Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Por los medidores de agua, la Cámara de Comercio se reunió con concejales

Miembros de la entidad pergaminense junto a los concejales, días pasados en el encuentro que mantuvieron. (CAMARA DE COMERCIO) Miembros de la entidad pergaminense junto a los concejales, días pasados en el encuentro que mantuvieron. (CAMARA DE COMERCIO)

Dirigentes de la entidad mantuvieron un encuentro con los ediles de la comisión de Economía y Finanzas del cuerpo deliberativo. El motivo fue empezar a zanjar una posible solución a los problemas que se generaron con la instalación de 440 medidores a comercios e industrias hace seis años y que son vistos como un elemento distorsivo de la competencia.


En los últimos días, dirigentes de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios mantuvieron un encuentro con los ediles que integran la comisión de Economía y Finanzas del Concejo Deliberante con el propósito de reanudar la posibilidad de modificar la ordenanza que rige sobre el consumo medido de agua, normativa que afecta a comerciantes e industriales por los elevados montos de sus facturas y que, por otra parte, alcanza aleatoriamente a unos sí y a otros no.
Del encuentro participaron los dirigentes de la entidad Martín Gordón, Diana Di Trento y Santiago Gianotti, y los ediles Leticia Conti, Fabián Albuerne, Vicente Ardissone y Alvaro Reynoso.
Durante la reunión los referentes del sector comercial e industrial de nuestra ciudad expresaron su preocupación a los legisladores y les hicieron saber sobre “lo injusto” del sistema de medición ya que castiga a los que más consumen, que son en definitiva los que tienen una mayor producción, pagando un sobreprecio muy elevado en sus facturas, situación difícil de solventar.

Tarifazo
Otros de los temas que trataron en el encuentro fue la suba de tarifas en el servicio eléctrico y de gas; se acordó la semana que viene realizar una reunión con la participación de la Cámara, concejales y miembros de la Cooperativa Eléctrica.

Prueba piloto
El camino para la colocación de medidores de agua en Pergamino comenzó en el año 2012.En ese período inicial se instalaron 1.500 medidores en viviendas, pero no fueron incorporados al sistema de medición y hoy se utilizan a modo de muestreo. En paralelo se colocaron más de 400 controladores a comercios, que sí están funcionando en la actualidad. Desde ese momento fueron múltiples los reclamos que se efectuaron de parte de la Cámara de Comercio a los diferentes gobiernos de turno, ninguna de las solicitudes encontró una respuesta favorable para los referentes del sector.
Con el objetivo de recordar cómo se generó la prueba piloto, LA OPINION mantuvo diálogo con Martín Gordón, dirigente de la Cámara de Comercio, que fue quien estuvo desde el inicio de las gestiones. “Hace seis años, bajo la intendencia de Héctor Gutiérrez, con el objetivo de cuidar el consumo de agua se efectuó una prueba piloto que consistió en colocar 440 medidores a industriales y comerciantes que necesitan el agua como recurso fundamental para desarrollar su actividad, es decir, aquellos que pudieran tener un gran consumo del recurso natural. En este marco se incluyó a quienes elaboran soda, a los lavaderos, heladerías, bares y restaurantes”, explicó Gordón.

Facturas onerosas
Si bien los comerciantes no se opusieron a la instalación de los medidores, el malestar comenzó cuando llegaron las facturas cuyos valores eran muy elevados. “Hace seis años atrás, y en el marco de esta prueba piloto enviaron primero tres facturas testigos, y luego empezaron formalmente con la cobranza. Y así los comerciantes recibimos facturas con valores muy altos, por ejemplo, de 20.000 pesos. Esto nos obligó a realizar inversiones en nuestros comercios ya que tuvimos que corroborar no tener pérdidas en el sistema de cañerías”, contó Gordón y manifestó que se generó otra problemática por el consumo ya que “a quienes consumían más de 50.000 litros el valor del agua se les encarecía, siendo esto un modo de ‘castigo’ a quien más consumía”.
Estas situaciones llevaron a los comerciantes a hacer visible su disconformidad y luego de algunos reclamos lograron que el comerciante pagara, según en la categoría que se ubique, entre un 12,5 y 25 por ciento más del valor del consumo neto de agua siendo que se pretendía abonar entre un 200 y 400 por ciento más.
Vale aclarar que aquellas facturas onerosas que los comerciantes recibieron cuando se comenzó a implementar la regulación de consumo de agua tuvieron que ser abonadas. En este marco es que el Municipio, una vez que asumió Javier Martínez, no pudo condonar la deuda pero dio facilidades de pago (24 cuotas sin interés), a los comerciantes e industriales.

Competencia desleal
A pesar de lo logrado, desde hace seis años, los referentes de la Cámara de Comercio llevan a delante su reclamo ya que consideran que se genera una especie de competencia desleal porque “no todos los comerciantes tienen medidores, mucho menos los que abrieron luego de que se instalaran los medidores. Algunos tenemos y otros no, claramente esto habla de una competencia desleal. Y en este sentido también consideramos que es desleal que se tenga en cuenta los metros cuadrados del espacio físico para establecer el precio del consumo de agua porque hay empresas que tienen 100 metros cuadrados y una canilla, y abonan un agua carísima”.

Nuevo proyecto
En el marco de este reclamo, el año pasado los dirigentes de la Cámara se reunieron con los concejales para encontrar una posible solución a la situación. “Como Cámara planteamos que se debe hacer un proyecto para que en el plazo de 10 años se coloquen más de 30.000 medidores de agua. Esto conlleva una inversión importante por eso tiene que estar la decisión del Ejecutivo. Entendemos que hay buena predisposición del Gobierno local para concretar este proyecto”, señaló el comerciante.

Modificar la ordenanza
En el último encuentro que mantuvieron las autoridades de la Cámara con los concejales acordaron que se repitan los encuentros en los próximos meses con el objetivo último de modificar la ordenanza vigente y elaborar una normativa más justa para todos. “Notamos una muy buena predisposición de los concejales de las diferentes bancadas en el marco de dar una solución a este problema”, concluyó Gordón.