Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Los gastronómicos visibilizaron su lucha y se reunieron con Javier Martínez

Los referentes del rubro estuvieron en inmediaciones del Palacio Municipal. (LA OPINION) Los referentes del rubro estuvieron en inmediaciones del Palacio Municipal. (LA OPINION)

Los referentes del rubro, conscientes de la situación sanitaria, no reclaman la apertura de las puertas de sus negocios pero sí piden que se los exima de algunas tasas municipales, que se controle al comercio gastronómicos informal y que las empresas de servicios como la Celp no cobren punitorios en la prórroga del pago de las boletas.


Desde hace algunos días los integrantes de Gastronómicos Unidos de Pergamino vienen haciendo visible su lucha ya que la situación que atraviesan, producto de la pandemia y el confinamiento, es compleja. A principios de la semana enviaron una nota al intendente Javier Martínez con una serie de peticiones, luego realizaron una cafeteada solidaria en la Peatonal y en inmediaciones del Municipio lo que motivó que el propio jefe comunal los recibiera en su despacho y volviera a elevar el protocolo al Gobierno provincial para la apertura de los comercios del sector.

Los referentes del rubro, conscientes de la situación sanitaria, no reclaman al intendente la apertura de las puertas de sus negocios, puesto que no está en su mano autorizarlo, pero sí piden que se los exima de algunas tasas municipales, que se controle al comercio gastronómicos informal, que las empresas de servicios como la Cooperativa Eléctrica no cobre punitorios en la prórroga del pago de las boletas y la creación de mesas de diálogo ya que los gastronómicos quieren ser parte de la toma de decisiones que se haga al respecto.

Estado de alerta

En contacto con los referentes del grupo de Gastronómicos Unidos de Pergamino (GUP), LA OPINION pudo saber que son más de 70 los comercios habilitados en lo concerniente a gastronomía, incluyendo restaurantes, bares, cafés, cervecería, empresas de catering.

“A principios de semana hicimos una nota que se la presentamos al intendente. En resumen la nota pide ayuda ya que no sabemos cuándo podemos abrir queremos saber cómo nos van a ayudar para sobrevivir. Son unos cuantos ítems los que se adjuntan en la carta con el fin de hacer posible la supervivencia en tiempos de pandemia, entre ellos la eximición de impuestos, la conformación de una mesa de diálogo con gastronómicos y entidades de servicios, por ejemplo Cooperativa Eléctrica, Litoral Gas y el Colegio de Martilleros para renegociar y que no se cobren intereses, además para participar de la toma de decisiones”, dijo Andrés Tenaglia en diálogo con el Diario.

En otro orden de temas, Tenaglia aseguró que “Solo un 10 por ciento de los comercios están realizando sistema de delivery, que implica un 5 por ciento de lo que era la facturación, sirve para mantenerse abierto, para que el empleado se lleve dinero a su casa” no obstante “hay locales que ya cerraron sus puertas. Detrás del rubro hay muchas familias, 1.000 aproximadamente mientras que la facturación ha bajado entre un 80 y un 90 por ciento”.

Después de la reunión

Luego del encuentro que mantuvieron con el intendente, los referentes de la gastronomía dialogaron con los medios de comunicación y destacaron la buena predisposición de Javier Martínez: “Fuimos bien recibidos por el intendente, le presentamos las inquietudes que tenemos. Esperamos respuestas para saber que lo que estamos haciendo sirve de algo. Necesitamos ayuda porque sino la mayoría va a tener que cerrar sus puertas”, dijeron e indicaron que “el intendente nos contó que volvió a elevar los protocolos al Ejecutivo provincial aunque nosotros no estamos exigiendo abrir, sabemos que la parte sanitaria no nos va a permitir abrir pero necesitamos herramientas, saber en qué nos puede ayudar el Municipio, vimos de parte del intendente buena predisposición ahora necesitamos ver resultados”.

Uno de los temas que más les preocupa a los integrantes de GUP son las boletas de los servicios como es la luz, “el intendente nos dijo que va a mediar. Nos parece mal que nos estén cobrando un interés en la prórroga del pago de la boleta, interés que es del 4,5 por ciento mensual”.

Uthgra

Acompañando a los gastronómicos se encontraba presente Edgardo Bonoris, secretario de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) que se mostró solidario y comprensivo con la patronal de sus afiliaros: “Estamos acompañando a la parte empresarial de gastronomía y hotelería de la ciudad para que se generen herramientas. Anteriormente desde Uthgra habíamos presentado dos protocolos”.

También se refirió a la preocupación que genera la posibilidad que muchos ciudadanos no cuenten con su fuente laboral: “Hoy tenemos casi 1.500 afiliados en la zona y sabemos de la situación desesperante que están atravesando por ello desde Uthgra estamos repartiendo bolsones con alimentos, hemos distribuido más de 200 a modo de paliativo para pasar los tiempos difíciles”.

Cámara de Comercio

Respaldando el reclamo se encuentra la Cámara de Comercio; su presidenta Mariana García recordó que desde la entidad se reconoció a la gastronomía como “uno de los sectores que peor la está pasando” y lamentó: “En estos últimos días advertimos el cierre de locales, algunos históricos. Hay muchos puestos de trabajo en juego por lo que la cuestión es muy delicada”.

Sobre las facturas de luz, García indicó que “presentamos pedidos a la Cooperativa Eléctrica porque los vencimientos se siguen produciendo y la financiación que se ofrece es con un interés altísimo, no se puede creer que las entidades no estén a la altura de la circunstancia con sectores que están tan comprometidos. Desde la Cámara presentamos solicitudes y pedimos al Municipio que refuerce estas peticiones”.

En primera persona

LA OPINION también recogió testimonios de algunos gastronómicos que contaron su situación. Así, Martín Gordon de Nazareno Café expresó: “Mi situación particular es como la de todos, ni más ni menos, cerramos cuando se decretó la cuarentena y hace una semana que abrimos con delivery de café o café al paso. Los gastos fijos están pero son nulas las ventas por lo que estamos en una situación muy complicada. Necesitamos ayuda, sobre todo de las empresas de servicio, algunas de las que están haciendo usura porque te dan 18 cuotas para pagar la boleta pero te cobran el 4,5 por ciento mensual. Además la situación de los empleados nos preocupa mucho y estamos haciendo malabares para poder subsistir”.

Iver Ramos, de Strike, confesó que “la situación es muy complicada, todos los referentes del rubro estamos sufriendo por igual por lo que nos genera la pandemia. Estamos pidiendo que nos ayuden con los gastos fijos ya que sabemos que para la reapertura falta mucho y en este contexto debemos sobrevivir. El Bowling está cerrado y no podemos reinventarnos ya que nunca realizamos delivery”.

Por último Ignacio Clerc de After Boulevard contó: “Estamos trabajando con delivery, complicados con los precios, en mi caso estamos dándole el 100 por ciento de la ganancia a los empleados para darles una mano pero no se vende mucho porque la gente está en la casa, cocina y no cuenta con mucho dinero para gastar”.