Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Los edificios del Programa Hábitat utilizarán energías renovables

El equipamiento se instaló el viernes a la tarde en este nuevo edificio que construyó el Programa Hábitat en zona oeste. (LA OPINION) El equipamiento se instaló el viernes a la tarde en este nuevo edificio que construyó el Programa Hábitat en zona oeste. (LA OPINION)

El Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (Nido), ubicado en la zona oeste de Pergamino, no abastecerá su cocina de gas de red ni de garrafas sino que generará el combustible a partir de un biodigestor. Será provisto por la empresa local DomoBiogas.


El miércoles último, coincidiendo con el acto de recordación a Manuel Belgrano, creador de la Bandera, quedó inaugurada obra del Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (Nido) del Programa Hábitat. Se trata de un espacio destinado a la inclusión, desarrollo, educación y trabajo de los vecinos de Güemes, La Lomita y Tupac Amaru. Allí, además de constituirse como lugar de reunión, esparcimiento, cultura y referencia municipal para residentes de la zona, se dictan talleres, clases de apoyo, se realizan actividades deportivas, de emprendedurismo, todo con el objetivo de igualar el acceso integral al hábitat y afianzar la presencia del Estado en las zonas más relegadas de nuestra comunidad. La iniciativa Nido es de por sí novedosa y auspiciosa, pero además tiene otro valor agregado: será el primer espacio municipal que se abastecerá con una energía renovable. Para ello se instaló un biodigestor de la firma DomoBiogas para el funcionamiento sustentable de las instalaciones.
Los residuos orgánicos, al ser introducidos en el biodigestor son descompuestos de modo que el ciclo natural se completa y la basura orgánica se convierte en fertilizante y biogás, el cual evita que el gas metano esté expuesto ya que es considerado uno de los principales componentes del efecto invernadero.
La utilización de biogás puede sustituir a la electricidad, al gas propano y al diesel como fuente energética en la producción de electricidad, calor o refrigeración. “El biodigestor de pequeña escala que se instalará en este edificio funciona sin conexión a gas de red; genera gas natural renovable mediante la reconversión de sus desechos orgánicos reemplazando el uso de garrafas, lo que promueve un triple impacto positivo como son el social, ambiental y económico.

Una iniciativa local
DomoBiogas es la propuesta de una empresa de Pergamino y el producto presenta una solución a esos problemas de reconvertir los desechos en insumos valiosos para la generación de biogás. El biodigestor de la cocina de Nido es compacto, accesible y sustentable permitiendo aprovechar los desechos orgánicos generados diariamente para convertirlos en productos de gran valor agregado como biogás y biofertilizante. “Es una solución sustentable a un problema como es la basura, que no solo beneficia a quien lo usa, sino que también al medio ambiente”, explicaron en el Municipio.
Este programa Hábitat permite obras de infraestructura que beneficiará a alrededor de 900 familias, también permitirá la concientización de estos vecinos sobre la importancia de separación en origen, ya que se tendrá el ejemplo a la vista que esta práctica produce el biogás para cocinar.
El biodigestor debe tener la mayor cantidad posible de irradiación solar estará colocado a unos 5 metros de la cocina o anafe que se utilizará; el aparato comenzará a funcionar con 100 litros de estiércol fresco de animal herbívoro, más 100 litros de agua y luego de 30 a 50 días entra en régimen, “y es ahí cuando se debe comenzar a cargar con 4 o 5 kilos de materia orgánica más la cantidad de agua; generando así, hasta cuatro horas de gas para un añade tipo”, indicaron.

Más que un edificio
Las obras que conforman Nido fueron financiadas por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de Nación; además del edificio central, se realizaron ampliaciones de cañerías de agua y cloaca, la red vial y el alumbrado público; se trabajó en el mejoramiento de espacios públicos, con instalación de juegos infantiles y un jardín de infantes maternal, que aún se encuentran en etapa de ejecución.
Hay Núcleos de Inclusión para el Desarrollo de Oportunidades en todo el país: son una red de espacios pensados con la comunidad para que todos los vecinos tengan un lugar especial para desarrollar actividades educativas, recreativas, de emprendimiento, deportivas, artísticas y culturales con una programación gratuita. “La propuesta de intervención era muy ambiciosa dado que contemplaba mejoras integrales en barrio Güemes, en el complejo de viviendas La Lomita y el incipiente loteo de Tupac Amaru; todo este sector muy degradado, recortado por los paredones del Cementerio municipal, rodeado de basurales, escasa iluminación, calles de tierra y sin espacios verdes era un marco propicio para cumplir con los lineamientos de Hábitat”, reconocieron en Planeamiento Urbano de la Municipalidad.
La mayoría de las obras se realizaron con licitación pública, fueron más de 10, otras tantas salieron con la modalidad de concurso de precios y alguna contratación directa como la iluminación a cargo de la Cooperativa Eléctrica. Así se fueron cumpliendo todos los pasos previamente establecidos en un plan de trabajo acordado con Nación.