad de condiciones con el resto de sus colegas”, explicó Rico Zini, que coordina estas acciones con el área de Habilitaciones.

De qué se trata
Fueron las Secretarías Legal y Técnica y Administrativa de Gobierno las áreas que específicamente trabajaron en la reglamentación de la ordenanza de venta de comida mediante la modalidad de carros o como “food trucks”, la que además de poner en un pie de igualdad a todos los comerciantes del estilo, lleva tranquilidad a la población en cuando a las condiciones de salubridad que son exigidas. No obstante, como en todos los rubros, deberá la Municipalidad ser constante con los controles para evitar que se incurra en fallas e incumplimientos respecto de la higiene y condiciones de conservación. Un permiso otorgado hoy, tras las correspondientes inspecciones, no es garantía de la calidad de la comida de mañana. Esto es día a día, y la denuncia de los consumidores también será de vital importancia para el control del cumplimiento de aquello que fue consensuado en la ordenanza en pos de la salubridad de todos.
“La reglamentación tiene sus bases en el mantenimiento de la limpieza del espacio público donde estarán instalándose los carros, aunque también se tiene principalmente en cuenta la seguridad alimentaria de los productos que se vendan mediante esta modalidad”, añadió el funcionario durante la charla con LA OPINION.
Lo que reciben los propietarios de los carritos no es una habilitación comercial sino que es un permiso de ocupación del espacio público, por ello que la vigencia es de un año. “El espíritu es renovarlo año a año”, confió Rico Zini. Claro que en tanto se sigan cumpliendo los requisitos y Bromatología no hubiera detectado anomalías.

Los lugares seguirán estando delimitados para poder conservar esos espacios otorgados por el Municipio. (LA OPINION)

Con permiso y con controles
De los cinco carros que normalmente despachan comidas, cuatro ya cuentan con su permiso para de trabajar sin problemas por un año dentro de las zonas que se delimitaron. El móvil restante deberá adecuarse antes de que termine el período establecido para todos por igual para realizar las adecuaciones. Como aún está vigente el plazo, puede igualmente vender alimentos. Recordemos que esta documentación refiere a las condiciones legales para funcionar y no a las sanitarias. Ahora, si cumplido el plazo no se amolda a las normas y presenta la documentación correspondiente, la Municipalidad puede remover el carro.
Asimismo cabe señalar que Bromatología también tiene su parte en esta reglamentación, ya sea en orden a los requisitos previos a la habilitación como así también en el control a posterior. Estos requerimientos, así como los resultados de los controles van por un canal distinto que el de los permisos que emana la Secretaría de Gobierno. Es decir que si Bromatología detecta una anomalía, tiene la potestad de clausurar el puesto, aun con permiso vigente.

Espacios exclusivos
“Fueron colocados en su momento unos elementos señalizadores y se pintó en la calle un espacio para que se estacionen allí”, resaltó Rico Zini ya que este era uno de los temas que se debatían con los propietarios de los puestos, a los que les preocupaba qué pasaría con sus habituales espacios en caso de tener que mover los carros, es decir si corrían el riesgo de que les ocuparan el lugar.
Pero más que nada estos delimitadores se pusieron como elemento de seguridad, dada la circulación fluida de vehículos en la zona. A su vez, esta señalización se instaló siguiendo el acuerdo de los propietarios de los carros: “Hablamos con los comerciantes y ellos mismos decidieron que dos se queden en uno de los laterales de Plaza 9 de Julio y los otros dos en Plaza de Ejercicios, mientras que el último se mantendrá por calle Azcuénaga”.

Esperan no tener problemas
En diálogo con Noelia Retamal, propietaria de uno de los carritos, la joven le anticipó al Diario que el lunes se hará presente en las dependencias de la Dirección de Habilitaciones para conocer más detalles sobre estos permisos que les han sido otorgados. “Queremos estar trabajando sin problemas y siempre estamos dispuestos a hacer las mejoras que se consideren necesarias; cambiaremos lo que haya que remplazar para cumplir con las normativas, todos coincidimos en esto, pero necesitamos tranquilidad porque son muchas las familias que vivimos de lo que se genera en estos negocios”, agregó en la charla.

Viaggio Espresso