Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Paro docente: para el Gobierno la adhesión fue del 43%, para los gremios del 90%

El Frente Gremial Docente continúa su lucha por salarios. (DIB) El Frente Gremial Docente continúa su lucha por salarios. (DIB)

"Queremos ponernos de acuerdo y cerrar la paritaria. Lo que no nos parece razonable es que en el camino de negociar se queden los chicos tantos días sin clases. Las medidas de fuerza han hecho perder casi un mes de clase", dijo el ministro Sánchez Zinny.


La primera jornada del paro docente en la provincia de Buenos Aires que se desarrolló ayer, arrojó resultados dispares: mientras que para el Gobierno la adhesión es del 43 por ciento, los gremios aseguraron que llega a 90 por ciento.
"Luego de relevar 9.838 escuelas a través de 135 inspectores distritales, 1.770 inspectores areales y más de 9 mil directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro del 43 por ciento y 86 servicios educativos cerrados", indicaron fuentes de la Gobernación. De esta manera, las autoridades de la administración de María Eugenia Vidal ubican la cifra de acatamiento similar al porcentaje de los paros anteriores.
Al respecto, el director General de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, aseguró que el nivel de adhesión a la medida de fuerza fue, en el turno mañana, en torno al 43 por ciento y cuestionó a los sindicatos. "Nosotros queremos ponernos de acuerdo y cerrar la paritaria. Lo que no nos parece razonable es que en el camino de negociar se queden los chicos tantos días sin clases. Las medidas de fuerza de los gremios han hecho perder casi un mes de clase a los chicos y eso es lo que no tiene sentido", dijo.
Sin embargo, para los gremios la adhesión es superior y, como en las protestas pasadas, indicaron que alrededor del 90 por ciento de los maestros no fueron a trabajar en los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires. "La primera jornada del paro registra una adhesión promedio del 90 por ciento en los establecimientos educativos", indicó la FEB (Federación de Educadores Bonaerenses) sobre un relevamiento realizado por los delegados en más de 130 distritos.
Más allá de la cifra general de los gremios, algunas estimaciones en el interior ubican la adhesión en torno al 70 por ciento. Así, por ejemplo, lo estableció el Suteba (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires) de General Pueyrredón, que justificaron la alta participación en la primera jornada de huelga por el decreto de Vidal. Mientras que en la localidad de Navarro rondó el 65 por ciento, en Tandil lo ubican en torno al 80 por ciento, según los gremios.
El extenso conflicto, que llevó al Frente de Unidad Docente Bonaerense a parar ayer y hoy, completará con esta medida 24 jornadas de huelga en lo que va del año: un número récord desde el establecimiento de las paritarias en 2002. El nuevo punto de disputa entre las partes es el decreto N° 1.145/2018 con el que el Ejecutivo formalizó los aumentos a cuenta brindados durante el año.
Tras el lanzamiento del paro, desde el Gobierno respondieron rápidamente, negaron que se haya cerrado a paritarias por decreto y convocaron a una nueva reunión que se realizará este jueves.
El último encuentro paritario de los docentes con el Gobierno fue hace más de un mes, cuando los gremios rechazaron un 19 por ciento hasta agosto, más 1,7 por ciento por material didáctico. Ahora, esas sumas que habían sido otorgadas en concepto de anticipos salariales fueron formalizadas por el Gobierno por decreto, por lo que se espera una oferta superior en la reunión del jueves.

Cláusula gatillo
Los docentes que integran el Frente de Unidad Gremial volvieron ayer a la carga con el reclamo de la cláusula gatillo para no perder contra la inflación. Lo hicieron en el marco de un paro por 48 horas, y a pocos días de una nueva reunión paritaria con el Gobierno prevista para el jueves.
Los gremios realizaron ayer en horas de la mañana una movilización a la Casa de la Provincia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), donde montaron un escenario y realizaron un acto. Allí, los representantes sindicales volvieron a rechazar el decreto que consolida un aumento salarial del 19 por ciento hasta agosto y reclamaron que la cláusula gatillo sea parte de la negociación.
"El reclamo es absolutamente justo: no perder poder adquisitivo frente a la inflación. La gobernadora le planteó a la sociedad que daba aumentos de acuerdo a la inflación, hoy se demostró que es una mentira. El decreto que firmó es del 19 por ciento hasta agosto cuando en ese mes ya alcanzaba el 24 por ciento y hoy es del 31", dijo el titular del Suteba, Roberto Baradel. "Planteamos la cláusula gatillo que garantiza que no perdamos poder adquisitivo", añadió.
Asimismo, reprochó: "Que están abiertos al diálogo también es una mentira, porque la propuesta es la que dicen ellos y no hay negociación, por eso sacaron el decreto".
Por su parte, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, advirtió que "si el Gobierno no tiene la voluntad de diálogo con la cláusula gatillo sobre la mesa, las medidas de fuerza se van a profundizar". Y sostuvo que los salarios actuales "están orillando la línea de indigencia.
"Estamos en un 90 por ciento de adhesión con terribles descuentos, con sumarios con persecución. No saben que los docentes de todas las escuelas tenemos fuerza y que no nos resignamos jamás en una lucha cuando nuestros derechos son despojados después de años de conquistas y las propuestas son de hambre", amplió Petrocini.
Por último, los docentes salieron al cruce de Villegas, quien cuestionó que los docentes vayan al paro cuando el Gobierno llamó a paritarias. "La convocatoria surge luego de la conferencia de prensa de este Frente de Unidad, donde anunciamos las medidas. Sigue existiendo mala fe, difamación y desprecio", siguió la gremialista.
"Nos llamaron a una paritaria a las dos horas de que anunciáramos un paro, y lo hicieron recién para el jueves, sobre el fin de esta semana", se quejó por su parte María Laura Torre, secretaria gremial adjunta del Suteba, quien también recordó que "hay miles de alumnos que todavía no tienen clases y no por los días de paro, sino porque hay unas 525 escuelas que hace dos meses están cerradas".