Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Para la pospandemia un grupo de comerciantes solicita el horario corrido

Quienes adhieren al horario corrido son identificables por los carteles en las puertas de los comercios. (PALOMA GORORDO) Quienes adhieren al horario corrido son identificables por los carteles en las puertas de los comercios. (PALOMA GORORDO)

Un conjunto de propietarios se suma al planteo iniciado el mes pasado por empleados de comercio, al que también adhieren algunos consumidores que durante este tiempo ejercitaron obligadamente este horario, y sondean la posibilidad de que perdure esta dinámica de trabajo. Buscan al apoyo del Estado y el dictado de una ordenanza.


Las medidas destinadas a minimizar las posibilidades de contagio de Covid incluyeron que la apertura comercial sea en un horario parcializado. Con el fin de evitar la circulación masiva, el Gobierno local permitió, desde el 2 de mayo, que los locales de todos los rubros funcionaran entre las 8:00 y las 17:00, en una primera etapa; luego fue extendido hasta las 18:00. Esto significa que el comerciante puede abrir su local en el horario que guste pero comprendido en ese rango.

Tanto los comerciantes como los empleados y hasta los mismos ciudadanos debieron acostumbrarse a este rango horario al que Pergamino era ajeno, habida cuenta que –salvo rubros específicos- siempre imperó en la ciudad el horario cortado. No obstante, en los últimos días, un nutrido grupo de comerciantes, empleados de comercio y hasta pergaminenses particulares comenzaron a sondear la posibilidad de que en el tiempo de pospandemia perdure el horario corrido. En este sentido, referentes de esta movida caminaron las calles de los distintos paseos comerciales (San Nicolás Norte, Peatonal, Juan B. Justo, avenida Yrigoyen) para escuchar las opiniones de sus colegas y así conocer si hay consenso. Como consecuencia de este recorrido, los negocios que adhirieron son reconocibles ya que tienen en sus puertas un cartel que hace alusión a la solicitud.

Durante la misma gestión personalizada se recolectaron las firmas de adhesión que serán adjuntadas a una carta que presentarán la semana entrante al intendente municipal Javier Martínez.

En representación de todos

Paloma Gorordo junto a su mamá Mónica Polola (de Firenze Calzados), llegaron hasta la Redacción de LA OPINION para poner al tanto a la comunidad de la movida que encaran: “Somos la cara visible de un grupo de comerciantes, empleados de comercio, clientes de Pergamino y la zona, somos representantes de opiniones diversas en torno a la temática”.

Antes de hablar objetivamente de las acciones que realizan y con qué finalidad, la comerciante planteó que detrás del pedido del cambio de horario subyacen muchas cuestiones que afectan a la comunidad: “Una mejor calidad de vida, mejor seguridad para los habitantes, cuestiones económicas e innovación para la ciudad”, mencionó Paloma,
Como se explica más arriba, fue el aislamiento producto de la pandemia lo que hizo posible esta impensada “prueba piloto” de un nuevo horario de atención y la oportunidad de repensar la nueva dinámica de trabajo. “Esto vino a destapar una olla hirviendo y pudimos empezar a escucharnos, algunos coincidimos y otros no en nuestras opiniones pero lo importante es que debatamos y coordinemos acciones ya que caminando la calle nos dimos cuenta que muchos comerciantes y empleados quieren el horario corrido.

Consideramos la siesta como un tiempo muerto pero con potencial económico ya que sabemos que muchas personas que vienen de localidades vecinas se quedan sentadas esperando que abran los comercios. Después analizaríamos el modo de implementarlo ya que en verano la gente sale a hacer las compras a la tardecita por ejemplo por lo que pensamos en que el horario corrido podría hacerse en la época otoñal y de invierno”, indicó la entrevistada.

