Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Pergamino cada vez más cerca de contar con un centro de medicina nuclear

El cartel en el que se puede observar cómo quedará terminado el Centro de Medicina Nuclear. (GOBIERNO DE PERGAMINO) El cartel en el que se puede observar cómo quedará terminado el Centro de Medicina Nuclear. (GOBIERNO DE PERGAMINO)

A principios de semana los pergaminenses recibimos una grata noticia: el inicio de las obras de este espacio que permitirá a los enfermos oncológicos realizar tratamientos completos en la órbita pública sin tener que trasladarse. En ocho meses debería estar terminada la obra. La alegría y satisfacción de los referentes de la Fundación Leandra Barros.

DE LA REDACCION. A principios de semana se iniciaron las obras de un moderno espacio de salud que permitirá contar con tecnología de última generación para el tratamiento oncológico gratuito para Pergamino y toda la región del norte de la Provincia de Buenos Aires. Es la concreción de un gran sueño encarado por la Fundación Leandra Barros, una inversión varias veces millonaria que tras numerosas gestiones fue incorporada al Plan Nacional de Medicina Nuclear. Se ubicará junto al Hospital San José y evitará que los pacientes deban trasladarse a otras localidades y puedan sobrellevar los rigurosos protocolos terapéuticos rodeados del afecto de los suyos y a metros de su hogar.

 

Grata sorpresa

En diálogo con LA OPINION, Danilo Tessone, presidente de la Fundación Leandra Barros, contó que a mediados del año pasado, después de la visita de Julián Domínguez, recibieron la información de que se instalarían centros oncológicos en el país y uno de los cuales estaría en Pergamino. Eran tiempos de campaña electoral y de promesas por lo que la emoción fue cauta. “Estábamos muy entusiasmados con esta propuesta –recuerda- faltaba conseguir algunas firmas antes de las elecciones y a esto se sumaba que habíamos contado con la visita de los ingenieros y arquitectos del Invap (Instituto de Investigaciones Aplicadas)”, contó Danilo y confió que, después de un tiempo sin tener novedades, llegaron a pensar que todo iba a quedar en la nada, “en una promesa más sin cumplir”. Pero a principios de esta semana recibieron la grata sorpresa de que la obra se iba a realizar por lo que la construcción está en marcha.

 

Costo de la inversión

De acuerdo con lo informado por el presidente de la Fundación, la obra llevará una inversión de 213 millones de pesos ya que consta de una construcción de 1.800 metros cuadrados, en los que se dispondrán dos aparatos de radioterapia, uno de braquiterapia y un tomógrafo, sumado al traslado del actual Centro de Día a este nuevo espacio.

“El Estado se hará cargo del costo de la obra y de la instalación de los equipos pero aún no sabemos qué rol ocupará la Fundación Leandra Barros. Estamos dispuestos a manejar la logística del centro porque no queremos que ocurra que después de un tiempo deje de funcionar por déficit de recursos humanos o capital. Por eso desde la Fundación queremos monitorear y ejercer un trabajo de control en este sentido”, planteó Tessone.

La Fundación ha realizado desde su creación numerosos eventos para recaudar fondos para esta monumental obra. Ahora que será financiada por el Estado, el capital reunido de la colaboración ciudadana será destinado a poner en marcha el trabajo que se realizará en el centro una vez que todos los equipamientos estén instalados.  Además, está estipulado que el centro se refinancie solo. “Nuestra idea es continuar con la misma modalidad de trabajo que llevamos adelante actualmente en el Centro de Día, atendiendo de manera gratuita a las personas que no tengan obra social mientras que a las que cuentan con obra social se los atiende pero el gasto es derivado a la mutual”, contó el entrevistado el destino que tendrán los fondos.

 

Canalizar el dolor

Consultado sobre el alto valor que tiene la realización de esta obra, sobre todo, en cumplimiento de los objetivos con que se formó la Fundación, Tessone manifestó que “estamos cumpliendo de a poco nuestro sueño, y nos damos cuenta día a día que luchar por algo vale la pena. Como presidente de la Fundación y parte de la familia de Leandra, estoy muy orgulloso de poder trabajar en pos del bien de los pergaminenses que padezcan esta enfermedad. Nosotros canalizamos el dolor personal y lo transformamos en lucha por y para los enfermos oncológicos”.

 

Misión casi cumplida

Esta semana, como se mencionara anteriormente, comenzaron las obras de este nuevo centro médico. Ver el movimiento en el predio supuso un momento de gran emoción y satisfacción para  otro de los motores de la Fundación, Roberto Barros, papá de Leandra. “Es algo increíble. Hace una semana atrás pensábamos que no se iba a hacer pero gracias a Dios, este Gobierno le dio curso a la obra que es muy importante para la gente”, añadió el mentor y principal gestor ante las autoridades de turno. Su misión y la de todos los que trabajan para la Fundación está cerca de cumplirse: “Ahora los pacientes van a tener dónde tratarse muy cerca, no solamente los de Pergamino sino también de los alrededores. La Fundación va a tratar de que los atiendan tan bien como se los atiende ahora y vamos a estar en todos los detalles. Dios quiera que dentro de ocho meses este sueño se haga realidad”.

 

Tratamiento en Pergamino

El director del Hospital San José, Walter Gatón, destacó la importancia de la llegada de un centro público de medicina nuclear, especialmente para personas que no tienen cobertura: “Actualmente el paciente que tiene un problema oncológico tiene que viajar. El tratamiento para esta enfermedad no es una cosa sencilla, hay gente que viaja con su familia, otros que lo hacen a través de los medios que le ofrece la Municipalidad, otros en ambulancia; y tener la posibilidad de tratarse aquí, es muy importante. Además tienen el Hospital al lado que los va a asistir en lo que sea necesario”, aseguró Gatón.

 

Derecho a la salud

El intendente del Partido de Pergamino, Javier Martínez, también se hizo eco de esta grata noticia y resaltó la gestión de la Fundación Leandra Barros y la continuidad que el Gobierno de Mauricio Macri le dio al proyecto: “Acompañamos la felicidad de los miembros de la Fundación Leandra Barros y resaltamos el objetivo de la gestión del Gobierno nacional de trabajar siempre en la mejora de la calidad de vida de los vecinos, y en este caso no es un tema menor, porque se trata de la salud y del derecho de gozar con un servicio oncológico gratuito, con tecnología de última generación para Pergamino y toda la región. Es un orgullo que se pueda contar con este centro de medicina nuclear”.

 

Entre todos

En tanto que el secretario de Salud, Matías Villeta, hizo hincapié en el nuevo concepto detrás del cual se encolumna la gestión municipal, “que es el trabajo en equipo en todas las áreas de la salud pública y es un ejemplo paradigmático que nos encontremos desde los distintos estamentos acá. La idea más allá de las circunstancias, es tratar de trabajar en pos de que servicios tan fundamentales como este podamos llevarlo adelante entre todos”.

Viaggio Espresso