Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Pergamino permanece en Fase 5 a menos que la Provincia disponga lo contrario

Rico Zini, secretario de Gobierno del Ejecutivo local. (ARCHIVO LA OPINION) Rico Zini, secretario de Gobierno del Ejecutivo local. (ARCHIVO LA OPINION)

De acuerdo con lo expuesto por el boletín oficial emitido por Provincia el último lunes, nuestra ciudad no cambió de Fase. No obstante y considerando la situación epidemiológica, el Ejecutivo provincial puede expedirse al respecto. El Municipio aguarda la llegada del decreto provincial respecto a la prohibición de reuniones sociales y familiares para elaborar la disposición local.


La aparición de más casos positivos de Covid-19 en nuestra ciudad genera incertidumbre, no solo entre los ciudadanos sino también entre los referentes de los distintos emprendimientos productivos y económicos, sobre el posible retroceso de Fase, de 5 a 4, y las limitaciones que esto aparejaría. A esto se suma el nuevo decreto presidencial que desde el lunes prohíbe las reuniones sociales y familiares a lo largo y ancho del territorio nacional aunque en Pergamino todavía no se recibió el decreto provincial sin el cual no se puede elaborar y ejecutar el decreto municipal respecto a esta nueva disposición del Gobierno.
Con el objetivo de analizar la situación actual, LA OPINION dialogó con el secretario de Gobierno, Juan Manuel Rico Zini.
-A raíz de la aparición de estos nuevos casos ¿Cómo continúa la situación en Pergamino? ¿Es posible un retroceso de Fase?
-La resolución, en relación a la fase que ostenta cada Municipio, en un principio se derivaba de la información que enviaba a la Provincia cada Gobierno municipal. Con esos datos el Gobierno bonaerense actuaba de oficio. Esta dinámica se desarrolló hasta fines de junio pero en julio se determinó que es el gobierno provincial la que regularmente va a asignar a cada Municipio la Fase teniendo en cuenta la situación epidemiológica. La última regulación de fase se realizó el lunes donde en el Boletín Oficial Pergamino aparece en Fase 5. Obviamente que todos los casos positivos de la Provincia se cargan en un sistema, es la Región Sanitaria IV la que informa al Ejecutivo bonaerense sobre los positivos diariamente. Por ende la Provincia cuenta con toda la información para cuando ellos decidan, por las circunstancias del caso, la permanencia o no de Pergamino en la fase actual. Es dable destacar que de cada positivo hay un nexo epidemiológico con alguien fuera del Partido de Pergamino por lo que no hay circulación viral pero cuando la Provincia lo decida puede asignar, mediante decreto, una fase distinta, que sería en nuestro caso la 4 en la que se perdería la actividad deportiva y cultural.
-¿Cuáles son las condiciones que se tienen en cuenta para que una ciudad retroceda de Fase 5 a 4?
-En un principio, hasta fines de junio, tenía que ver con el nexo epidemiológico, se podía tener 100 casos positivos pero si todos tenían un nexo epidemiológico fuera del Partido se mantenía la fase pero en julio se decidió cambiar ese criterio por cantidad de casos independientemente del nexo epidemiológico y así ahora consideran, para el cambio de fase, registrar más de 10 casos nuevos por semana durante los últimos 15 días a partir de la última toma de decisión del Ministerio de Salud bonaerense.
-¿Por qué aún no hay decreto municipal que acompañe a la normativa nacional de la prohibición de reuniones sociales?
-La Provincia todavía debe a la Nación la extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto y también debe la reglamentación de la prohibición de los encuentros sociales que hizo el presidente el domingo. Estamos a la espera del Decreto Provincial para extender la cuarentena a nivel local, saber qué dice la Provincia en relación a las actividades sociales, y en su caso si se determina que Pergamino debe estar en fase cuatro poder adaptar la normativa local a la fase correspondiente.

Decreto último
Sobre el decreto que emitió el Ejecutivo nacional el lunes sobre la prohibición de reuniones sociales y familiares, vale destacar que la Policía Federal sigue siendo la fuerza que controla el quebrantamiento de lo dispuestos en el decreto nacional sobre las reuniones.
En torno a la medida Rico Zini contó que “analizando desde marzo, cuando uno tenía la obligación de permanecer en su casa se deducía que no se podía asistir a un cumpleaños por ejemplo fuera de tu casa. Se decretó el aislamiento obligatorio pero no se enumeraban lo que no se podía hacer sino quienes estaban autorizados a salir de su casa por ejemplo a trabajar. En el decreto del domingo la técnica legislativa se modificó y se prohibió expresamente una actividad como son las reuniones sociales. Esa modificación de empezar a enumerar lo prohibido no tiene demasiado sentido ya que hay muchos lugares, entre ellos en Caba y en el Amba, donde ya estaban prohibidas las reuniones sociales desde el inicio de la cuarentena.
-¿Por qué un encuentro social familiar no se puede hacer puertas adentro de una vivienda y sí en un espacio gastronómico?
-Uno deduce la posibilidad de que en una reunión social puede haber un vínculo mucho más estrecho con la otra persona. También hay un privilegio por la actividad económica ya que se trata de impedir el contacto entre familiares en un ámbito privado que no se puede controlar y sí en un lugar gastronómico, protegiendo de esta manera la actividad económica de este sector.
-En los espacios públicos ¿Cuáles son las prohibiciones?
-Para la normativa emitida de la Provincia de Buenos Aires, está prohibido el uso de los juegos de plaza y la permanencia en un espacio público. Pero una cuarentena tan prolongada y una normativa tan estricta tornan imposible, después de tanto tiempo, no solo el control por parte del Estado sino el cumplimiento de la normativa por parte de los ciudadanos. Salvo que uno ponga un ejército en cada plaza son cuestiones que son de muy difícil cumplimiento. En la primera etapa de la cuarentena hemos tenido un absoluto cumplimiento de la normativa y se privilegió el interés colectivo pero después de 100 días es muy difícil y empieza a prevalecer el interés individual por sobre el colectivo. No obstante seguimos apelando a las responsabilidades individuales, el uso del barbijo y mantener la distancia son normativas que permanecerán mucho tiempo vigente hasta tanto se encuentre una solución. Hay que asumir estas conductas sociales.
¿Cómo ve el panorama actual en torno a estas conductas?
-Noto un cierto relajamiento y se da sobre todo porque no hay un claro horizonte en torno al tiempo de culminación de la normativa.