Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Pergamino tiene los “recicladores urbanos”, que clasifican el material de las campanas

Las intervenciones sustentables son parte de las políticas municipales en lo que respecta a separación y tratamiento de los residuos. (LA OPINION) Las intervenciones sustentables son parte de las políticas municipales en lo que respecta a separación y tratamiento de los residuos. (LA OPINION)

Una importante labor llevan a cabo los operarios en la Planta de Tratamiento de Residuos. A diario hay una interacción con los deshechos que provienen de los recipientes amarillos y azules dispuestos en la ciudad. Marcado interés del Municipio en avanzar con proyectos que sean sustentables.


Dada la importancia que se le viene dando a la separación de los residuos en Pergamino, el Municipio destacó en esta oportunidad el trabajo que está en manos de los recicladores urbanos teniendo en cuenta que ellos se dedican a clasificar los materiales separados en las campanas amarillas y azules para luego venderlos a empresas que los reciclan para convertirlos en nuevas materias primas.
“Gracias al apoyo de la Municipalidad generamos una cooperativa por lo que se fue mejorado las condiciones generales de trabajo para resguardar nuestra salud con el fin de tener mayor seguridad”, explicaron fuentes consultadas por LA OPINION en el marco del compromiso que se busca en la gente para tener una mejor separación de la basura que se genera en la ciudad.
Desde la Comuna y a través del programa “Actuá en Verde” se destacan estas intervenciones de los recicladores que trabajan en la Planta de Tratamiento de Residuos con una labor interesante. “Hay una dedicación constante en lo que hacen y este es uno de los puntos a resaltar porque ingresan muchas toneladas de basura a este predio”, se indicó a LA OPINION con relación a la clasificación que hace este personal con los residuos.

Una amplia iniciativa
Si bien estas tareas de reciclar es la base de los programas locales, hay una política muy marcada de los coordinadores del Eco Club para avanzar en distintas cuestiones y el apoyo del personal de la Planta es fundamental. “Venimos planteando en los programas de trabajos la recolección de aceite vegetal usado para la creación de biodiésel, aunque también se articula con Bromatología para recolectar las sobras de las verdulerías y obtener más cantidad de residuos orgánicos, según estipula la ordenanza”, resaltaron en el informe.
“En esto sumaremos a los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC) y escuelas, empresas o instituciones con comedores para la recolección sistemática de residuos orgánicos, y lo mismo sucederá con la interacción continua de distintos estamentos municipales en la separación, comercialización y reutilización de residuos inorgánicos.
“Sabemos que son instancias importantes, que lograremos cambios significativos pero sin concientización ni ayuda de la gente no se podrán lograr”, subrayaron en la nota donde se resalta la labor de la Planta de Tratamiento con su personal.

El respeto ante todo
Más allá de los recipientes colocados en la ciudad, hay que resaltar que se intensificará la distribución de las campanas plásticas de color azul para disposición de papel y cartón; amarillo para desechar envases de vidrio, hojalata o plásticos, recipientes naranjas para recolección de botellas de agua mineral o gaseosas y los verdes para arrojar la basura en general.
En lo que respecta a los elementos reciclables de plástico, se tienen en cuenta envases, tapitas, botellas, papel film, bolsas, sachet, potes, sillas, bidones, telgopor, radiografías y vajilla descartable limpia y seca.
Por su parte en las campanas para vidrios hay que poner botellas, frascos, envases de vidrio, transparentes o de color y por seguridad no hay que dejar vidrios rotos.
Sobre los elementos de metal a desechar, se incluyen latas y envases de acero, aluminio, hierro, plomo, cobre, zinc, bronce y otros metales ferrosos. Desodorantes en aerosol, tapas metálicas, llaves, candados, picaportes y griferías, ollas o cualquier otro artefacto compuesto por cobre o estaño.
En lo que hace a cartón, se tienen en cuenta papeles blancos, de color impreso o no, cartulinas, sobres de todo tipo, diarios, revistas, folletos, guías telefónicas, cajas, cajas de huevo, rollos, envases tetrabrick de jugo, vino, salsa o leche. “Los vecinos podrán colocar los materiales que separaron en las campanas correspondientes cercanas a sus casas”, se explicó en el Municipio dado que ampliarán también las zonas donde estarán estos elementos de colores.
¿Qué poner en la campana azul? solamente papel (limpio y sin restos de comida) y cartón (limpio y sin restos de comida) ¿En la campana amarilla? envases de vidrio, envases de plástico no PET y latas. ¿Qué reciben las campanas naranja? Elementos de plástico PET (envases de botellas de gaseosa y agua mineral) y en los contenedores verdes el resto de la basura que se acumula a diario en comercios o viviendas.