Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Paritaria estatal sin acuerdo: Provincia ofreció una suba salarial que fue rechazada

Los estatales bonaerenses no aceptaron la oferta para el último tramo de 2016. (ARCHIVO) Los estatales bonaerenses no aceptaron la oferta para el último tramo de 2016. (ARCHIVO)

En la reapertura de las negociaciones paritarias para el último trimestre del año, el Gobierno bonaerense propuso ayer una suba del 3,6 por ciento al salario básico de los trabajadores estatales que fue ampliamente rechazada por los gremios del sector.

Concretamente, la propuesta de ayer sumó 3,6 puntos al 31 por ciento de aumento que acumula el sector de la ley 10.430 en el año, llegando así al 34,6 anual, la misma cifra que recibieron los gremios docentes a fines de febrero pasado. El Gobierno busca no perforar el techo de aumento a los docentes para que estos y otros sectores no sumen un nuevo argumento a su reclamo por otra suba antes de que termine el año. 

La oferta oficial rechazada ayer aportaba al bolsillo de los estatales entre 150 y 350 pesos, de acuerdo a la categoría y régimen horario, indicaron fuentes sindicales. “Esto apenas alcanza para la compra en la verdulería” se quejó la titular del gremio de Infraestructura Aemopba, Adriana Pizarro, al salir del encuentro paritario que se realizó en la sede del Ministerio de Economía y se extendió por alrededor de una hora. 

De la federación Fegeppba, además de Aemopba, también rechazaron la oferta Aeri, el numeroso sindicato de Salud Pública y Apoc. Por su parte, Upcn, ATE, Cicop y los auxiliares de Educación de Soeme también la descartaron. 

Los gremios no ahorraron críticas para argumentar su rechazo: calificaron la oferta de “absolutamente insuficiente”, “pobre” y “vergonzosa”, y dijeron que la Provincia se comprometió a mejorarla en una nueva convocatoria que se realizaría la semana que viene. 

Incluso Upcn, uno de los gremios más proclives al acuerdo a lo largo del año, cuestionó la propuesta. “Todo el mundo pensaba que la inflación había cedido pero en el último mes fue de 2,6 por ciento”, indicó el dirigente del gremio, Eduardo Bisceglia. 

Por su parte, la prosecretaria gremial de ATE, Griselda Cavaliere, indicó que la suba propuesta para los trabajadores de la categoría más baja de la ley 10.430 (que hoy cobran 9.688 pesos) es de 1,5 por ciento, es decir, apenas 152 pesos. 

Concretamente, la propuesta oficial contempló el incremento del valor del Módulo a $1,63182 y de una Bonificación por Régimen Horario de 90 pesos para la jornada de 30 horas semanales, de 120 para la de 40 horas, y de 144 para la de 48. En concreto, esto representaba un aumento del 3,6 por ciento al básico a partir del 1º de octubre y una suba total de 34,6 en relación al de diciembre de 2015.

La oferta quedó muy lejos de las pretensiones de algunos gremios como ATE y el Sindicato de Salud Pública, que piden subas de 22 y 10 por ciento respectivamente para el último trimestre. 

En tanto, el otro gran tema que unificó ayer la postura de los gremios no obtuvo respuesta de la Provincia: la garantía de continuidad laboral para miles de trabajadores que tienen contratos con el Estado y que vencen el 31 de diciembre. Los sindicatos, que hasta ahora hablaban de 15 mil empleados en esa condición (entre becarios, plantas temporarias, entre otras), hoy “actualizaron” la cifra y mencionaron a entre 18.800 y 19 mil, según el gremio. Pero los funcionarios bonaerenses, entre los que no hubo ministros –algo que también generó malestar en el sector-, se limitaron a tomar nota del reclamo y no dieron ninguna respuesta a la cuestión. 

Viaggio Espresso