Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Nación compactará vehículos secuestrados en municipios bonaerenses

La acumulación de vehículos genera un riesgo ambiental en aquellas zonas donde están habilitados los depósitos judiciales. (LA OPINION) La acumulación de vehículos genera un riesgo ambiental en aquellas zonas donde están habilitados los depósitos judiciales. (LA OPINION)

Uno de los principales objetivos es convertir en chatarra millones de rodados que están en depósitos judiciales y en aquellos espacios donde los distritos depositan las motos, autos y demás móviles. En Pergamino se hizo un proyecto de ordenanza para la adhesión a este programa que no genera gastos a la Municipalidad.


De acuerdo con lo que informara LA OPINION en ediciones anteriores, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece un programa por el cual compacta los vehículos que se encuentran en los distintos playones provinciales y municipales inscriptos en el Registro Nacional de Vehículos Secuestrados. La propuesta se creó por la Ley Nº 26.348 y se presenta como una solución a un problema de logística, disponibilidad de espacio y salubridad que tienen muchos municipios, tal el caso de Pergamino. Además de constituir una solución para la disposición final de la chatarra, tiene la ventaja de no generar gastos para las Comunas.
La concejal Gisela Cerminara elevó formalmente la propuesta de adhesión a este sistema que es regulado por el Programa Nacional de Compactación.
En nuestra ciudad, la chatarra ocupa espacios en el predio de la exCooperativa de Pavimentación y también, por saturación de este espacio, en otros lugares dispuestos por el Municipio; se cuentan por miles los móviles alojados, que son producto de secuestros en los distintos operativos de tránsito.
“Estos vehículos allí secuestrados forman parte de los más de 2.000.000 de rodados judicializados que están en condiciones de ser compactados”, según informaron fuentes consultadas por el Diario.
No obstante muchos tienen como destino único la compactación, hay rodados que la Justicia puede habilitar para ser utilizados por el Estado. La condición es que se destinen a áreas oficiales incluso con foco acentuado en seguridad. También el Programa habilita a que el Municipio venda autopartes en forma legal, aunque esto recién se encuentra en pleno análisis para el caso de Pergamino.
“Si el juez determina que debe ser destruido, se destruye. Se le puede explicar que puede ser reutilizado contra el crimen, pero si decide la destrucción, debe acatarse”, explicó el creador y titular del Registro Nacional de Vehículos Secuestrados, Damián Raboso.

Generar más recursos
En tanto, a través de un informe que recibió el Diario, Raboso explicó que la compactación no le genera gastos a los Municipios, ya que la chatarra compactada se vende como tal y parte de ese dinero se destina al cobro del servicio y el resto va entidades de bien público.
“Una tonelada es el equivalente a 1,3 vehículo comprimido y su valor fluctúa entre los 850 y 1.000 pesos”, explicó el funcionario que ejemplificó: “es un dinero importante, el producto de la compactación que surgió de los primeros operativos en la provincia de Buenos Aires y fue de 1.700.000 pesos que fueron destinados al Hospital de Niños”.
En nuestra ciudad no solo están los rodados que por distintos delitos son enviados por las fuerzas de seguridad, sino también aquellos que fueron levantado de la calle por estar abandonado e incluso hay motocicletas secuestradas que no son reclamadas por sus propietarios.
La reglamentación indica que al cumplirse los seis meses, desde que el vehículo está en custodia, la fuerza que interviene le debe comunicar al juzgado a cargo del expediente que ingresará a este programa nacional, sea cual fuere su estado.
Alrededor de 1.500 millones de pesos es lo que según el Ministerio de Seguridad de la Nación puede generarse por la venta de la chatarra que está para compactar.

Interés gubernamental
Desde el Ministerio de Seguridad Nacional y la Dirección Nacional de Investigaciones se armó una planificación de asistencia a las provincias y municipios cuyas playas de depósito de vehículos secuestrados se encuentran colapsadas. A esta altura, los autos y motocicletas bajo la custodia representan un problema complejo que según pasan los años va creciendo en función del número de rodados y de la escasez de espacio para su guarda. “Sabemos que podría llegar a funcionar perfectamente para las motos que están en los predios de la Municipalidad, hay que trabajar puntualmente en este tema para que realmente podamos abordar la problemática desde todos los ángulos dado que una cosa son los secuestros judicializados y otra los que corresponden a operativos que realiza el área de Inspección General”, advirtieron sobre especificaciones que promueven para que tenga una solución concreta en Pergamino.
Las autoridades que conducen este programa nacional son conscientes que los depósitos de vehículos secuestrados se transforman en verdaderos desarmaderos a cielo abierto que sufren constantes hechos vandálicos y robos; incendios, desguaces y reutilización ilegal de autopartes son a menudo también situaciones que se quieren evitar con este plan al que seguramente se sumará Pergamino a partir del proyecto que impulsa la edil Cerminara. Esta iniciática no genera ningún costo para el Estado provincial y municipal; por el contrario, produce recursos genuinos derivados de la disposición final de los vehículos, que repercutirán en las entidades de bien público actuantes en el ámbito territorial de los gobiernos locales.