Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Los pergaminenses, una vez más víctimas de versiones cruzadas sobre el estado del agua

El Juzgado Federal 2 exhortó al Municipio local a garantizar la provisión de agua potable. (ARCHIVO) El Juzgado Federal 2 exhortó al Municipio local a garantizar la provisión de agua potable. (ARCHIVO)

Esta vez, aunque no será en breve, tendremos la palabra imparcial de la Justicia, que tomó intervención y por el momento ha dictado una medida cautelar para proteger la salud hasta tanto se constate la aptitud para el consumo. El protagonismo en esta causa es de Madres de Barrios Fumigados, que vienen solicitando la declaración de emergencia sanitaria.


La problemática del agua en Villa Alicia ha traspasado las fronteras de Pergamino y ha llegado a la escena pública nacional a través de los medios de comunicación masivos, generando un debate en el que dos voces contrapuestas se hacen oír.
Esta situación problemática no es nueva en nuestra ciudad ya que años anteriores se discutía sobre los niveles de arsénico en el agua. No obstante el problema ahora es más complejo habida cuenta que se ha dictado una medida cautelar de parte del Juzgado Federal Nº 2, a cargo del juez Carlos Villafuerte Ruzo, en la que se expresa claramente la prohibición de fumigar con diferentes fungicidas, otorgándole la responsabilidad de controlar, con todas la fuerza de la palabra, al Ejecutivo local.
Dicha disposición surge de una investigación que se lleva adelante por un daño ambiental generado específicamente por las prácticas de fumigación que llevaron adelante cuatro productores rurales de la zona que no habrían cumplido con las normativas de aplicación de productos.
Por eso el juez Villafuerte Ruzo encomendó un nuevo análisis al equipo de Toxicología de la Corte Suprema de la Nación, sobre el que todavía no hay resultados.

Voces cruzadas
Esta semana los pergaminenses fuimos testigos de numerosos artículos periodísticos, entrevistas en programas de televisión y por la vía radial que, haciéndose eco de la problemática, dieron la palabra a las Madres de Barrios Fumigados de Pergamino, un grupo de vecinas del barrio más perjudicado por la situación: Villa Alicia, quienes expusieron la situación que atraviesan desde hace años, exponiendo sus experiencias que dan cuenta de las enfermedades que padecen sus familiares por el simple hecho de estar a escasos metros de la zona fumigada.
Como contrapartida el intendente, en un programa televisivo, dio cuenta del accionar del Municipio considerando la disposición de la Justicia, algo que explicaron sus funcionarios, precisamente el doctos Carlos Pérez, Jefe de Gabinete; el doctor Manuel Rico Zini, secretario de Gobierno, y el secretario de Servicios Públicos, Guillermo Illia, en una conferencia que fue realizada hace poco más de una semana en el salón oval, en la que se anunció una batería de medidas, entre ellas, controles más periódicos y la extensión de la red de agua potable a todo Villa Alicia.

Lo dispuesto
Lo que claramente se sabe es que el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo ordenó la suspensión urgente de la aplicación de un cúmulo de plaguicidas tóxicos en campos que rodean los barrios de Villa Alicia, Luard Kayad y La Guarida donde se registran los casos de adultos y niños con problemas de salud y enfermedades sin diagnóstico.
Villafuerte Ruzo además exhortó al Municipio local a garantizar la provisión de agua potable ya que en la investigación varios informes técnicos comprobaron que el nivel de agroquímicos en las napas de donde se abastecen los vecinos es superior al tolerado por el organismo humano.
"Se dispondrá la inmediata suspensión provisional de las aplicaciones de fumigaciones con plaguicidas, herbicidas, insecticidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos, sea mediante fumigaciones terrestres que contengan glifosato como principio activo o sales derivadas del mismo", remarcó el magistrado en su fallo. Y detalló los productos químicos prohibidos: Atrazina, Triticonazol, Metolaclor, Acetoclor, Clorpirifos, Glifosato, Imidacroplid, Desetil, 2.4D y de los siguientes formulados: Roundup Full II, Roundup Max II, Roundup Ultramax. También se dio cuenta en el fallo que no se puede fumigar a menos de 600 metros del ejido urbano.
El Juez Ordena también darle intervención del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires para que establezca un plan de atención y seguimiento de los estados de los damnificados.

