Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupa el incremento de causas de violencia familiar en Pergamino

El único Juzgado de Familia con que cuenta nuestra ciudad se halla emplazado en calle General Paz 742. (ARCHIVO LA OPINION) El único Juzgado de Familia con que cuenta nuestra ciudad se halla emplazado en calle General Paz 742. (ARCHIVO LA OPINION)

En lo que va del año en el Juzgado de Familia de Pergamino se registraron 1.267 denuncias, lo que constituye el 57% del total de ingresos del tribunal hasta el presente. En contacto con LA OPINION, el doctor Walter Giuliani, titular local del fuero, sostuvo que el aumento obedece a que las víctimas se animan a plantear sus historias y a acercarse a las entidades oficiales para obtener soluciones.


Entrar al Juzgado de Familia de nuestra ciudad es una buena manera de iniciar un análisis sobre el estado de la sociedad. En ese edificio, ubicado en General Paz 742, centenares de expedientes se acumulan prolijamente en los casilleros de Mesa de Entradas y en los despachos de los funcionarios. La mayoría de ellos tienen origen en las denuncias por violencia familiar. Solo en lo que va del año ingresaron al Juzgado de Familia local 2.223 causas, de las cuales 1.267 obedecen a ese tipo de casos, lo que representa el 57 por ciento del total.

Aumento notorio
LA OPINION consultó al doctor Walter Ariel Giuliani, Juez de Familia local que señaló que el incremento de causas de violencia en el hogar año a año resulta preocupante, lo que revela la crisis de la institución familiar y también muestra el grado de violencia de la sociedad. “Durante 2017 registramos un total de 1.257 casos, número de por sí elevado, pero este año y cuando aún faltan más de tres meses para finalizarlo, superamos el registro del año anterior. Pasamos del 43 al actual 57 por ciento del total de causas que ingresan al Juzgado”.
El magistrado admite que el incremento de las denuncias obedece a varios factores: no solo porque la víctima se anima a denunciar más sino que la sociedad ha tomado conciencia de la importancia de dar a conocer estos casos y en ese sentido destacó el importante rol de los medios de comunicación y el trabajo de los organismos oficiales (tanto municipales como provinciales) en la difusión de ésta problemática realizando campañas de concientización. También indicó que “con más frecuencia llegan denuncias efectuadas por personas que conocen alguna situación de violencia familiar sobre todo contra niños, niñas y adolescentes o personas de la tercera edad y lo denuncian (por ejemplo vecinos, profesionales de la salud y/o docentes, estos dos últimos por ley tienen la obligación de hacerlo)”.

Tipos de violencia
La violencia psicológica es la que se presenta en la mayoría de los casos, pero también hay denuncias por maltrato físico, “generalmente los casos comienzan con maltrato verbal y psicológico, hasta que en última instancia llega a ser físico, por eso muchas veces las personas que son maltratadas no reconocen que lo están siendo”, explicó Giuliani. En gran mayoría se trata de mujeres víctimas de amenazas o malos tratos por parte de su marido, pareja o expareja, aunque desde el año pasado han aumentado los casos de violencia hacia niños, entre los adolescentes (novios o ex novios) y hacia los adultos mayores, que sufren maltrato por parte de sus hijos. “Estos hechos atraviesan a toda la población en general sin distinguir niveles económicos ni de instrucción pero golpea con más fuerza a los sectores vulnerables”, sostuvo.

Aumento de la agresividad
Por otro lado, el juez señaló que el nivel de agresividad también ha aumentado (sobre todo por la adicción al alcohol y a las drogas). “Hace unos años solo se solicitaban restricciones de acercamiento, mediante las cuales se les impedía a los agresores acercarse a sus víctimas el acercamiento y con eso era suficiente. Hoy en día, cada vez con más frecuencia debemos ordenar la exclusión del agresor del hogar, lo que se logra con el auxilio de la policía; antes las exclusiones prácticamente no existían, ahora se peticionan con más frecuencia y eso se debe al incremento de la violencia física sobre todo en el contexto de la pareja”, afirmó

Protección a la víctima
Tras analizar caso por caso, siempre se da una respuesta inmediata, ordenándose la medida de protección adecuada, las mujeres en general necesitan contención, alguien que escuche su realidad. “En estos casos aplicamos de inmediato medidas cautelares, dictando prohibición de acercamiento y perímetro de 200 o 300 metros alrededor de la víctima. Le impedimos al agresor que se acerque al lugar donde ésta trabaja, donde vive e incluso que se comunique, porque muchas denuncias son por amenazas realizadas vía mensajes de texto o por redes sociales. En el caso de los convivientes, excluimos al agresor y en hechos muy graves, donde la medida adoptada por sí sola no asegura la protección de la víctima, la misma permanece alojada transitoriamente en el refugio municipal”, explicó.

