Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

“Poder acompañar estos logros nos muestra que hay un Gobierno decidido”, dijo Salvador

Juan Manuel Batallánez, Javier Martínez, Daniel Salvador, Ismael Passaglia y Patricia Belloni durante el acto de ayer. (LA OPINION) Juan Manuel Batallánez, Javier Martínez, Daniel Salvador, Ismael Passaglia y Patricia Belloni durante el acto de ayer. (LA OPINION)

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires encabezó la entrega de las 46 viviendas que faltaban para completar el complejo habitacional de 148 casas de la zona sur de Pergamino. Un momento emotivo se vivió porque muchas de esas familias habían perdido la esperanza de tener su hogar.


La emoción en el rostro de los nuevos adjudicatarios reflejaba el momento especial que vivieron las familias propietarias que ayer recibieron sus casas en el marco del acto que se llevó a cabo encabezado por el intendente de Pergamino, Javier Martínez, en conjunto con el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, en la intersección de Corallini y Torrent. En esta oportunidad tuvo que ver la ceremonia con la entrega de 46 unidades funcionales restantes del Complejo Habitacional 148 Viviendas “Jorge Antonio Abud”.
Las mencionadas autoridades estuvieron acompañadas por el administrador general del Instituto de la Vivienda, Ismael Passaglia; la directora general de Obras del Instituto, Patricia Belloni; legisladores provinciales, funcionarios del Ejecutivo y legislativo municipal; y el secretario de Tierra, Vivienda y Obra Pública Social, Juan Manuel Batallánez que recibió el reconocimiento de los vecinos por el trabajo que hizo para lograr esta instancia.
“Diariamente nos preocupamos para que los pergaminenses tengan una vida mejor”, dijo Martínez destacando la labor de Batallánez “por el compromiso, el trabajo y la dedicación puesta en este proyecto.
“Agradezco especialmente a la gobernadora María Eugenia Vidal y al presidente Mauricio Macri por permitir la concreción del proyecto, que era el sueño de nuestra gente”, resaltó Martínez bajo un sol pleno que acompañó toda la mañana.
“Un reconocimiento especial tengo que dedicar a todos estos vecinos, que estuvieron trabajando con nosotros codo a codo en el grupo, que luego fueron veedores y ellos siempre nos sostuvieron para que estas 148 familias cumplan el sueño de tener su vivienda”, indicó Martínez y destacó la fortaleza y la “garra de los beneficiarios, que nunca bajaron los brazos para cumplir sus objetivos y lograr esta realidad”.
En su discurso, el intendente también manifestó que “prácticamente en este año, el 80 por ciento de nuestros barrios tendrán sus escrituras, lo cual les dará la posibilidad de estar tranquilos, porque lo importante, como decía mi papá, es el título”, señaló Javier Martínez.

Gestiones y logros
Por su parte Ismael Passaglia reconoció que la gobernadora Vidal les indicó en el inicio de la gestión que “las viviendas debían finalizarse” y contó que una señora de Pergamino le dijo hace un tiempo que los vecinos “habían perdido las esperanzas de que las casas se terminaran” y de la posibilidad de habitarlas.
“Pergamino tiene la suerte de tener un gran intendente, con un gran colaborador que es Juan Manuel Batallánez, y es así como estamos entregando este año 223 casas en esta ciudad; 148 están acá y el mes que viene daremos 66 viviendas más que planificaron en la Mutual ‘22 de Abril’. Pero en diciembre habrá 9 más de otro proyecto y en total son 223 casas a 223 familias de Pergamino”, señaló el responsable del Instituto que ayer volvió a la ciudad junto con el vicegobernador.
“Asimismo entregaremos cerca de 500 escrituras antes de fin de año, que son de los barrios Amosba, Güemes y de entidades intermedias como Amaeton, Douglas Haig y Obstáculo en el Agua”, detalló ayer el exintendente de San Nicolás.

Funcionarios en general acompañaron a los pergaminenses que ayer recibieron las llaves de sus nuevos hogares. (LA OPINION)

Salvador en Pergamino
Quien habló antes de entregar las casas fue el vicegobernador Daniel Salvador y se mostró gustoso de estar en nuestra ciudad; “cada vez que uno viene a Pergamino se va con una gran satisfacción porque siempre hay un paso adelante. Con la gobernadora Vidal hablamos siempre del orgullo de la gestión que está haciendo Javier Martínez y esto es parte de una demostración de las cosas que se pueden hacer, para algo que no es ni más ni menos que la entrega de unas viviendas.
“Para nosotros es un orgullo muy especial, pero también es la satisfacción de ver que, poniéndose objetivos, aunque parezcan difíciles, se pueden lograr. Cuando lo planteó la gobernadora era un desafío gigantesco, que en la gestión de Ismael Passaglia esto tomó una velocidad enorme y poder ver en distintos lugares de la provincia la reactivación de barrios que parecía que ya habían quedado olvidados en el tiempo, que se había perdido plata y lo que es peor que se pierde la confianza”, resaltó Salvador en su discurso.
“Esto es una alternativa de poder recuperarlo de una manera fundamental, de poder estar ocupados y preocupados con un tema fundamental como es la vivienda y en todos sus aspectos, la recuperación de aquellos planes, el inicio de planes nuevos”.
El vicegobernador reconoció la gran alegría que le produce ver un barrio pujante y destacó la perseverancia de los vecinos para llegar a esta instancia, pero resaltó además la confianza de esta misma gente depositada en el Gobierno nacional, provincial y municipal por creer que esto se iba a lograr.
“Poder visitar, estar y acompañar estos logros nos muestra que hay un Gobierno decidido, que hay eficiencia en el Estado municipal y que hay un trabajo en conjunto para que los ciudadanos tengan confianza; a los nuevos adjudicatarios les digo que disfruten del logro y esto es un incentivo para poder seguir aportando cada día un granito de arena con el fin de mejorar sus casas, que ya son verdaderos hogares”, concluyó Daniel Salvador antes de realizar el tradicional corte de cintas en una de las viviendas entregadas.