Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

No habrá recargas de tarjetas del Sube ni celulares el lunes y el martes

A nivel local la medida podría ser dispar porque hay  desconocimiento en los comerciantes del sector. (LA OPINION) A nivel local la medida podría ser dispar porque hay desconocimiento en los comerciantes del sector. (LA OPINION)

Si bien en Pergamino aun hay desconocimiento sobre la medida adoptada por los kiosqueros, se supo que el paro se desarrollará para reclamar más porcentaje de rentabilidad en estos trámites. Además en uno de los puntos del pedido se indican los aumentos de luz e Internet que permiten el funcionamiento del sistema.


En estas últimas horas se supo que los kiosqueros resolvieron que el lunes y el martes no cargarán los créditos en los celulares ni en las tarjetas para el transporte público de pasajeros a través del Sistema Unico de Boleto Electrónico (Sube) que se emplea para llevar a cabo los viajes en las líneas urbana e interurbanas.
En consonancia con el paro general anunciado por líderes sindicalistas de distintos sectores, a los que se sumaron Hugo Moyano, Sergio Palazzo y Ricardo Pignanelli, los kiosqueros del país anunciaron medidas de fuerza dado que la protesta tiene como fin repudiar las medidas económicas del Gobierno nacional.
La Unión de Kiosqueros de la República Argentina, que en el interior del país no tiene una amplia adhesión, salvo en las grandes ciudades, le sugirió a los comercios minoristas del sector no realizar cargas virtuales durante los días mencionados y esta medida alcanza a recargas de tarjeta Sube y saldo telefónico, dos trámites importantes que se hacen en estos negocios a toda hora del día. Así, los usuarios del transporte público y del servicio de cargas telefónicas deberán anticiparse aprovisionándose con saldos al comienzo de la semana próxima.
“Queremos visibilizar la situación crítica de los kiosqueros a nivel nacional con la rentabilidad del 1 por ciento que le están otorgando y esa rentabilidad es nula, porque el depósito en efectivo que hacemos en el banco, nos están cobrando el mismo porcentual y hay que agregarles el incremento de la luz y de Internet”, explicaron mediante un informe que llegó desde el sector que nuclea a los propietarios de kioscos y anexos.
De acuerdo a lo explicado, “estamos subsidiando la carga del transporte público y le pedimos al Estado nacional que los bancos tengan una cuenta en cada provincia, hacer el trámite sin gastos administrativos otorgándoles a esos titulares un monto para que puedan recargar los dueños de los kioscos a los vecinos”, precisó el comunicado.
Según las estimaciones, el 80 por ciento de la carga de la tarjeta Sube se concentra en los kioscos, mientras que el resto se realiza en las estaciones de subtes y empresas de cobranzas, entre otros.

¿Qué pasará acá?
Sin embargo, en ciudades del interior como Pergamino cada vez menos kioscos ofrecen el servicio de recarga debido a la baja rentabilidad. “Nos reclaman porque cobramos un adicional para llevar a cabo la prestación cuando vienen con la Sube y si no procedemos de esa forma no podemos de ninguna manera afrontar los costos”, señalaron desde un comercio céntrico de Pergamino que tiene el equipamiento para las tarjetas de transporte.
“Estábamos al tanto del paro por los medios nacionales, pero realmente todavía no tomamos una determinación, es muy probable que acatemos la medida, pero de nada servirá si en la otra cuadra hacen las recargas. Si no nos juntamos para pedir un mayor porcentaje, es imposible que lo podamos obtener”, agregaron en uno de los kioscos de Avenida de Mayo al que LA OPINION se acercó para consultar sobre la medida de fuerza.
Actualmente los kiosqueros retienen el 1 por ciento del saldo cargado, al que se le deben restar los cargos bancarios, los gastos administrativos, los costos de los servicios e impuestos del lugar. Pero para poder dar crédito de recarga, deben depositar previamente, es decir, realizar una precarga. Ante esta situación, desde la conducción del sector gremial se espera “que la rentabilidad suba al 10 por ciento" y desestima que ese posible incremento sea transferido a los usuarios.
Desde el Ministerio de Transporte de la Nación, que son los desarrolladores del Sube, señalaron que “la prestación del servicio es opcional y que los kioscos cierran el contrato comercial con las redes de carga y no con el Estado”, explicaron mediante un informe de prensa que llegó a LA OPINION.

Incertidumbre y desconocimiento
Más del 60 por ciento de los quiosqueros consultados por LA OPINION no sabían sobre esta medida de fuerza estipulada para el lunes y el martes, pero en general coincidieron en que son “muy bajos los réditos que se logran con las recargas” tanto del Sube como bien de las líneas prepagas de telefonía.
“Estamos poniendo toda la infraestructura comercial para dar el servicio; a eso ahora hay que sumarles los costos de la luz y el servidos de Internet que también aumenta de manera constante. Y todo eso nos deja en el medio porque además si nos roban perdemos el dinero que pudimos generar con esta recaudación. En definitiva es mucho el capital y la inversión para lograr unas monedas”, le contaron a LA OPINION en uno de los locales del radio céntrico.
Teniendo en cuenta los comentarios y la sorpresa en algunos comerciantes, quizás en la ciudad la repercusión de la medida de fuerza no tenga el impacto que pueda lograrse en Capital, Córdoba o Rosario, pero para más seguridad de los usuarios lo conveniente es tener los suficientes créditos para viajar o hablar por teléfono sin problemas durante el lunes y el martes.

Viaggio Espresso