Provisoriamente
Las medidas son esencialmente provisorias y se disponen por un plazo determinado durante el cual trabaja el equipo interdisciplinario del Juzgado. No debe olvidarse que el objetivo de las leyes de protección contra la violencia familiar es preventivo y no sancionatorio. La duración de las medidas depende de los antecedentes de la causa y las mismas pueden ser mantenidas e incluso ampliadas. Hasta tanto no se acredite que el contacto no resulta perjudicial para la integridad psicofísica de la persona agredida, no se dispone el levantamiento.

Instrumentos legales
En la provincia de Buenos Aires resulta de aplicación la Ley 12.569 y su modificatoria la Ley 14.509 que tutela a la víctima de toda clase de violencia familiar, no sólo la de género. Regula específicamente las formas y alcances de la violencia intrafamiliar. En ese sentido, el doctor Giuliani destacó que “se trata de un cuerpo normativo completo, específico y actualizado para enfrentar la resolución del problema público que es la violencia familiar, asegurando el acceso a la justicia en términos de gratuidad, inmediatez y respuesta oportuna y rápida”.

Políticas Públicas
El magistrado expuso la necesidad de más y mejores políticas públicas: “Podemos hacer un diagnóstico y proteger a la víctima pero no podemos hacer prevención. Erradicar la violencia familiar constituye una responsabilidad del Estado pero también de la sociedad en su conjunto. El Estado debe desarrollar políticas y estrategias de intervención para lograr la equidad de género y una fuerte sensibilización sobre la violencia familiar de manera que se desnaturalice, se dé a conocer y la comunidad sienta el compromiso de visualizar estos hechos dejando atrás la idea de que son cuestiones que pertenecen al ámbito privado”, indicó.

En diálogo con el Diario, el doctor Walter Giuliani brindó precisiones sobre el flagelo de la violencia. (LA OPINION)

Necesidad de un segundo juzgado

Según las estadísticas difundidas por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires (obtenidas de la página web correspondiente) durante 2017 ingresaron al Juzgado de Familia local 3.065 causas, bastantes más si se las compara en relación con la de sus pares civiles, penales o las que se inician en el Tribunal de Trabajo (véase cuadro comparativo).
En detalles, el informe da cuentas de que en el Juzgado en lo Correccional la cantidad de causas promedio registradas fue de 565; en el de Garantías del Joven 344; en el Tribunal de Trabajo 817; en lo Civil y Comercial 1.252 mientras que en el de Familia se registraron 3.065 causas.

En números
Considerando las estadísticas, el juez Giuliani expuso la necesidad de contar con un nuevo Juzgado de Familia ante el gran incremento de causas que tuvieron en los últimos años. Mientras que en 2010 ingresaron 887 causas, en 2014 ingresaron 2.457 causas y durante los últimos tres años se radicaron en el juzgado a su cargo aproximadamente 3.000 causas por año, cifra que éste año será superada ante el elevado índice de litigiosidad que existe en materia familiar.
Además de los casos de violencia, señaló el entrevistado, “han aumentado los divorcios, los pedidos de régimen de comunicación y las causas de alimentos porque muchas mujeres también sufren violencia económica. Y en la mayoría de los casos tenemos tres o cuatro causas vinculadas”.

Varias creaciones
En la Provincia de Buenos Aires a fines de 2014 se crearon 21 Juzgados de Familia más, lo que significa que el requerimiento del fuero es muy grande, pero Pergamino quedó inexplicablemente relegado.
Ciudades como Junín, Tandil, Olavarría y Necochea, que contaban con un solo Juzgado de Familia con ingresos anuales de causas similares e incluso inferior al Juzgado de Familia de Pergamino, tienen creado y en algunos casos ya funcionando el segundo Juzgado.
En San Nicolás funcionan tres Juzgados de Familia y cada uno tiene 1.900 causas al año y en San Isidro funcionan seis Juzgados con 1.500 causas cada uno.

Trabajo mancomunado
De estos datos se deprende la necesidad de trabajar, de manera conjunta, en pos de la creación de un nuevo Juzgado de Familia para Pergamino, lo que redundará en beneficio de los justiciables.
Al respecto, el funcionario adelantó que “ se encuentran trabajando y comprometidos para lograr un segundo Juzgado tanto el presidente del Colegio de Magistrados local, Mario Daniel Gómez como el presidente del Colegio de Abogados de Pergamino, Damián Pimpinatti así como el propio Intendente Municipal Javier Martínez y los legisladores provinciales con que cuenta nuestra ciudad”.

Viaggio Espresso