Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Paritaria municipal: el jueves será la primera reunión

Los referentes de los gremios que nuclean a los empleados se verán las caras con funcionarios del Ejecutivo. (ARCHIVO LA OPINION) Los referentes de los gremios que nuclean a los empleados se verán las caras con funcionarios del Ejecutivo. (ARCHIVO LA OPINION)

Participarán dirigentes sindicales de ATE, Soem, Upcn y Sosba, que representan a los empleados municipales, y algunos funcionarios del Ejecutivo. La recomposición del salario es el principal tema de negociación. No obstante, hay otras cuestiones concernientes a la seguridad e higiene de los empleados y al pase a planta permanente de los contratados.


El jueves, a las 12:00, comenzarán las negociaciones por la recomposición salarial de los empleados municipales.
El último convenio firmado fijaba para el 14 de febrero el primer encuentro del año, y tal como estaba previsto, desde el Ejecutivo se ha convocado a los referentes gremiales a un encuentro a las 12:00.
Se prevé que participen los representantes de los gremios que nuclean a los empleados municipales: Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn), Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem) y el Sindicato Obras Sanitaria de la Provincia de Buenos Aires (Sosba); que serán recibidos por funcionarios del Municipio para empezar a delinear la recomposición salarial de este año.

No remunerativas
Con el objetivo de analizar cuáles son las perspectivas en torno a las negociaciones, LA OPINION, dialogó con Estela Blanco de ATE. “A fines del año pasado, ATE con Upcn, solicitamos que el dinero que nos ofrecieron desde el Ejecutivo (formato de bono), que eran de 2.000 pesos en diciembre y 2.000 pesos para enero, lo pasaran a los haberes básicos y remunerativos de los empleados para que pudiera verse reflejado en sus sueldos. Esto fue rechazado pero se hizo una contrapropuesta de parte del Ejecutivo que fuera de 2.000 pesos en diciembre y 3.000 pesos en enero. Si bien esta propuesta fue rechazada por ATE y Upcn, fue aceptada por Soem y Sosba por lo que, a través de un decreto el Ejecutivo impuso esta propuesta que incluyó además 15 por ciento a cobrar en los próximos días”, recordó Estela Blanco y afirmó que “con los bonos, al ser sumas de dinero no remunerativas, los afiliados jubilados se vieron perjudicados”.

¿Persecución ideológica?
Es también válido recordar que, luego de la reapertura de paritarias a fines del año pasado, y tras intensas negociaciones, el Ejecutivo estableció que el bono de fin de año y el aumento correspondiente a 2018 (que entrará en vigencia los próximos días), se dieran por decreto; hecho que despertó la preocupación y el malestar entre los trabajadores.
En este sentido, algunos empleados municipales se manifestaron, a fines de noviembre, en las puertas del Palacio Municipal, con el fin de ser escuchados y pidiendo una vez más por la reapertura de paritarias.
En este sentido, la referente de ATE contó que “luego de la movilización, registramos algunas bajas de compañeros municipales, producto de haber participado de la marcha. Todos ellos eran contratados y luego de su participación en la convocatoria les interrumpieron los contratos, siendo esto muestra clara de la persecución ideológica y gremial que no debería existir, habida cuenta que estamos en democracia y que los trabajadores tenemos derecho a expresarnos”.

Recuperar poder adquisitivo
El jueves se dará la primera oportunidad de encuentro entre empleadores y los representantes de los empleados municipales. “En esta primera reunión vamos a estar comenzando con las negociaciones paritarias de este año”, aclaró Blanco.
De acuerdo con lo expuesto por la referente gremial, considerando lo acordado por convenio el año pasado y teniendo en cuenta lo que se otorgará en los próximos haberes a cobrar, “estaríamos rondando el 30 por ciento anual, con lo cual hemos quedado desfasados respecto a la inflación de 2018”.
Consultada sobre las perspectivas, señaló que “el año pasado estuvimos por debajo de la inflación en un 15 por ciento por lo que tenemos muchas expectativas de mejorar el poder adquisitivo de nuestros representados, recuperando lo perdido. Si bien no sabemos cuál será la propuesta que nos harán desde el Ejecutivo, todo será puesto a consideración de los trabajadores”, que suman aproximadamente 800 empelados sindicalizados, y que “tienen muchas ganas de recuperar su poder adquisitivo”.

Historial
En marzo pasado, luego de seis encuentros concretados en el marco de las negociaciones paritarias, los representantes de los gremios que nuclean a personal municipal, aceptaron la última propuesta de recomposición de haberes que había concretado el Ejecutivo. Consistió en otorgar un aumento del 10 por ciento con los haberes de marzo y un 7 por ciento en septiembre.
La propuesta incluyó la cláusula gatillo, es decir, que si la inflación anual superaba el 17,7 por ciento, correspondiente al total que percibirían los trabajadores municipales, automáticamente debería dispararse la cláusula gatillo que permitiría una nueva negociación entre los referentes gremiales y el Ejecutivo a fin de que los haberes de los empleados no queden desfasados respecto al índice de inflación. Esta medida fue cumplimentada y a fines del año pasado, las partes volvieron a encontrarse. En esa oportunidad y luego de una serie de reuniones, en las que no lograron ponerse de acuerdo, los primeros días de diciembre, en minoría, se firmó el acuerdo paritario a través del que se otorgaría un bono y un incremento del 15 por ciento que será percibido en el cobro de los próximos haberes.