Las Madres
El protagonismo principal de esta causa la tiene la agrupación Madres de Barrios Fumigados de Pergamino que fue la organización que empezó a activar denuncias.
Sabrina Ortiz es la vecina denunciante y se ha constituido en querellante. A raíz de su intervención, el Juzgado Nº 2 comenzó a investigar la posible comisión del delito por infracción del artículo 55 de la Ley Nº 24.051 de Residuos Peligrosos y Artículo 200 del Código Procesal Penal.
En contacto con LA OPINION, Ortíz explicó que “en el barrio Villa Alicia lamentablemente confluyen varias cuestiones drásticas para las personas que viven allí, entre el consumo de agua y las fumigaciones con agrotóxicos que cada vez se hacen más frecuentes más la aparición de pieles completamente desprendidas, ganglios inflamados, inflamación en el resto del cuerpo, afectaciones respiratorias, niños con problemas hormonales como hipotiroidismo, también algunos casos de autismo y retrasos madurativos,entre otras afectaciones en masa. Las madres sabían que algo andaba mal, pero solo lo relacionaban con las fumigaciones. A partir de que en mis hijos fueron detectados altísimos valores de agroquímicos en orina y que el equipo médico del Hospital Universitario Austral estableciera la relación directa entre los padecimientos de los nenes y los 120 veces más de niveles agrotóxicos que mi nene de 6 años puede resistir, las personas comenzaron a preguntarse si lo que padecían sus hijos, que era en algunos casos similar a lo vivido por mis hijos, estaría relacionado con los agroquímicos”.

Avance de la causa
Respecto a la causa, la entrevistada señaló que “desde el juzgado Federal se comienza a investigar sobre distintos puntos clave que hacen a la clarificación de la situación y a raíz de la presentación espontanea de muchísimos vecinos, que prestaron voluntariamente su testimonial, se encontraron con un sin número de patologías incluyendo distintos tipos de canceres. La determinación del fiscal de ordenar tomas de muestras de aguas tanto de pozos domiciliarios como también de red de agua corriente suministradas por el Municipio fue clave y concluyente”. Estos fueron remitidos a dos laboratorios Intec-Conicet y el Inta Balcarce, bajo cadena de custodia y con la utilización de procedimientos protocolares rigurosos que requieren la ley. Los mismos resultados determinaron “la presencia de 18 agroquímicos en las muestras. Estos fueron informados por el doctor en ciencias Exactas Damián Marino y también por la doctora Virginia Aparicio, quienes determinaron la no aptitud del agua para consumo humano”.
Por último señaló que “la causa sigue su curso, por supuesto que habrá novedades al respecto, confío plenamente en la tarea llevada adelante por el Juzgado Federal Nº2.
También estamos esperando que se realicen de manera urgente los análisis de detección de agrotóxicos y de genotoxicidad que contempla la ordenanza 8982/18 que fuera aprobada por unanimidad y ya promulgada y habiéndose vencido los plazos establecidos por el artículo 4 de la misma no hemos tenido respuesta alguna”.

Incertidumbre vecinal
En el medio de las versiones cruzadas quedan los vecinos, los de Villa Alicia que son quienes dieron el puntapié inicial en esta causa y quienes hacen carne los estragos de las malas prácticas de la fumigación; y los vecinos que habitan en los diferentes barrios de la ciudad que atentos a lo sucedido ingresaron en el complicado terreno de la incertidumbre que genera el no saber sobre el estado real del agua habida cuenta que Pergamino es zona núcleo del agro y por ende sus tierras están fumigadas desde décadas pasadas.
Una vez más el estado del agua pone a los pergaminenses en el foco de la tormenta y en un estado de vulneración absoluta.

Viaggio Espresso