Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Para la Cámara de Alimentarios la inflación de septiembre fue del 7,3%

Los panificados registraron una suba superior al 15 por ciento en sus precios. (LA OPINION) Los panificados registraron una suba superior al 15 por ciento en sus precios. (LA OPINION)

La entidad hizo su habitual análisis del comportamiento de los precios en nuestra ciudad. Los distintos rubros ajustaron según su afectación por devaluación y corrida cambiaria. Hasta el noveno mes, la inflación acumulada en canasta alimentaria es del 42%.


Como habitualmente se informa, llegaron a la Redacción del Diario las estadísticas correspondientes a la variación de precios registrada en septiembre, en Pergamino, en los productos que conforman la canasta básica alimentaria.
Los datos son recabados por la Cámara de Alimentarios de Pergamino, los obtiene recorriendo las góndolas de 34 comercios (hipermercados, orientales, autoservicios y almacenes de proximidad) ubicados en diferentes zonas de la ciudad, y considerando 460 artículos de la misma marca, envase y contenido.
De acuerdo con lo analizado por esta institución, en el noveno mes del año en curso se registró una inflación del 7,3 por ciento respecto del mes anterior.
Considerando estos guarismos la inflación 2018 ya supera el 42 por ciento.

Las subas y las bajas
En el informe que realiza la institución aclara que “se esperaba que la devaluación y la corrida cambiaria impactaría en los productos de la canasta. En el caso de los panificados también se esperaba la incidencia que aportó el aumento de la harina del mes pasado. Las pollerías tuvieron un retroceso en los precios” y esto lo justifica la Cámara como una respuesta a no haber tenido demanda el mes anterior por el aumento que se había aplicado a la carne aviar.
“Los demás rubros ajustaron según su afectación por devaluación y corrida cambiaria, en algunos casos menos que en otros, por distintos factores dentro de los cuales también la recesión en las ventas juega un papel preponderante”, y concluye informando que “considerando los guarismos de septiembre, la inflación acumulada en los productos de la canasta alimentaria en lo que va del año es del 42,7 por ciento”.
Poniendo orden
Por otro lado, desde la Cámara de Alimentarios se recordó cuando se presentó un anteproyecto de Ordenanza para el Reordenamiento Comercial. Se trata de una propuesta de cuadro normativo para establecer pautas para la radicación de emprendimientos con capitales extranjeros. Concretamente, los supermercados de origen oriental. La Cámara viene tras este tema desde 2004, planteando a futuro y de manera preventiva un reordenamiento en las habilitaciones de comercios minoristas alimentarios locales.
De acuerdo con lo expuesto por la entidad, “hemos insistido en varias oportunidades tanto en el ámbito Legislativo como Ejecutivo, pero dado que no hemos podido llegar a una instancia de solución es que estamos presentando nuevamente ante este nuevo cuerpo de concejales -por ser el ámbito de competencia para poder regular el funcionamiento comercial- un anteproyecto de ordenanza. Esta herramienta que proponemos plantea distancias mínimas entre comercios de un mismo rubro y categoría”.
Cabe destacar que existen en la Provincia de Buenos Aires varios distritos que tienen normativa respecto a las distancias mínimas para el ordenamiento comercial del sector alimentario.

El comerciante de proximidad
Poniendo en valor al pequeño y mediano comerciante nacional, la Cámara considera que “ha sido y es uno de los principales motores del desarrollo económico local y que en su gran mayoría están constituidos por grupos familiares que además de generar puestos de trabajo genuino, la rentabilidad que producen se vuelca íntegramente en el entramado social de la comunidad en la que se encuentran insertos”. Al mismo tiempo la entidad cree que, en contraposición, “las grandes cadenas comerciales en su mayoría de capitales extranjeros están utilizando cada vez más recursos para expulsar al comercio minorista del circuito económico con metodologías que claramente los colocan en una posición dominante, lo que conlleva sin lugar a dudas a una situación de competencia desleal”.

Convocatoria a debatir
Considerando lo expuesto anteriormente es que con la propuesta de ordenanza, desde la institución se espera generar el debate y que a la brevedad se los convoque a ser partícipes “de una convocatoria donde podamos volcar toda nuestra experiencia y conocimiento en el análisis, consiguiendo así, dar un amplio tratamiento a esta problemática en los ámbitos que sean necesarios con el objetivos de atender la necesidad urgente del comercio minorista de proximidad en nuestra comunidad.
“Nuestra Cámara ha estado siempre dispuesta a aportar y debatir en los ámbitos políticos sobre las problemáticas que nos son propias, es por esto que entendemos deberíamos ser consultados en estos temas fundamentalmente en la etapa del país que estamos atravesando, para poder aportar soluciones de fondo y no paliativos que pueden resultar contraproducentes a largo plazo”, concluye el comunicado de la CAP.