Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Pandemia: en la región la situación es más elástica pero el cuidado no debe relajarse

 Funcionan a pleno dispositivos para reforzar el seguimiento telefónico de personas en aislamiento. Funcionan a pleno dispositivos para reforzar el seguimiento telefónico de personas en aislamiento.

Autoridades de la Región Sanitaria IV señalaron que se observa un “amesetamiento” en la curva de contagios, pero resaltaron que “aún la demanda de atención es alta”. Entienden que la cultura del cuidado que se ha adquirido en la población debe mantenerse. El objetivo es poder llegar al invierno con la mayor cantidad posible de gente vacunada.


En la mayoría de las localidades que conforman la Región Sanitaria IV -13 Partidos, incluido Pergamino- se observa un amesetamiento en la curva de contagios de coronavirus, aunque con cifras altas que siguen manteniendo en tensión al sistema asistencial. Este panorama fue brindado por Marcelo Rojas, director asociado de la Región Sanitaria IV en una entrevista concedida a LA OPINION cuya primera parte fue publicada el domingo pasado en la edición de Salud de Hoy. La mirada del funcionario, basada en el seguimiento de los indicadores de cada distrito, se condice con la evaluación de la situación epidemiológica que trazaron esta semana el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán.

“Muchos Partidos de nuestra región están entrando en una meseta, hay una disminución de los contagios, aunque con un nivel alto de tensión para el sistema sanitario, porque el número de ocupación de camas sigue siendo alto”, precisó Rojas y puso el ejemplo de los hospitales de Pergamino y San Nicolás a los que calificó como “los más importantes de la región” para referir que sigue siendo elevado el volumen de demanda.

“Pero no ha pasado, y creemos que no va a pasar, ninguna situación de desborde que en algún momento se pudo temer, porque el sistema a pesar de su tensión está respondiendo bien, es un sistema elástico”, destacó.

Sistema “aceitado”

El director asociado de la Región Sanitaria IV resaltó la importancia del trabajo articulado de los distintos actores del sistema sanitario que se han encolumnado detrás tras el objetivo común de controlar la pandemia.

“Si es necesario hacer derivaciones se hacen y si es necesario replantear estrategias, se replantean”, valoró. Y aprovechó para resaltar la tarea que está realizando el personal de Salud que hace meses trabaja sin descanso.

Con una mirada retrospectiva de lo actuado hasta ahora a nivel de la política sanitaria, Rojas mencionó que “en su momento se trabajó sobre la infraestructura y el equipamiento; luego sobre los insumos, las camas y la logística, todo con el objetivo de fortalecer el sistema sanitario. De esta manera todos los inconvenientes se pudieron subsanar con el aporte del Estado que proveyó de todo lo necesario y el enorme compromiso de los trabajadores de Salud haciendo su tarea”.

De ahora en adelante

En relación a los desafíos en el actual escenario epidemiológico, el director asociado de la Región Sanitaria IV planteó que “hay que sostener esta tensión del sistema y romper la cadena de contagios, algo que tiene que lograrse en la comunidad”. En este punto recalcó que a pesar de la vacuna, “no se deben relajar los controles”.

“La cultura del cuidado se ha adquirido en la población y pedimos que se mantenga”, añadió y consideró alentador que la llegada del verano pueda contribuir a que no haya tanta necesidad de permanencia de la gente en lugares cerrados, uno de los factores más fuertes de contagio. El objetivo es poder llegar al próximo invierno con la mayor cantidad posible de personas inmunizadas con la vacuna”, señaló considerando que es necesario evitar el escenario que se observa en países del hemisferio norte donde irrumpió una segunda ola de contagios.

Consultado respecto de si la inmunización va a permitir que el coronavirus se convierta en un virus respiratorio de los habituales que circulan en épocas invernales, Marcelo Rojas reconoció que “es difícil saber cómo se va a comportar el Sars-COV-2 porque es un virus nuevo que causa una enfermedad respiratoria frente a la cual no tenemos más que la experiencia que adquirimos tras su aparición”.

“Decir algo taxativo en relación a esto sería hacer futurología. Lo que sí tenemos que evitar es que pase lo que pensamos que puede pasar y para eso trabajar con todas las herramientas que tenemos disponibles para mitigar efectos de mayor impacto”, agregó.

De la mano de ello confirmó que a nivel sanitario en los meses venideros se reforzarán las estrategias de abordaje territorial en respuesta al coronavirus, a través del programa que permite el rastreo de casos sospechosos y la búsqueda activa de casos para la toma de medidas sanitarias de contención. También el refuerzo de los sistemas de acompañamiento telefónico a pacientes que transitan la enfermedad en sus domicilios y contactos estrechos que deben cumplir con el aislamiento obligatorio. Este último aspecto, a través de call centers instalados en universidades nacionales que funcionan en el territorio de la Región Sanitaria IV- la Unnoba y la Unsada- que en el marco de un convenio con el Ministerio de Salud de la Provincia Ministerio de Salud, la Jefatura de Gabinete y Municipios han montado centros de telemedicina que operan como complemento de los sistemas municipales de seguimiento y contribuyen a flexibilizar esos dispositivos que se han visto sobrepasado en su capacidad de dar respuesta y sufrido tensiones similares a la de los efectores asistenciales en el contexto de la pandemia.