Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Nuevos barrios se sumarán a la separación de los residuos orgánicos e inorgánicos

Una buena oportunidad medioambiental es esta de ir sumando barrios a la separación de los residuos. (PRENSA MUNICIPALIDAD) Una buena oportunidad medioambiental es esta de ir sumando barrios a la separación de los residuos. (PRENSA MUNICIPALIDAD)

Este sábado entregarán los cestos para la basura orgánica a los vecinos de los barrios Procrear y 148 Viviendas, en la zona sur de la ciudad. La idea del Municipio es ir incorporando más sectores para lograr buenos resultados en el tratamiento final de los desechos. La gente podrá acercarse y llevárselo gratis. 


En el marco de los trabajos ambientales que se llevan a cabo en distintos barrios de Pergamino, los vecinos de Procrear y el complejo habitacional 148 Viviendas este sábado se sumarán a la separación de los residuos a través de la distribución de los cestos que hará el Municipio mediante el programa local “Actuá en Verde”.

Explicaron que “se darán los tachos para la basura orgánica con el fin de que la comunidad siga conociendo el alcance de estas planificaciones especiales que se continúan implementando en la ciudad”, contaron a LA OPINION.

Una de las cuestiones que se vienen atendiendo con periodicidad está relacionada justamente con esta separación de residuos ya que se buscará reducir aún más la cantidad de deshechos que termina en la planta de tratamiento; “esta separación tiene una doble ventaja: primero, promueve que no se establezcan más rellenos sanitarios, aliviando la descarga de basura en la tierra, y recupera los materiales para convertirlos nuevamente en materia prima.

“Pero es necesario el compromiso de los vecinos para lograr estos cambios teniendo en cuenta que la problemática ambiental tendrá que ser primordial. Buscamos que se acompañe este nuevo programa dado que insta a la gente a que cumplan con los horarios estipulados en cada zona asignada porque el camión recolector pasa de acuerdo a cada cronograma”, subrayaron.

La separación en origen

Los habitantes de estos dos barrios que el sábado tendrán sus tachos, tendrán la posibilidad y ventaja de separar sus residuos en dos botes de basura diferentes: por un lado lo orgánico -aquello que deriva de un ser vivo como restos de comida, cáscaras de fruta y verduras, yerba mate, hojas secas, cabello- y por el otro, lo inorgánico, que no deriva directamente de un ser vivo, sino que son los desechos que se producen a partir de materiales u objetos que habían sido producidos por el ser humano: plástico, textiles, envases, pilas, botellas, chicles, vidrios; etcétera.

Asimismo cabe destacar que el contacto del residuo seco con el húmedo resulta contaminante, con lo cual es importante evitar mezclar lo inorgánico con lo orgánico; la basura gestionada de una manera no adecuada contamina aire, agua y suelo y presenta un peligro para la salud de hombres, animales y plantas.

Además, cerca del 55 por ciento de los desechos que se generan en un hogar corresponden a residuos orgánicos. Al separarlos, este porcentaje en vez de terminar en el relleno sanitario, se destina al área de compostaje donde se convierte en abono, utilizado para el trasplante de árboles y flores en los espacios verdes de la ciudad.

Cuidarnos entre todos

El Municipio brindó además una serie de medidas para el acondicionamiento y la disposición en la vía pública con el objetivo de ayudar a quienes trabajan en la recolección y evitar los accidentes laborales.

Los restos verdes y ramas deben disponerse sobre la vereda, embolsados o atados en fardos para su fácil recolección y el volumen a disponer en las veredas no podrán superar el metro cúbico, que equivale aproximadamente a 6 bolsas de consorcio, a fin de no obstaculizar el tránsito peatonal.

En esta misma línea se indicó que los escombros tendrán que disponerse en bolsas resistentes de no más de 10 kilogramos de peso cada una; y los residuos voluminosos (muebles viejos, cacharros o trastos inútiles), se pondrán teniendo los recaudos necesarios para que el operario municipal no se lastime al levantarlos remarcando que no queden clavos, puntas o bordes cortantes.

Viaggio Espresso