Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Muchas calles quedaron intransitables y en pésimas condiciones por las lluvias

En la zona del complejo habitacional de las 148 casas los problemas son recurrentes y piden el arreglo de las calles. (LA OPINION) En la zona del complejo habitacional de las 148 casas los problemas son recurrentes y piden el arreglo de las calles. (LA OPINION)

Reclamos generalizados de vecinos que apuntan a los problemas registrados al querer transitarlas para cumplir con sus rutinas diarias. En Miguel Cané fue prácticamente imposible llegar a la planta de tratamiento de residuos, al punto que los trabajadores pidieron ser escuchados. En las 148 viviendas el panorama también es preocupante.


Las malas condiciones climáticas y las persistentes lluvias que se registraron en estos últimos días provocaron inconvenientes en distintos puntos de la ciudad que se vieron afectados, principalmente en las zonas donde todavía persisten las calles de tierra que no recibieron ningún tipo de mejoras por parte del Municipio.
Uno de los puntos donde más problemas hubo fue en las arterias del complejo de las 148 viviendas recientemente construido y adjudicado a las familias que ahora piden la urgente recomposición de las vías de acceso. “Realmente no podemos estar más así, no tuvimos ningún tipo de respuestas de las autoridades locales y eso que les explicamos el inconveniente que hay”, señalaron los vecinos que hablaron con LA OPINION ayer a la mañana cuando se acercaron a nuestra redacción.
“No es la primera vez que nos suceden estas cosas porque las calles nunca se acomodaron desde que entregaron las casas, hay familias que lo están sufriendo ahora porque recién se mudaron, pero los que vivimos desde la primera entrega padecemos los días de lluvias porque no podemos entrar ni salir con normalidad”, agregó otra de las personas que estuvo con LA OPINION mostrando su enojo porque estas cosas que, según ellos, no son nuevas en este complejo.

Ni los patrulleros
Queriendo cumplir con las recorridas preventivas, uno de los móviles de la Policía se quedó encajado en esta zona de la ciudad y tuvieron que ayudarlo a salir del sector; “no quieren entrar y tienen razón”, justificó una vecina.
“Los remises también se encuentran con este tipo de situaciones y ni que hablar si alguna vez tenemos que pedir una ambulancia”, señalaron los adjudicatarios que entregaron además imágenes que ellos tomaron para reflejar lo que padecen en el barrio cada día que llueve.
“Pedimos una reparación como corresponde, no que pasen las máquinas y nada más, acá hay que poner algún tipo de material que dure”, resaltaron en la charla e indicaron que si bien están agradecidos por las gestiones realizadas para logar que se construyan las casas, “hay que proveer los servicios que la gente necesita, no es entregar las casas y nada más”, señalaron.

Problemas en Miguel Cané
A media mañana y a través de las redes sociales comenzaron a publicarse fotos de la zona de Miguel Cané, una arteria importante que lleva a la planta de tratamiento de residuos que tiene el Municipio y también permite llegar a la futura sede que tendrá la empresa de Biogás en nuestra ciudad. “Esto no es nuevo y las autoridades municipales saben bien lo que pasa cuando llueve, pero nunca se preocuparon por brindarnos una solución”, explicó una de las personas que habló con LA OPINION.
“Nos resulta prácticamente imposible venir, hay agua acumulada a lo ancho de toda la calle y ni qué decir de las peripecias que hacen quienes manejan los camiones recolectores de residuos y otros vehículos que vienen a la planta; es una barbaridad la forma en la que quedan los vehículos nuevos después de intentar cruzar”, señalaron.
Cuando más imágenes se conocieron de la zona en cuestión es razonable que la gente reclame porque está de manera impresentable, sin ningún tipo de mejoras y quizás las respuestas municipales sean que no se pudo entrar con las máquinas por las lluvias, pero esto no es nuevo y los propios damnificados coinciden en que “hace mucho tiempo que saben del estado de Miguel Cané y poco se preocupan”, resaltaron.

Ayer en la zona de Miguel Cané los trabajadores municipales reclamaron por el pésimo estado del sector. (LA OPINION)

Ahora a esperar
Los pronósticos del tiempo son poco alentadores para los días que vienen dado que se esperan lluvias para viernes y sábado en Pergamino. Con esto se demorarán aún más las refacciones que se programarán para estas calles que necesitan de manera urgente una correcta planificación para evitar los reclamos de la gente. “No pedimos por ahora conseguir que nos hagan el pavimento, pero tranquilamente podrían poner piedras para que se pueda pasar porque somos muchas las personas que nos movemos con los chicos para ir a la escuela o bien para dirigirnos a nuestros puestos de trabajo”, señalaron desde el complejo habitacional de las 148 casas del sector sur de Pergamino.