Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Maiztegui: sin el interventor, los empleados se reunieron con concejales

Los jefes de departamentos del Instituto Maiztegui expusieron la situación ante los ediles del cuerpo deliberativo. (LA OPINION) Los jefes de departamentos del Instituto Maiztegui expusieron la situación ante los ediles del cuerpo deliberativo. (LA OPINION)

Si bien Claudio Bonel había sido notificado por el Concejo Deliberante y los ediles esperaban contar con su presencia, la reunión no fue posible. No obstante el cónclave sí fue posible entre los jefes de departamentos y referentes de las bancadas políticas. Se avanzaría en la conformación de una comisión de seguimiento y en la concreción de una audiencia pública.


Ayer, en el salón Luis Sued del Concejo Deliberante, se llevó adelante un encuentro entre los concejales de las diferentes bancadas políticas y el personal jerárquico del Instituto Maiztegui.
Si bien el encuentro fue convocado por la presidencia del cuerpo deliberativo, en la figura de Eddo Pascot, el pedido para la concreción de la reunión fue solicitado por secretaría de parte de los concejales Marita Conti y Ramiro Llan de Rosos.
Pasadas las 10:00, empleados jerárquicos del Instituto Maiztegui se congregaron en el salón Luis Sued junto a los ediles que iban llegando de a uno. Si bien se estimaba contar con la presencia del interventor del Instituto Maiztegui, Claudio Bonel, que había sido notificado, luego de una espera prudencial, la autoridad no se hizo presente. No obstante, los jefes de los departamentos del Instituto expusieron sobre la situación en que se encuentran habida cuenta que no pueden producir la vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina.
Vale recordar que, en los últimos días, personal del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” (Inevh) reiteró su preocupación por la situación que afronta el organismo que depende de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis). A través de las redes sociales y con el hashtag fuerza Inevh, difundieron un mensaje en las redes sociales en el que hacen manifiesta la advertencia de las dificultades que afrontan para poder funcionar y centran la atención en el proceso de elaboración de la vacuna Candid I, que previene contra la Fiebre Hemorrágica Argentina.

Comisión de Seguimiento
Luego del encuentro, es probable que los ediles se expidan en un documento conjunto solicitando financiamiento para la puesta en marcha del proceso de producción. Por otro lado se avanzaría en el proyecto que brega por la conformación de una comisión de seguimiento del Instituto Maiztegui, y posterior realización de una audiencia pública, propuesta que fuera efectuada por Cristian Settembrini. “El objetivo de la propuesta es el armado de una comisión muy parecida a la que se armó en 2001, que frenó el desfinanciamiento del Maiztegui. El objetivo es que se involucren en esta comisión las fuerzas vivas de Pergamino y distintas autoridades con el fin de avanzar hacia la audiencia pública, para así elaborar un proyecto entre todos y frenar este desfinanciamiento que imposibilita en la actualidad la producción de la vacuna”, explicó Settembrini.

Hasta el Congreso
Previo al encuentro Marita Conti afirmó que “la comunidad toda se manifestó en la defensa de las funciones plenas del Instituto Maiztegui y hoy vemos que se lo sigue vulnerando en cuestiones de financiamiento, situación que nos involucra como ciudadanos y como legisladores. Hemos presentando desde diferentes sectores el apoyo al Instituto y la situación que atraviesa el Maiztegui ha llegado hasta el Congreso de la mano de distintos diputados”.

Para producir ya
Luego del encuentro, LA OPINION mantuvo contacto con José Agudo para el que “la situación está más que clara y el personal es el que mejor lo sabe porque es quien lo vivencia en el día a día cuando va a su lugar de trabajo y prácticamente puede hacer nada”.
De acuerdo con lo informado por los empleados, según afirmó Agudo, “se necesitarían unos 56 millones de pesos para la compra de equipamiento que pondría en condiciones nuevamente al Instituto para producir la vacuna”.
Según el edil, “considerando el ritmo de demanda de vacuna con el que comenzó el año, desde diferentes distritos de la zona endémica, el stock de dosis se terminaría antes de finalizar 2019. A esto se suma el dato de que cinco personas murieron en 2018 de Fiebre Hemorrágica”.

Pocos casos y más muertes
En 2018 fueron notificados 260 casos, de los cuales 13 fueron confirmados (todos sin vacuna) y 5 de los pacientes con diagnóstico confirmado fallecieron, lo que indica un porcentaje de letalidad del 30 por ciento -similar a la mortalidad experimentada en la década del 60 y 70 antes de que se descubriera el tratamiento o se tuviera la vacuna-. Lo que en términos nominales pareciera poco -a la luz de otras enfermedades que reportan una incidencia mayor-, alerta sobre una realidad que preocupa.

Sin presencia del interventor
Por otra parte, Ramiro Llan de Rosos afirmó: “Lamentablemente el interventor no pudo ir, es con él con quien debemos articular para hacer los reclamos pertinentes”.
Haciendo una conclusión sobre la reunión, Llan de Rosos sostuvo que “por primera en la historia, el Instituto Maiztegui no está pudiendo producir la vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina. Eso es lo que debemos revertir aunque se llegó a este punto por un proceso de deterioro que se registra desde hace dos años, cuyo causal es el desfinanciamiento”.
De acuerdo con lo expuesto por personal del Instituto “la rotura de maquinaria importante en los procesos productivos de la Candid es la causa de que la planta de tratamiento de agua esté paralizada. La reparación de dicho equipamiento más un período de prueba, llevaría un lapso de cuatro meses en los que no se podría producir la vacuna. Otro de los equipos que no funciona es el de refrigeración”.
En este marco es que para el edil “se mostró un desencanto generalizado con la figura del interventor y con las gestiones que realiza ya que es el responsable de que el Instituto Malbrán no se haga eco de la realidad del Maiztegui y mucho menos de la Secretaría de Salud”.
Por otro lado indicó que “los empleados del Instituto señalaron que quedan 300.000 dosis de la Candid I pero tienen asignada una partida de 30.000 y probablemente otra de 120.000 por lo que las dosis que quedan son insuficientes para hacer frente a la campaña de vacunación”.
Indefectiblemente, concluyó Llan de Rosos “el Maiztegui necesita del acompañamiento de todos los espacios, más allá de la bandera política porque la realidad es la que nos muestran los empleados”.

Viaggio Espresso