Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Panaderos en estado de alerta por aumentos de insumos y caídas en las ventas

La Federación provincial advierte sobre el cierre de muchos comercios del rubro por la caída en las ventas. (LA OPINION) La Federación provincial advierte sobre el cierre de muchos comercios del rubro por la caída en las ventas. (LA OPINION)

Desde la Federación de Industriales de la provincia de Buenos Aires se mostraron con mucha preocupación por el mal momento que atraviesa el sector. Las tarifas de gas y luz son una complicación en los costos y se suman a los aumentos en las materias primas. Remarcan que perciben un marcado descenso en el consumo.


Una vez más la Federación de Industriales Panaderos de la provincia de Buenos Aires advirtió recientemente que el sector se encuentra en estado de “emergencia” y que atraviesa “una situación crítica” que lleva al cierre de muchos comercios del sector, tanto en ciudades del interior como bien en la zona del Conurbano bonaerense; “nuestros asociados están pasando por su peor momento de los últimos 15 años, recibimos un golpe tras otro y no logramos recuperarnos”, señalaron en uno de los informes que emitió la entidad para mostrar este momento complejo que en Pergamino se viene reflejando desde hace meses.
Desde los comercios del sector le confiaron a LA OPINION que más allá de todos los insumos, “la facturación de los servicios se encareció notablemente al punto que hay boletas de entre 50 y 60 mil pesos de luz”, explicó uno de los industriales locales que tiene su local en la zona céntrica.
“Lo mismo nos pasa con el gas porque las tarifas no nos permite mantener los precios de los productos que elaboramos y eso directamente se refleja en el mostrador”, agregó el comerciante quien reconoció que “hay un esfuerzo de todos los colegas por cuidar el bolsillo del cliente, las subas se vinieron escalonando pero no podemos más”, señaló con preocupación ante la consulta formulada ayer.

Insumos por las nubes
A nivel provincial el costo en pesos del kilo sigue con alzas constantes; “el panadero individualmente hace sus propios números y aumenta. El que estaba en 50 pesos lo lleva a 55 o 60 pesos y el que estaba en $60 a 70 o 75 pesos”, señalaron desde la Federación bonaerense que nuclea a los industriales de esta actividad.
“Quizás se toma el costo del pan porque es un valor de referencia en la canasta diaria de los alimentos, en la mayoría de los casos todos los días se compra el pan fresco pero una situación que permite reconocer los aumentos tiene que ver con las facturas, y en este caso la poca venta es una imagen clara del momento económico que se vive”, advirtieron desde la industrial panaderil.
En esta misma línea, los industriales locales confirmaron que la bolsa de harina tuvo en este último mes un incremento del 15 por ciento, “habíamos notado una reducción en el costo de las bolsas pero nuevamente subieron”, indicaron en otro de los locales; “no es posible ‘aguantar’ los aumentos mensualmente como lo hicimos en el primer semestre del año pasado, hay una intencionalidad de los panaderos de cuidar a la gente pero no se puede, todo se va por las nubes”, explicaron al Diario.
Uno de los ejemplos claros que ponen en evidencia la suba de los costos es que “antes el pago de las boletas de gas y luz representaban la mitad del alquiler, y ahora están en la misma línea”, señaló uno de los panaderos inquilinos en la zona de Avenida de Mayo.

Estacionales
Sabido es que en estos días hay inundaciones en zonas del Litoral por las crecidas del Río Paraná y sus afluentes que cubrieron de agua una vasta zona lechera; “esta mañana (por ayer) los distribuidores de los lácteos nos dijeron que habrá incrementos del 15 por ciento porque no hay entrega de leches. Y esto también es un golpe no solo a nosotros, sino a muchas de las industrias que trabajan con estos productos en la elaboración de sus alimentos”, explicaron a este medio en la charla.
“Nos estamos viendo afectados por un sinfín de cosas; los precios de la harina, la leche y sus derivados, las tarifas que no nos dan tregua, las constantes cargas impositivas, las inspecciones que se llevan adelante en materia laboral, los salarios de los trabajadores y muchas cosas más que hacen que este negocio sea cada vez menos redituable”, dijeron casi al unísono los panaderos que hablaron con el Diario.

Negocios que cierran
Si bien las instituciones que trabajan con el sector explican que “no pretenden que el pan falte en ninguna mesa de los argentinos”, para muchos la situación es grave dado que no solamente aumentó este alimento; “la gente cada vez compra menos e incluso nos preguntan si no tenemos pan oreado, del día anterior, para poder llevarlo a menor precio”, resaltó un comerciante de nuestra ciudad al hablar con el Diario.
Desde Federación alertaron que “se están cerrando panaderías todos los días y a raíz de estos se pierden puestos de trabajo”, señalaron en la entidad y atribuyeron la crisis del sector a que “durante 2018 la harina de trigo, principal insumo para la elaboración de panificados, subió un 500 por ciento”. Mientras que aseguraron que este tipo de empresas y comercios se vieron afectadas “como todas las pymes por el alza de la luz, el gas y en algunos casos el agua”.

Viaggio Espresso