Apoyo institucional

Amén de que rige en la ciudad, así como en el territorio nacional, el derecho de libertad comercial, por el cual cualquier persona puede abrir su local a la hora que crea conveniente (salvo por supuesto este tiempo en que rige la emergencia sanitaria) quienes firmaron el petitorio buscan hacerlo no de manera aislada sino mediante un consenso social para el cual creen necesario el apoyo de instituciones o del Estado mismo. La aspiración de este grupo es que institucionalmente se defina un horario corrido de atención con la posibilidad de que aquellos comercios que no quieran hacer uso de esa franja horaria puedan abstenerse. Concretamente, “pedimos una ordenanza municipal que establezca el horario fijo pero en la que también haya una cláusula donde se permita el derecho de abstención del que hagan uso aquellos comercios que quieren hacer otro horario al dispuesto”, sostuvo Paloma.

Carta a Martínez

En la semana entrante, referentes de los comerciantes presentarán una carta al intendente municipal Javier Martínez y pretenden ser convocados por la máxima autoridad para exponer sus ideas. “Para la elaboración de la carta se tuvieron en cuenta todas las opiniones”, aclaró Paloma. Y como este es proyecto en desarrollo y abierto a nuevas voces, la joven deja a disposición sus vías de contacto para quienes quieran conocer más de la propuesta, sumar su adhesión u ofrecer puntos de vista contrarios. El celular de Paloma Gorordo es 2477 38 5898 su mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

El Diario tuvo la posibilidad de acceder a la carta que presentarán y en la que expresamente piden una ordenanza municipal “dejando formalmente constancia que este pedido se fundamenta en la reivindicación al derecho de una mejor calidad de vida, a la seguridad de los habitantes y a una escucha por parte de las autoridades a todos los ciudadanos”, y se aclara que con antelación a este pedido “atendimos con respeto las opiniones contrarias de una minoría y la respuesta de la Cámara de Comercio sobre su función de mediadora y de gestión carente de intervención sobre los resultados”.

Ordenanza

Con fundamento durante esta cuarentena, aclaran en la carta que “se caminó la ciudad, se recolectaron firmas, se escucharon y se siguen escuchando opiniones de los ciudadanos”.

Particularmente, en lo que hace a la solicitud de una ordenanza se pidió que la misma “dicte el horario corrido (sujeto a modificaciones por temporada)”. Atento a que podría haber comercios particulares que pudieran no adherir (a los que en la carta se define como “disconformes por cuestiones individuales”), se solicita incorporar en dicha ordenanza “una cláusula que otorgue el derecho de abstención mediante una lista pública”.

El pedido de la ordenanza “se basa en poder unirnos como ciudadanos y afrontar el cambio cultural juntos para crecer como ciudad”.

Posibles beneficios

Exponiendo los beneficios que apareja el horario corrido se aclara: “motivos de seguridad ante el riesgo que significa regresar a sus domicilios al momento tarde-noche, el cambio al horario corrido es eficaz y seguro”.

“Por motivos económicos, los gastos mensuales en transporte llegan a alcanzar el 10 por ciento del sueldo de los trabajadores”. Para garantizar “la salud física-psíquica-emocional ya que los empleados y empleadores que trabajan expresan su cansancio físico al movilizarse cuatro veces al día en la ciudad y llegando alrededor de las 21:30 a sus hogares”.
“Comodidad para los pueblos aledaños y viviendas lejanas, el resultado es que los clientes de pueblos aledaños encuentren este horario dinámico para realizar sus trámites personales, bancarios, visitas médicas y paseos comerciales”.

Crecimiento de Pergamino

Poniendo el foco en la innovación, en la carta se explica: “Consideramos el horario de la siesta como un tiempo muerto con un potencial económico y social a futuro, personas recorriendo bares y locales de la ciudad. Las grandes ciudades cuentan con un horario corrido y una sociedad adaptada a ella. Trabajando juntos queremos ver crecer a Pergamino. Una vez dictada la ordenanza municipal formal la costumbre social de la ciudad modificará su rutina”.

Por último sostienen “la esperanza de ser oídos” para “obtener una formal y favorable respuesta y garantizar una mayor transparencia en la comunicación pueblo-Municipio, recurrimos a usted como máxima autoridad de la ciudad invocando la consecuente función directiva que le otorga su cargo político a dictar una ordenanza favorable al pedido de horario corrido con el fin de lograr unidad en el accionar del sistema comercial de la ciudad”.